Podcasts de historia

Richard (Dick) Billings

Richard (Dick) Billings

Rip Robertson ... fue devuelto a las operaciones de la CIA para Bahía de Cochinos al mando del barco de suministros Barbara J y conduciendo a los hombres rana exiliados a la playa. Más tarde, Robertson se afilió a las operaciones de JM WAVE y fue el oficial que interrogó a John Martino sobre su liberación (Florence Martino identificó a alguien que conocía solo como "Rip" que hacía numerosas visitas a su casa). Robertson murió en 1970, supuestamente a causa de las secuelas de la malaria contraída durante el servicio en Vietnam.

Además de Bayo, Pawley, Martino y Robertson, la expedición estuvo acompañada por Dick Billings, un redactor de LIFE obtenido a través de la conexión Pawley-Luce. Billings luego encabezaría el equipo LIFE en Dallas que compró la película de Zapruder sobre el asesinato de Kennedy, así como los derechos de la historia de Marina Oswald (ninguno de los cuales tuvo exposición pública bajo los auspicios de LIFE). Mucho más tarde. Billings fue contratado por Robert Blakey, el segundo jefe del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara, como director editorial del informe final de la HSCA.

Por esa época, a principios de 1967, tuvimos un golpe de suerte inesperado. Dick Billings, editor de la revista Life, llegó a la oficina. Era un hombre delgado con una mente rápida y un ingenio delicioso. Después de hablar un poco conmigo, me informó confidencialmente que la alta dirección de Vida había llegado a la conclusión de que el asesinato del presidente Kennedy había sido una conspiración y que mi investigación avanzaba en la dirección correcta. Ya que Vida estaba llevando a cabo su propia investigación. Billings sugirió que trabajemos juntos. La revista podría brindarme asistencia técnica y podríamos desarrollar un intercambio mutuo de información.

La oferta llegó en un buen momento. Quería aumentar mi cobertura de vigilancia de la casa de David Ferries, pero no tenía el personal de sobra, especialmente un fotógrafo experto. Habíamos logrado establecer una relación amistosa con la pareja que vivía directamente al otro lado de la calle de Perrie en Louisiana Avenue Parkway. Como él, vivían en el segundo piso de un dúplex y también tenían un porche con mosquitero en el frente. Le describí esta situación al editor de Life y, a los pocos días, llegó a la ciudad un fotógrafo de primer nivel. Lo instalamos de inmediato en su puesto de observación en el porche del segundo piso al otro lado de la calle.

El asistente del fiscal de distrito Andrew Sciambra habló con (Perry) Russo en Baton Rouge el 25 de febrero. De vuelta en Nueva Orleans al día siguiente, Sciambra dio el siguiente relato de lo que Russo le dijo:

Russo dijo que conocía a Ferrie desde 1962, cuando hicieron un trato para comercializar películas pornográficas. Ferrie, que a menudo se juntaba con cubanos de aspecto rudo, habló abiertamente de un asesinato durante el verano de 1963, pero no se nombró al presidente Kennedy como objetivo.

Luego, en el apartamento de Ferrie en septiembre, le presentaron a Russo a un compañero de cuarto. Describió a este compañero de cuarto como "un hombre de unos 20 años con el pelo rubio sucio y una barba desaliñada, un típico beatnik". En la reunión se discutió un asesinato y Kennedy sería la víctima.

Sciambra mostró una foto de Shaw a Russo, quien dijo que había visto al hombre, aunque no pudo identificarlo, en dos momentos diferentes: una vez en 1962 cuando Kennedy habló en la inauguración de una nueva guerra en Nueva Orleans, y una vez con Ferrie en una estación de servicio. No dijo que nunca había visto a Shaw en el apartamento de Ferrie. Cuando se le mostró una foto de Oswald, Russo dijo que se parecía un poco al compañero de cuarto de Ferrie, pero solo después de que se dibujara una barba en la fotografía, pudo confirmar la "identificación".

A principios de diciembre (diciembre de 1966), viaje a Nueva Orleans después del informe de [David] Chandler de que Garrison estaba trabajando en un asesinato - tenía un sospechoso - el archivo de Chandler hablaba de una redada en el apartamento de Ferrie, mencionaba que dos niños recogidos tenían solicitudes de visa firmadas por el abogado de Marcello Washington, Jack Wasserman (esto provino de una fuente fuera de la oficina de Garrison, quien también alegó que el caso fue cerrado por un soborno, un informe negado por la oficina del fiscal del distrito) ...

Se reunió con Garrison, quien describió "el caso Smith". Comenzó con la historia: Oswald en Nueva Orleans, el allanamiento de Ferrie, el arresto de Ferrie, la descripción de Ferrie, y sacó la foto B de I ... Ferrie fue arrestado como prófugo de la justicia en Texas ...

Garrison dice que cuando Oswald en Nueva Orleans en 1963 (abril a septiembre) fue visto dos o tres veces con Ferrie, en la oficina de W. Guy Banister, ex agente del FBI (SAC, Chicago), extremista de derecha, más tarde detective privado. en Nueva Orleans hasta que murió en junio de 1964 ... Al parecer, la información provino de Jack Martin, el hombre que había informado a la oficina del fiscal de que Ferrie había conocido a Oswald, le había enseñado a disparar un rifle y lo había llevado en avión a Dallas en septiembre-octubre, 1963 ... punto interesante sobre Banister-Martin: el informe policial muestra que la pistola de Banister azotó a Martin el día del asesinato, según se informa, por una secretaria en el cargo, en una discusión sobre JFK ... Los cargos retirados por Martin, que resulta ser un borracho indeseable y un testigo totalmente poco fiable ...

Garrison, un ex agente del FBI, dice que entregó el archivo en 1963 a la Oficina, pero nunca más supo de ellos. Él dice, "no puedes trabajar con la Oficina. No está interesado en una investigación real, opera con una visión retrospectiva de 20/20" ... Garrison dice después de que la Oficina despejó a Ferrie, "Lo dejamos ir, pero me ha molestado desde entonces. . " . Dice que volvió a interesarse al leer los libros de críticos, Esquire y Life ... "No hay forma de mirar esto en profundidad y no concluir que hubo un segundo asesino. Hay demasiadas coincidencias ..."

