Podcasts de historia

¿Cuánto sabíamos sobre la herencia antes de Mendel?

¿Cuánto sabíamos sobre la herencia antes de Mendel?

Como es de conocimiento común, el fundador (más o menos) de la genética moderna fue Gregor Mendel, quien fue el primero en establecer las leyes de la herencia mendeliana. En particular, descubrió la existencia de rasgos dominantes y recesivos en las plantas de guisantes, y la re-El descubrimiento de su descubrimiento puso en movimiento el campo moderno.

Mi pregunta es la siguiente: ¿cuánto se sabía sobre la herencia humana antes de que se descubriera la herencia mendeliana? Imagino que los seres humanos siempre habrían notado que los niños terminan pareciéndose a sus padres. Pero, ¿hubieran sabido el meollo de la cuestión, por ejemplo, que era más probable que el cabello negro se transmitiera a los niños (a la Game of Thrones), o que dos personas con mentón hendido todavía pueden tener un niño sin hendiduras? ¿Alguno de los antiguos o científicos posteriores abordó el tema de una manera significativa?


Por supuesto, no se sabía nada específicamente sobre genes, ni nada más pequeño de lo que la gente podía ver (excepto algunas teorías filosóficas… anatomistas, etc.).

Pero la humanidad hizo un uso consciente de la herencia, especialmente en el mejoramiento selectivo de plantas y la cría de animales. Tenga en cuenta que la mayoría de los granos (trigo, arroz ... pero originalmente no mucho más que la hierba) eran difícilmente digeribles antes de que fueran criados para serlo. Muchas frutas, como todas las diferentes rosáceas (manzanas, peras…) no eran muy sabrosas, nutritivas, grandes o resistentes antes de que la humanidad viese potencial en ellas; en el último caso, incluso estamos hablando del tiempo posterior a la última edad de hielo, muy recientemente (pero hay teorías de que los neandertales tenían algunas formas tempranas de agricultura).

Sin embargo, la herencia en animales y humanos se conoce intuitivamente desde "para siempre". El hecho de que el apareamiento con individuos sanos tenga más probabilidades de producir descendencia sana está en el centro mismo de la evolución, y el conocimiento sobre las enfermedades genéticas, o al menos el concepto de las mismas, sigue de inmediato. Un buen indicador de esto es la importancia que las sociedades premodernas atribuían al concepto de "sangre". La sangre era solo su forma de decir genética. Sabían que los rasgos eran heredados por la descendencia, simplemente no conocían la mecánica. Además, no sabían exactamente qué rasgos se heredaban y cuáles no, pero tampoco Mendel lo sabía. Sin embargo, los agricultores y los pastores tenían buenos ojos para eso.

Soy consciente de que no estoy citando ninguna fuente y no digo que no las haya, pero a veces es difícil decir cuánto sabe la gente alguna vez, especialmente en tiempos en los que el único medio de herencia del conocimiento era a través de la tradición oral. Se podría especular que, en ciertas áreas de la botánica, es posible que incluso hayan sabido cosas que no sabemos, especialmente sobre las propiedades curativas de las plantas y demás.


Pregunta:
Mi pregunta es esta: ¿Cuánto se sabía sobre la herencia humana antes de que se descubriera la herencia mendeliana? Imagino que los seres humanos siempre habrían notado que los niños terminan pareciéndose a sus padres.

La herencia era un término muy conocido en la comunidad científica cuando Mendel publicó su trabajo, pero no se entendió. Darwin presentó un modelo hipotético de herencia en El origen de las especies, su Teoría de la pangénesis lo usó para explicar la evolución pero no lo demostró. Propuso una hipótesis porque su teoría de la evolución requería tal modelo de tierra que su registro fósil sugirió. Mendel fue el primero en utilizar el método científico y modelarlo, aunque nadie se dio cuenta de esto en ese momento.

Cuando Gregor Mendel publicó su trabajo "Experimentos sobre hibridación de plantas"en 1866, siete años después Charles Darwin publicado "Origen de las especies"que predijo y dependió de la herencia de rasgos en los animales.

Darwin planteó la hipótesis de la existencia de un mecanismo de herencia. Darwin apoyó su teoría / conclusiones en un catálogo exhaustivo de registros esqueléticos y fósiles; pero no tenía experimentos en vivo o un buen modelo biológico para lo que llamó gemmules.

Pangénesis
La pangénesis fue el mecanismo hipotético de Charles Darwin para herencia, en el que propuso que cada parte del cuerpo emitía continuamente su propio tipo de pequeñas partículas orgánicas llamadas gemmules que se agrega en las gónadas, aportando información heredable a los gametos.