Garrison, entrevistado por televisión el domingo anterior por la noche, dijo, según se informó, que creía que Oswald no disparó los tiros que mataron al presidente. Dijo que lo sabía desde hace algún tiempo, y está seguro de que Oswald era simplemente un personaje secundario en la trama, claramente un señuelo o un chivo expiatorio, o ambos; y es la opinión de Garrison que Oswald probablemente pensó que al menos estaba engañado al pensar que se estaba infiltrando en algún tipo de grupo, pero que su papel, aunque tenía un papel, era menor. Ahora, la clave de esto, dice Garrison, es la declaración del alguacil adjunto Roger Craig de Dallas, quien juró que vio a Oswald salir del depósito de libros escolares de Texas en una camioneta de color claro, testimonio que la Comisión Warren no cree. , dicho sea de paso. Craig dijo que más tarde esa tarde, después de que Oswald fue arrestado, vio al sospechoso en la oficina del capitán de policía Fritz, y dice, testificó Craig, que Oswald dijo en ese momento: "Ahora todos sabrán quién soy". Garrison encuentra además interesante que la policía de Dallas no registró ni tomó un registro estenográfico de las declaraciones de Oswald durante las 12 horas posteriores a su arresto, lo que considera bastante sospechoso; y además, Garrison ha estudiado la ubicación del rifle Mannlicher-Carcano, donde fue encontrado en el edificio Book Depository. Estaba lejos de la ventana donde Oswald presuntamente hizo los disparos, y estaba debajo de un par de cajas. Es la opinión de Garrison, en la que coincide con muchos de los críticos, que Oswald no habría tenido tiempo de intentar esconder el rifle debajo de esas cajas a tal distancia de la ventana ...

Garrison dice que se encontró una carta en el apartamento que Gordon Novel dejó libre, un borrador de una carta, aparentemente una que luego fue mecanografiada por Novel, a un Sr. Weiss. Esta carta, si no es una planta, o si no es un truco de Novela, claramente vincula sus actividades pasadas con algún tipo de operación de inteligencia en Nueva Orleans.

Aquí es necesario repasar la relación de Garrison con Novel. Novela ambientada en Garrison durante una campaña electoral, y le dijo al fiscal de distrito que había molestado a uno de sus oponentes. Garrison dice que él, Novel, quería que supiera que mi teléfono tenía micrófonos, y quería contrarrestarlos. Parece ser, según Garrison, el modus operandi de Novel para trabajar en ambos lados, y durante esta investigación, esto sería en enero, a través de un amigo y partidario de Garrison de nombre Willard Robertson, Novel se puso en contacto con Garrison y le dijo que cinco agentes del FBI lo habían entrevistado durante los últimos tres o cuatro días, queriendo saber si él, Novel, había sido contratado por Garrison para hacer algún micrófono o contraatacar. A estas alturas era obvio para Garrison, dice ahora, que Novel está trabajando en ambos lados, y Garrison le pidió que especificara los nombres de los hombres del FBI, y Novel lo sorprendió al hacerlo. Novel estaba ansioso por contar una aventura de la que estaba al tanto en Houma, Luisiana, que involucró el ... un robo de armas y explosivos. Novel dijo que podía contarlo, pero no estaba involucrado; más tarde resulta que sí, aunque la intención de Novel era mantenerse al margen de esta operación. Durante un breve período, Novel fue una fuente confidencial, pero la forma en que le proporcionó a Garrison información, información falsa y luego la entregó a los medios de comunicación, llevó al fiscal de distrito a promover Novel primero a testigo material y luego a acusado, y Fue entonces cuando Novel se escapó de la ciudad. Aparentemente, justo después de escribir su carta al Sr. Weiss, y luego, en un momento posterior, fue entrevistado en Columbus, Ohio por un reportero llamado Endicott, la historia que fue recogida y desarrollada más y publicada en los Estados-Item. . Sabemos por el reportero de States-Item, Hoke May, que Novel le contó a Endicott una historia de su trabajo para la CIA; contó la historia a altas horas de la noche, estaba cansado, había estado bebiendo, y soltó esta historia y dijo, puedes imprimirla; y luego, al día siguiente, llamó a Endicott y le suplicó que no lo publicara, pero la historia salió a la luz de todos modos.

Es importante señalar aquí que, aunque parece ser bastante seguro que Novel tenía una conexión con la agencia de inteligencia, esto de ninguna manera lo vincula a él ni a la agencia con el asesinato, aunque el tono de la carta y las declaraciones en la carta y El aparente - obvio temor de Novel a Garrison parecería indicar al menos un alto grado de sospecha.

Ahora, Bill Martin, asistente del fiscal del distrito, ha recibido otra carta de Richard Nagell. Nagell es un hombre que afirma haber realizado un robo a un banco falso en San Antonio porque temía que su participación y su conocimiento del asesinato lo metieran en serios problemas, ya que había estado trabajando en este país como agente de la Unión Soviética. . Nagell se ha ofrecido a poner a Garrison en contacto con algunas cintas que registran la planificación del asesinato, y se ha ofrecido a contar su historia a la oficina de Garrison si se mantiene de forma confidencial. Martin ha ido a ver a Nagell dos veces en Springfield, haciéndose pasar por su abogado oficial. La última vez que visitó la institución, Nagell descubrió a Martin discutiendo el caso con un funcionario de la prisión y anunció en términos animados y enojados que no quería tener más relaciones con Martin o Garrison. Una carta posterior de Martin, que escribió después de consultar con un psiquiatra en Nueva Orleans, no fue recibida por Nagell, se negó a recibirla y, aunque Martin tenía el nombre del hombre que sostiene la cinta, se ha decidido. por Garrison para no perseguir eso hasta - dejar que Nagell, darle a Nagell la oportunidad de regresar y continuar con un plan anterior. El plan era que Nagell le enviara una carta a Martin que ... Martin se la daría al hombre que tiene las cintas, y esto aseguraría que la cinta de [sic] se entregara a la oficina de Garrison. Ahora, esta carta que Martin acaba de recibir está fechada el 19 de mayo, en la que Nagell dice que se está preparando para un recurso de hábeas corpus, y un memorando adjunto largo que tiene la intención de presentar ante el Tribunal de Distrito de los EE. UU. En Missouri o en Kansas si , Nagell, regresa a Leavenworth antes de que esté listo para presentar el memorando. Dice que enviará una copia a Martin o al juez Bagert, y en el memorando nombrará los nombres de las personas que la oficina de Garrison podría querer citar. Él dice: "La razón de mi acción contemplada proviene de la creencia de que mi participación, que, como posiblemente ya sepas, es más profunda de lo que admití ante ti o mi hermana, eventualmente se hará pública de todos modos; en este respeto, sólo espero que las autoridades brinden una protección adecuada a mis hijos ". Y al final de la carta, Nagell dice que se le ha informado que será devuelto a Leavenworth el 12 de junio o alrededor de esa fecha.

Garrison cree que Nagell no tiene la intención de presentar este memorando a un tribunal, donde se convertiría en un registro público. Siente que Nagell escribió la carta para despertar o volver a despertar el interés de Martin, y que cuando Martin vuelva a verlo en otro momento, procederá con el plan para poner a Garrison en contacto con las cintas y la información y las pruebas. que Garrison espera que sea documentación auténtica de que hubo una conspiración para asesinar al presidente. Todos, incluido Garrison, están preocupados por la posibilidad de que Nagell no sea más que un hombre paranoico con delirios locos. Pero ha obtenido una transcripción del juicio de Nagell, que hemos tomado prestada, y afirma que en este juicio, queda claro que Nagell no es un loco, y que no cometió ningún crimen horrendo, ciertamente no uno digno de una prisión de diez años. sentencia, y que esto le da razones para creer que el conocimiento de Nagell era conocido por el gobierno federal, y por esa razón, fue enviado a ... para que se lo mantuviera callado. Ciertamente, vale la pena seguir a Nagell, y Martin planea hacer un viaje a Springfield de inmediato.

Jueves 14 de marzo: Hoy llegó a Nueva Orleans Dick Billings, editor asociado de la revista Life, después de haber recibido una carta de Jim Garrison asegurándole inmunidad ante una citación judicial o cualquier otro enredo legal. Por la mañana, Garrison vino a mi oficina y me dijo que Billings llegaría esa tarde y que planeaba quedarse tres meses. Le pregunté qué se suponía que debía hacer si Billings entraba en mi oficina. ¿Tenía que cooperar con él, como lo habíamos hecho en el pasado, y mostrarle los archivos? Garrison dijo enfáticamente que no, y que ahora estaba convencido de que Life ahora estaba trabajando con el gobierno federal, y que él mismo ni siquiera iba a hablar con Billings. Dijo que preferiría que no viera a Billings socialmente fuera de la oficina, aunque agregó que no me estaba ordenando exactamente que no ...

A las 3:00 pm. Billings llegó a la oficina y se sentó en el vestíbulo, esperando a que lo invitaran a pasar. Finalmente, habló con Jim Alcock en la oficina de Alcock. Billings en ese momento advirtió que Life estaba indignado por las recientes declaraciones de Garrison sobre ellos frente a una gran proporción de los fiscales en el país, y que los abogados de Life estaban iniciando procedimientos por desacato contra Garrison como resultado. Alcock le informó de la nueva política de la oficina con respecto a Billings, y que les habían dicho que no le dieran más información.

Billings aún no había podido comunicarse con Garrison y, por lo tanto, volvió a la oficina. (Guarnición no está en el cargo, por supuesto.) Habló con Alcock y Louis Ivon en esta ocasión, y le informaron de la citación de la película de Zapruder, que de hecho se emitió hoy. Vi a Billings brevemente poco después de haberse reunido con Alcock e Ivon. Parecía deprimido por su incapacidad para avanzar; me dijo que dejaba Life el 1 de abril de 1968, con planes de ser un escritor independiente. Acordamos reunirnos esa noche para discutir más el asunto.

Conocí a Billings a las 7 pm. Y discutimos todo el tema del asesinato y la investigación de Garrison durante varias horas. Claramente, su posición es que quiere escribir un libro sobre el tema, y ​​ya se ha acercado a unas seis editoriales en Nueva York, sin recibir ningún estímulo. Siente que su problema es que no puede llegar a ninguna conclusión sobre el tema. No tengo muy claro qué quiere decir exactamente con esto, pero supongo que no cree que pueda hacer ninguna declaración positiva sobre la validez del caso de Garrison. (Más tarde, 1969: la posición de Billings es ahora más clara para mí. Su problema en ese momento era que estaba tratando de justificar, tanto para él como para sus empleadores, la posición que había tomado con respecto a la investigación de Garrison; es decir, él No había advertido a sus editores de la debilidad del caso Garrison, y la supervisión que fue, creo, la causa de que perdiera su trabajo en la revista. Billings se contuvo y se abstuvo de denunciar a Garrison por razones que probablemente son complejas. . Aunque esto es una especulación, mi conjetura sería que Billings hizo esto (a) porque pensó que había dudas genuinas sobre el problema del asesinato, y que Garrison podría eventualmente dar con la solución. (B) Billings evidentemente tenía una gran cantidad de información acerca de las conspiraciones de tipo exiliado cubano en Miami - me refiero a pruebas sólidas de que tales conspiraciones existían, y esperaba ver a Garrison vinculadas en estas conspiraciones con el resultado de Dealey Plaza. Tenía la mitad de la historia y esperaba que Garrison proporcionara la otra - vit al - la mitad. El comentario de Boxley - La vida perdió interés en nosotros cuando perdimos interés en los exiliados cubanos - tiene sentido en este contexto. (c) y esto probablemente no es lo menos importante: sin duda Billings apreciaba y admiraba a Garrison de muchas maneras, y probablemente pensó que constituiría una traición si informaba a sus editores de algunas de las realidades de la investigación de Garrison. Y al final de la velada, me había convencido de que estaba muy al tanto de la realidad, probablemente más que cualquier otro periodista que haya trabajado en el caso).

En general, creo que Billings y yo compartimos una posición similar sobre el Informe Warren. No cree que hubo una conspiración por parte del gobierno, la Comisión Warren o el FBI para ocultar la verdad, pero existe una probabilidad de que simplemente no descubrieron toda la verdad. En lo que respecta a la investigación de áreas sensibles, como la posible alianza de Oswald con cubanos anticastristas, siente que el FBI tendió a eludir el problema al no investigarlo muy a fondo, por temor a que pudiera molestar a su único asesino. preconcepciones. Para corroborar esto, basta señalar la ausencia de cualquier rastro de una investigación del FBI sobre el problema de 544 Camp St. Billings argumenta que algunos de los informes clasificados del FBI, si se desclasifican, probablemente revelarían alguna información interesante, y citó el CD 1085, el informe del FBI sobre los grupos de exiliados cubanos. Billings no cree que el FBI a sabiendas hubiera presentado informes que indicaran conspiración sin darlo a conocer, simplemente que estos informes podrían contener inadvertidamente tal información. Estoy de acuerdo con esta posición.

En cuanto a la investigación de Garrison, Billings fue más cauteloso, pero tengo la sensación de que cree que 1. Shaw es completamente inocente. 2. Garrison cree sinceramente todo lo que dice. 3. Garrison no está motivado por la ambición política, sino que sus motivos son mucho más complejos o, tal vez, mucho más simples. 4. Garrison, lamentablemente, tiene un enfoque demasiado de mariposa, y en lugar de concentrarse en algunas áreas importantes, como las conexiones cubanas de Oswald, salta desde las teorías de los desagües pluviales hasta los Minutemen, sin llegar a agotar ni una sola línea de investigación. Estoy de acuerdo con todas estas evaluaciones, incluida la primera, a la luz de lo que Billings me dijo más tarde esa noche.

Discutimos la posición de Life con cierto detenimiento. Dije que me parecía absurdo decir que la revista era una herramienta del gobierno en vista de su artículo de noviembre de 1966 ("A Matter of Reasonable Doubt") y también era injusto acusarlos de suprimir la película de Zapruder. . Lo han puesto a disposición para su visualización en los Archivos Nacionales (sin restricción, como es el caso de algunas de las otras películas en los Archivos, por ejemplo, la película Nix), han publicado artículos basados ​​en su contenido criticando a la Comisión y pidiendo una nueva investigación y, sobre todo, son una revista y no un canal de televisión o una empresa de cine. La única decisión que tomaron sobre la película, que no puede interpretarse fácilmente como un simple interés comercial, fue su negativa a permitir que CBS la mostrara en su "Especial" en el Informe Warren. Es casi seguro que una exhibición así hubiera mejorado, en lugar de disminuir, el valor de la película. Le pregunté a Billings sobre esto y dijo que era uno de esos cálculos bastante misteriosos hechos por los hombres de negocios en los escalones superiores, que, según él, no parecía tener sentido.

Luego dijo que Life ha estado regateando con el proyecto de hacer una película, utilizando Zapruder y otras imágenes que poseen, como DCA, Dorman, Hughes, etc. Sin embargo, el problema ha sido encontrar un productor para ello. Como dijo Billings, no se puede simplemente unir el metraje y luego filmarlo. Hay que analizarlo y sacar conclusiones, etc., y eso es precisamente lo que nadie en la revista quiere hacer, no porque alguien sepa que hubo una conspiración y está tratando de ocultarla, sino porque representaría una conspiración. enredo controvertido que preferirían evitar. Como dijo, si mostraras la película de Zapruder a 100.000 personas, 95.000 concluirían inmediatamente que Kennedy recibió un disparo de frente. Si hicieran una película de este tipo, la venderían a una estación de televisión.

Billings enfatizó que no tenía conexiones con el gobierno federal. Trabajó en estrecha colaboración con Garrison durante las primeras etapas de la investigación y esperaba sinceramente alguna prueba sólida de conspiración, que la revista habría publicado si hubiera existido. Como dijo, esto habría sido una vergüenza considerable para el FBI y el gobierno, y observó que la actual brecha entre Garrison y Life debe ser una fuente de placer para el FBI. Billings dijo que tenía sospechas sobre la investigación abortada del New York Times y, en particular, sobre su peculiar actitud hacia Garrison. Él siente que muchos de los medios de comunicación habían adoptado una actitud negativa hacia Garrison antes de tener la oportunidad de llegar a una conclusión válida sobre su evidencia. Recuerdo que esa también fue mi impresión. Le conté a Billings lo que sabía sobre la historia del New York Times. En noviembre de 1966, antes de trabajar para Garrison y, creo, casi antes de que comenzara la investigación de Garrison, estaba en Dallas con Penn Jones. Para ser precisos, esto fue el 22 de noviembre de 1966, en el lugar del asesinato. En ese momento conocí a Martin Waldron del NY Times, y él tenía un cuestionario de cuatro o cinco páginas de problemas sobre el asesinato que estaba investigando, como parte de la investigación del NY Times. La mayoría de estas preguntas eran sobre Nueva Orleans, y específicamente sobre David Ferrie. No vi la lista, pero se la mostró a Penn Jones. Por lo tanto, debe enfatizarse, el NY Times estaba investigando a Ferrie independientemente de Garrison, y posiblemente antes que Garrison ...

Billings dice que vio por primera vez a Garrison el 14 de diciembre de 1966, (una fecha que sigue apareciendo). David Chandler lo alertó sobre el hecho de que Garrison estaba tramando algo, quien a su vez había sido alertado por mí ... Billings siente que Garrison estaba en posesión de información importante y convincente que implicaba a Ferrie al principio de la investigación, información que nunca ha puesto a disposición de nadie. Billings siente esto porque Garrison fue tan positivo, tan seguro, tan convincente sobre Ferrie. No creo que esto sea cierto ni por un minuto. Garrison tiene una forma de estar muy seguro y muy convincente sobre las cosas con muy poca evidencia ...

Billings aún considera que la protagonista de Sylvia Odio es una de las más importantes en el caso, y recientemente se enteró del rumor de que ahora vive en Chicago con su esposo. Concluyó que ella no lo es. Ha hablado con Annie Odio, quien prometió reenviar una carta de Billings a Odio, pero ella no le dará su dirección. De hecho, nadie ha logrado entrevistar a Odio ni mostrarle fotografías de posibles sospechosos. Billings quiere hablar con el padre de Odio, que aún puede estar en la cárcel, para averiguar si todavía tiene la carta que ella le escribió antes del asesinato (?) Refiriéndose a la supuesta visita de "Leon Oswald". Billings cree que Castro podría cooperar en este proyecto e incluso podría proporcionarle información valiosa. Supongo que está jugando con la idea de hablar con Castro sobre esto.

Entonces, Billings y yo comenzamos a discutir el caso de Clay Shaw. Me dijo que pensaba que era una tontería, después de que me rompí el hielo sobre el tema diciéndole que, para mí, la crítica más seria del caso que había visto era el artículo de Phelan. Le dije que era difícil encontrar una solución a los problemas creados por ese artículo. Dije que la última posición de Sciambra era decir que omitió la reunión de conspiración del memorando porque se lo contó verbalmente a Garrison cuando regresó de Baton Rouge. Garrison estaba cenando en un restaurante y Sciambra se lo dijo allí. Entonces Billings me sorprendió al decirme que estaba presente en esa reunión entre Garrison y Sciambra. Creo que Billings dijo que fue en Broussards. Billings relató que Sciambra se les unió más tarde esa noche. Llegó emocionado y les dijo que acababa de entrevistar a Perry Russo en Baton Rouge. Estaba emocionado porque Russo había dicho que había visto a Shaw y Ferrie juntos en una ocasión, en un automóvil en la gasolinera de Ferrie, y afirmó que había visto a Shaw en otra ocasión, en el muelle de Nashville Street con motivo del Presidente. La visita de Kennedy.

Así, la descripción de Billings de lo que Sciambra le dijo a Garrison la noche del 25 de febrero de 1967 es consistente con el controvertido memorando que atacó Phelan. No se hizo mención de una tercera reunión en la que supuestamente se discutió el asesinato, no se mencionó a Lee Harvey Oswald ni a Clay Bertrand.

Cuando Billings terminó de decirme esto, comencé a decir: "Bueno, eso significa que Sciambra ..." cuando me interrumpió: "Sciambra es un mentiroso", dijo. Añadió que consideraba que Sciambra era la persona más peligrosa de la oficina, porque era, entre otras cosas, estúpido. Me veo obligado a estar de acuerdo. Ahora parece que no hay alternativa a la clara conclusión de que Clay Shaw es completamente inocente. Ahora está claro que las sesiones de pentotal sódico e hipnotismo que intervinieron entre la reunión en Baton Rouge y el testimonio de Russo en la audiencia preliminar no se utilizaron para "objetivar" el testimonio de Russo, como afirma Garrison, sino para obtenerlo ...

Billings señaló un conflicto adicional. Cuando Russo dijo por primera vez que vio a Shaw y Ferrie juntos en la gasolinera, dijo que fue antes del asesinato. Cuando Billings más tarde entrevistó a Russo, cambió esto a después del asesinato, que estaba más en armonía con los hechos, porque Ferrie no llegó a la estación de servicio (de Carlos Marcello) hasta el 64 o 65. Billings también dijo que estaba cenando con Garrison, Sciambra y Russo la noche del 26 de febrero, creo, y en un momento surgió el nombre de Bertrand. El nombre no significaba nada para Russo porque dijo: "Bertrand, ¿quién es ese?" O algo por el estilo.

Por lo tanto, Billings no me deja otra alternativa que concluir que no había base para el arresto de Shaw. Observo los siguientes tres puntos: 1. En el momento del arresto de Shaw, solo había un testigo en su contra: Perry Russo. El testimonio de Russo no es creíble cuando se considera a la luz de las críticas de Phelan y Billing. Dean Andrews, la única persona que afirmó saber quién era Bertrand, dice que Shaw no es Bertrand, y que no hay razón para suponer que Andrews está "protegiendo" a Shaw más que haciendo una suposición ad hoc a tal efecto. (Me doy cuenta de que las personas que quieren creer que Shaw es culpable hacen esta suposición).

Requeriría la sorprendente revelación de los hallazgos de un comité de inteligencia del Senado en 1976 para evitar que la investigación de Garrison termine efectivamente con cualquier esperanza de que el gobierno federal revisara por segunda vez el trabajo de la Comisión Warren. En resumen, el caso de Garrison fue un fraude ...

En cuanto al aspecto del crimen organizado de las asociaciones de Oswald en Nueva Orleans, donde el F.B.I y la Comisión Warren lo habían pasado por alto, el Fiscal de Distrito lo había evitado cuidadosamente por razones que creíamos que se habían hecho evidentes ...

Garrison fue juzgado pero absuelto en 1971 de los cargos federales de recibir pagos de los operadores de pinball del inframundo, a pesar de la evidencia que incluía grabaciones incriminatorias de Garrison y la incautación de $ 1,000 en dinero marcado de la casa de Garrison.

De conformidad con el acuerdo con el Comité Selecto de Asesinatos, la Agencia Central de Inteligencia y la Oficina Federal de Investigaciones revisaron este libro en forma de manuscrito para determinar que la información clasificada que contenía se había entregado correctamente para su publicación y que no se identificó a ningún informante. Ni el C.I.A. ni el F.B.I, garantiza el material fáctico o respalda las opiniones expresadas.

Como codirector en Washington de la Oficina de Información de Asesinatos, que se creó a principios de la década de 1970 para construir un movimiento para un nuevo J.F.K. En la investigación, observé a Blakey desde una distancia corta y, a veces, de cerca durante un período de aproximadamente un año y medio mientras preparaba y presentaba su teoría del asesinato para la revisión y aprobación del comité. Al principio apoyé su teoría de la mafia por razones básicamente estratégicas. Era al menos una teoría de la conspiración que no era de derecha, podía obtener un consenso oficial y, por lo tanto, parecía lo suficientemente fuerte como para que el Departamento de Justicia reabriera y activara el caso adecuadamente. Blakey creía que las nuevas pistas del comité apuntaban a la mafia. Muchos de los que estábamos viendo pensamos que estaba equivocado y que las pistas atravesarían la tapadera de la mafia y se remontarían directamente a varios departamentos de inteligencia oficial de EE. UU. Esa fue la apuesta y el trato: que el gobierno comience a tirar del hilo de la mafia, pensamos, y veremos qué más trae consigo.

Luego vino la era Reagan y la congelación total de la simpatía del gobierno hacia cualquier proyecto en el menor recuerdo de los Kennedy. Blakey no tomó la ofensiva cuando el F.B.I cerró con rudeza la puerta del Departamento de Justicia en su cara, básicamente diciéndole a él y al comité: "No lo compramos, así que no tiene suerte".

¿Por qué Blakey decidió no luchar más duro y más públicamente al respecto? ¿Por qué pareció retirarse de la refriega?

Pero entonces: ¿Por qué intentó crucificar a Garrison? ¿Por qué no le dio crédito a Garrison por la contribución que Garrison ha hecho al desarrollo de este caso, aunque trabajando con una fracción de los recursos de Blakey y bajo la intensa presión de una oposición encubierta activa?

¿Por qué Blakey ignoró la evidencia presentada por sus propios investigadores de que la comunidad de exiliados cubanos estaba igualmente bien posicionada para matar a un presidente como lo estaba la mafia? Why did he ignore the fact that this Cuban exile community was the creature of the C.I.A.'s operations directorate?


Richard ‘Dick’ Model

Dick Model

Richard “Dick” Model, 94, passed away Friday, June 10, 2016, following a brief admission at the RiverStone Health Hospice Home in Billings.

Dick was born and raised in Milwaukee, the son of Frank and Bertha Model. He graduated from Pulaski High School in 1940. He enlisted in the U.S. Army on Oct. 1, 1942, and served in the U.S. Army’s 19th Engineer Combat Regiment in North Africa, Sicily and Italy, until the end of WWII, attaining the rank of S.Sgt.

He attended The University of Wisconsin (Madison), graduating in 1949 with a bachelor’s degree in geology. After graduating from college, he worked for 20 years as a field geologist in oil exploration for the Cities Services Oil Company and the Northern Pacific Railroad. As the oil business consolidated, Dick then became an independent oil well consultant for the next 20 years, in order to remain in Billings. He retired in 1989 in Billings to devote his days to community volunteer service and enjoy outdoor activities.

He met his loving wife of 66 years, Agnes Walkowski, after moving to Billings in 1949. They were married on June 19,1950.

Dick said that life in the Big Sky Country has been “just great.” He enjoyed many years of hunting, fishing and working in the West. He also enjoyed volunteering at the Chamber of Commerce and Alberta Bair Theater, traveling, reading, birdwatching, gardening and, of course, working the daily crossword puzzle. Dick was a member of St. Pius X Church, the American Association of Petroleum Geologists, and a past member and president of the Montana Geological Society.

He is preceded in death by his parents brother, Bernard and his sister, Elizabeth.

He leaves his wife, Agnes Model his sons, Michael (Diane), Mark (Lesley), Brian (Jeanine) his daughters, Colleen Model, Jan (Phil) Robins four grandchildren, Scott (Ashley), Tim (Alex), Stephanie (Duncan) and David (Megan) four great-grandchildren Mikayla, Johnny, Marilyn and Maggie and many close friends.


Decenio de 1980

We get into gaming with Virgin Games (later to become Virgin Interactive), releasing video games for classic systems such as the Amiga, the ZX Spectrum, the Amstrad CPC and the C64.

Virgin takes to the air for the first time, launching Virgin Atlantic.

Virgin Holidays arrives. Not content with just getting people there in style, we want to keep them there in style. For around two weeks or so, anyway.

Mates Condoms launches. A non-profit low-cost condoms company, it was aimed at young people to help combat the AIDS crisis.

Miami anyone? Virgin Atlantic buys another Boeing 747 to launches its second route from London Gatwick to Miami.

The Virgin Airship and Balloon Company (later to become Virgin Balloon Flights) takes off.


Richard Grimm Obituary

Here is Richard Grimm’s obituary. Please accept Echovita’s sincere condolences.

It is with great sadness that we announce the death of Richard Grimm of Billings, Montana, born in Saint John, North Dakota, who passed away on December 1, 2020, at the age of 86, leaving to mourn family and friends. Family and friends are welcome to send flowers or leave their condolences on this memorial page and share them with the family.

He was predeceased by : his parents, John Freeman and Marie Helene Grimm (Aasletten) his sisters, Betty Harter (Chuck), Darlene Hermanson (Don) and Bonnie Williamson (Dan) and his nephew Steven Peck.

He is survived by : his spouse Ardell Willard his children, Richard Jr., Shane, Patrick (Becky), Randal and Angela "Angie" (Ryan) his grandchildren, Shae (Merlinda), Hana (Jon), Jamie (Jenny), Devin, Mieken, Kylinn, Sharden, Richard "Lee" III, Trevor, Rain, Bridie and Ben his great grandchildren, Margo, Cameron and Avalon his sisters, Sharon Hahn (John) of Billings, Ruby Jean Kiedrowski (Tex) of Billings and Toni Peck (Ron) of Bottineau, ND and his brothers-in-law, Don Hermanson and Dan Williamson.

Funeral arrangement under the care of
Heights Family Funeral Home & Crematory


Richard B. Merrill

Merrill was born in New York City, the son of Dr. Frederick Hamilton Merrill and Joan Williams Merrill. He was the adoptive grandson of Richard Billings (son of Frederick H. Billings), and the grandson of Norman Williams of the family that donated the library in Woodstock, Vermont.

He was married in 1996 to Sengchanh (Seng) Phomphanh. They made their home in Woodside, California.

Merrill earned a master's degree in electrical engineering from Dartmouth College, and worked for National Semiconductor from 1980.

He was a founder of Foveon in 1997, and worked there until his death from cancer in 2008. He invented the "vertical color filter" [2] [3] technology of the Foveon X3 sensor that is at the heart of the novel digital cameras sold by Sigma Corporation (the SD9, SD10, SD14, DP1, DP2 and DP3).

Merrill's vertical color filter invention was originally based on a triple-well CMOS DRAM process. [4] He later refined the idea using multiple epitaxially grown silicon layers for each of the vertically stacked color-detecting photodiodes. [5]

Merrill shared the Royal Photographic Society's Progress Medal in 2005 with Dick Lyon and Carver Mead for the development of the Foveon X3 technology. [6] Shortly before his death in 2008, he received the Kosar Memorial Award, "for significant contributions to an unconventional photographic system," from the Society for Imaging Science and Technology. [7]

According to Carver Mead, Merrill was "the most creative engineer I have ever met." [8] Merrill explained his inventive process this way, "There's a lot you can get in this world just by looking for symmetry, looking for patterns" and "Look for a technological trend in one area and apply it to another." [8]

On February 8, 2012, Merrill was honored by business partner Sigma Corporation by renaming Sigma's flagship DSLR SD1 to SD1 Merrill. Sigma SD1 utilizes the latest Foveon image sensor.


Richard Gall

Dick Gall Dick Gall Dick Gall

Richard “Dick” Livingston Gall died Sept. 10, 2018, in Billings, at 84 years of age.

Born in Mexico, Missouri, on Aug. 9, 1934, he was the second of two children of George and Hattie Gall.

Dick grew up in rural Missouri, excelling in sports and loving the outdoors. He graduated from Mexico High School in 1952 and from the University of Missouri in 1956 in Business and Public Administration. Dick belonged to the Phi Kappa Psi fraternity.

He served in the United States Air Force as a 2nd Lieutenant, stationed primarily in Newfoundland, Canada. He was honorably discharged in 1959.

Dick married his high school sweetheart and the love of his life, Sarah “Sally” Carter on June 9, 1956. Together, they raised three sons: Stephen, Daniel and Andrew. He worked in industrial sales for Kaiser Refractories for over 30 years. When Sally passed in 1983, Dick didn’t remarry instead, he devoted himself to his church food pantry in Overland Park, Kansas, and to Habitat for Humanity.

When his health necessitated a change in avocation, he took up walking. After moving to Billings in 2007, he became a regular at Rimrock Mall, typically walking 10 miles per day and 2,000 miles annually.

Dick was a gentle soul and always offered a cheerful greeting to anyone who passed his way.

He is survived by his sister, Georgie Gall Cowan, Florida three sons, Stephen, Colorado, Daniel (Karen), Montana, Andrew (Laura), Colorado four grandchildren, Sam, Mira Gall Thompson, Carter and Hayden and numerous nieces and nephews.

A Celebration of Dick’s life will be at 11 a.m. Monday, Sept. 24, at First Presbyterian Church, 2420 13th St. W. in Billings. Interment will follow in Mexico, Missouri at a later date.

In lieu of flowers, memorials may be made to Habitat for Humanity or First Presbyterian Church in Billings.


FBI Seeks Information on Disappearance, 15 Years Ago Today, of Danielle Imbo and Richard Petrone, Jr.

The FBI, Philadelphia Police Department, New Jersey State Police, Mount Laurel Police Department, and Burlington County Prosecutor’s Office are seeking the public’s assistance as we continue to investigate the disappearance, 15 years ago today, of Danielle (Ottobre) Imbo and Richard Petrone, Jr.

Imbo and Petrone were last seen in the late evening hours of Saturday, February 19, 2005, leaving a bar on Philadelphia’s South Street for Petrone’s black 2001 Dodge Dakota pickup truck. An extensive investigation to date has generated some promising leads however, neither they nor the vehicle have ever been located.

This investigation into Danielle and Rich’s disappearance remains open and active, and there is still a $50,000 reward for information on the couple’s whereabouts or for information leading to the arrest of those responsible for their disappearance. The reward is being administered by the Philadelphia Citizens Crime Commission.

Anyone with information that may assist investigators is urged to call the Citizens Crime Commission tip line at 215-546-TIPS (215-546-8477). Tipsters can remain anonymous.


Medication errors: the importance of an accurate drug history

1. Medication histories are important in preventing prescription errors and consequent risks to patients. Apart from preventing prescription errors, accurate medication histories are also useful in detecting drug-related pathology or changes in clinical signs that may be the result of drug therapy. A good medication history should encompass all currently and recently prescribed drugs, previous adverse drug reactions including hypersensitivity reactions, any over-the counter medications, including herbal or alternative medicines, and adherence to therapy. 2. Medication history errors, such as omitting drugs erroneously, are common and often have the potential to harm the patient. Hypersensitivity reactions are often poorly documented or not explored in detail, which may lead to unnecessary avoidance of a drug. Accurate documentation of concomitant herbal or alternative therapies is rare, despite the importance they may have in causing adverse effects or drug-drug interactions. Polypharmacy, specific drugs, and clinical specialty can affect the risk of medication history errors. 3. There are various strategies to reduce medication history errors. Pharmacists are better at taking an accurate medication history than many physicians or nurses. In the context of acute hospital admissions they reduce error, the risks of adverse drug reactions, and prescription costs. Electronic prescribing may reduce transcription errors, but it can facilitate other errors and still depends on an accurate medication history. 4. Education of prescribers, both in clinical pharmacology and in taking accurate medication histories is vitally important in reducing errors.


By Joe Wilensky |

Richard “Dick” Polenberg, the Marie Underhill Noll Professor of History Emeritus, died Nov. 26 in Ithaca. He was 83.

Polenberg, a foremost scholar of American history, taught at Cornell from 1966 through his retirement in 2012. He served as department chair from 1977-80, taught memorable large lecture courses (including his popular class on modern U.S. history, which reliably filled Bailey Hall), and trained and mentored countless graduate students over the decades.

“Almost from the day I arrived at Cornell in 1972, Dick served as my model for the perfect blend of teacher and scholar,” said R. Laurence Moore, the Howard A. Newman Professor of American Studies and History Emeritus and a close friend of Polenberg. “Thousands of Cornell students took his courses, and many others read his books. But what I will remember most about Dick are personal traits – his gentleness, his integrity, his unending compassion for anyone who needed his help.”

Richard “Dick” Polenberg, the Marie Underhill Noll Professor of History Emeritus, shown here in a 1991 portrait.

“Dick Polenberg was one of the greatest among a remarkable group of historians of his generation,” said Barry Strauss, the Bryce and Edith M. Bowmar Professor in Humanistic Studies in the College of Arts and Sciences. “He was a wonderful teacher, scholar and colleague. He was a wise and humane mentor, as insightful as he was generous. Those of us who knew him will always count ourselves as fortunate.”

Polenberg, who received his B.A. from Brooklyn College in 1959 and his master’s (1959) and Ph.D. (1964) from Columbia University, first came to campus as a graduate student to conduct research and began teaching at Cornell as an assistant professor in 1966. He became a full professor in 1970, was named the Goldwin Smith Professor of American History in 1986 and the Marie Underhill Noll Professor of History in 2007.

Polenberg’s scholarly career covered a range of topics, including President Franklin D. Roosevelt’s New Deal policies, the social history of the United States in the modern era, and constitutional and legal history. He authored several books, including “One Nation Divisible: Class, Race and Ethnicity in the U.S. Since 1938,” “Fighting Faiths: The Abrams Case, the Supreme Court and Free Speech” (which received the American Bar Association‘s Silver Gavel Award) and edited an edition of the records of the 1954 hearing assessing the loyalty of theoretical physicist J. Robert Oppenheimer.

Polenberg was “a legendary master storyteller,” said Margaret Washington, the Marie Underhill Noll Professor of American History. “I knew him as a colleague and as a friend of intuitive sagacity, gentle demeanor and firm social justice convictions … devoted to historically conveying the human condition.

“I valued Dick’s integrity, directness, judgment and amazing knowledge, as long as we avoided baseball – he adored the Mets and I bleed Dodger blue,” Washington said, adding that he “will be best remembered and loved for passing on his attained wisdom to others.”

In addition to his memorable 20th century American history lectures in front of large Bailey Hall classes, he also excelled in teaching more intimate small seminars – sometimes in the living room of his Collegetown home. In more recent years, he had also included teaching classes on American roots music and the blues, another of his lifelong interests.

Polenberg was “known and treasured by his students and colleagues for his wonderful conversation and humor, his extraordinary high standards of scholarship, and his sheer example as a person who loved Cornell and continually translated that commitment into the highest of personal and scholarly qualities,” said Walter LaFeber, professor of history emeritus.

Polenberg was a recipient of the Clark Distinguished Teaching Award and was named a Stephen H. Weiss Presidential Fellow, among other accolades. In 1988-89 he served as a Fulbright Visiting Professor at the Hebrew University of Jerusalem.

Polenberg was honored by one former student with the establishment of the history department’s Elizabeth L. Grover ’75 Chair’s Discretionary fund in Honor of Professor Richard Polenberg (also known as the Polenberg Fund for Undergraduate Education), which brings outside speakers to undergraduate history classes, and funds field trips and movie screenings.

Following his retirement, Polenberg taught for several years at the Auburn Correctional Facility as part of the Cornell Prison Education Program. He also published “Hear My Sad Story: The True Tales That Inspired ‘Stagolee,’ ‘John Henry’ and Other Traditional American Folk Songs” (Cornell University Press, 2016).

Richard Polenberg chats with students after his last lecture.

In 2011, Polenberg delivered a “last lecture” as part of the Mortar Board Senior Honor Society‘s Last Lecture series and reflected on his career. During that talk, Polenberg recalled that when he came to Cornell, “it never occurred to me I would spend the rest of my life here and would end up teaching more than 25,000 students. But it was the best thing that could have happened to me. I‘ve always believed the job I have here is the finest job any historian could ever have.”

Polenberg is survived by his wife of 33 years, Joni Spielholtz five children and seven grandchildren.


Categories:

The following, adapted from the Chicago Manual of Style, 15th edition, is the preferred citation for this entry.

James R. Ward, &ldquoDowling, Richard William,&rdquo Manual de Texas en línea, accessed June 29, 2021, https://www.tshaonline.org/handbook/entries/dowling-richard-william.

Publicado por la Asociación Histórica del Estado de Texas.

All copyrighted materials included within the Manual de Texas en línea are in accordance with Title 17 U.S.C. Section 107 related to Copyright and &ldquoFair Use&rdquo for Non-Profit educational institutions, which permits the Texas State Historical Association (TSHA), to utilize copyrighted materials to further scholarship, education, and inform the public. The TSHA makes every effort to conform to the principles of fair use and to comply with copyright law.

If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond fair use, you must obtain permission from the copyright owner.


Ver el vídeo: And your name is Dick?Young Justice (Enero 2022).