En ese momento, nadie reconoció que el estudio de Mendel sobre la hibridación de plantas podría aplicarse para respaldar el trabajo de Darwin sobre la herencia de rasgos en animales. El trabajo de Mendel fue ignorado en gran medida durante los siguientes 30 años después de la publicación de Mendel. Charles Darwin, quien fue llamado a defender su Teoría de la evolución casi de inmediato desconocía por completo el trabajo de apoyo de Mendel.

Gregor Mendel: Recepción inicial de la obra de Mendel
En particular, Charles Darwin no estaba al tanto del artículo de Mendel, y se prevé que si lo hubiera sabido, la genética tal como existe ahora podría haberse afianzado mucho antes. La biografía científica de Mendel proporciona así un ejemplo del fracaso de los innovadores oscuros y muy originales para recibir la atención que merecen.

El artículo de Mendel llegó a dos conclusiones:

  • La ley del surtido independiente establece que los bloques de construcción (alelos) para rasgos separados se heredan independientemente de otros rasgos.

  • La ley de la segregación establece que la descendencia de dos padres heterocigotos (Yy) heredan un rasgo dado en un patrón apoyado por la expresión dominante-recesiva 1: 2: 1. donde 1 parte expresa homocigoto dominante (YY), 2 partes expresa heterocigoto (Yy) y la última parte es homocigoto recesivo (yy).

    Y y <- Padre # 1 | ------------- Y | YY Yy y | Yy yy ^ | Padre # 2

Dos leyes genéticas que, aunque se descubrieron observando plantas, también pertenecen a los animales. Gregor Mendel es conocido como el padre de la genética moderna por su trabajo.

El trabajo de Darwin en El origen de las especies se basaba en la herencia de rasgos a través de generaciones, pero carecía de un modelo biológico para esa herencia proporcionada por Mendel. Así, el modelo de herencia de las plantas de Mendel apoya y complementa el trabajo de Darwin. Como se hizo Thomas Morgan que expandió los estudios genéticos de Mendel pero en animales (Drosophila melanogaster) moscas de la fruta. También James Watson y Francis Crickque descubrió el ADN en la década de 1950. El mecanismo físico que planteó Darwin y que Mendel estudió por primera vez casi 100 años antes.

Fuentes:

  • Gregor Mendel
  • Herencia mendeliana
  • Origen de las especies

Básicamente, la gente pensaba que todos los rasgos de tu mamá y tu papá se mezclarían en un mezclador genético (para decirlo simplemente). Por ejemplo, si una ardilla negra y una ardilla blanca tuvieran una ardilla bebé, esa bebé sería una ardilla gris.


Ellos pensaron que los rasgos como pintura se mezclaría como alguien que mezcla 2 pinturas en un cubo nuevo


En los seres humanos, el color de los ojos es un ejemplo de una característica heredada: un individuo puede heredar el "rasgo de ojos marrones" de uno de los padres. [1] Los rasgos heredados están controlados por genes y el conjunto completo de genes dentro del genoma de un organismo se denomina genotipo. [2]

El conjunto completo de rasgos observables de la estructura y el comportamiento de un organismo se denomina fenotipo. Estos rasgos surgen de la interacción de su genotipo con el medio ambiente. [3] Como resultado, muchos aspectos del fenotipo de un organismo no se heredan. Por ejemplo, la piel bronceada proviene de la interacción entre el genotipo de una persona y la luz solar [4], por lo tanto, los bronceados no se transmiten a los hijos de las personas. Sin embargo, algunas personas se broncean más fácilmente que otras, debido a diferencias en su genotipo: [5] un ejemplo llamativo son las personas con el rasgo heredado del albinismo, que no se broncean en absoluto y son muy sensibles a las quemaduras solares. [6]

Se sabe que los rasgos hereditarios se transmiten de una generación a la siguiente a través del ADN, una molécula que codifica la información genética. [2] El ADN es un polímero largo que incorpora cuatro tipos de bases, que son intercambiables. La secuencia de ácido nucleico (la secuencia de bases a lo largo de una molécula de ADN en particular) especifica la información genética: esto es comparable a una secuencia de letras que deletrea un pasaje de texto. [7] Antes de que una célula se divida a través de la mitosis, se copia el ADN, de modo que cada una de las dos células resultantes heredará la secuencia de ADN. Una porción de una molécula de ADN que especifica una sola unidad funcional se denomina gen. Los diferentes genes tienen diferentes secuencias de bases. Dentro de las células, las largas hebras de ADN forman estructuras condensadas llamadas cromosomas. Los organismos heredan material genético de sus padres en forma de cromosomas homólogos, que contienen una combinación única de secuencias de ADN que codifican genes. La ubicación específica de una secuencia de ADN dentro de un cromosoma se conoce como locus. Si la secuencia de ADN en un locus particular varía entre individuos, las diferentes formas de esta secuencia se denominan alelos. Las secuencias de ADN pueden cambiar a través de mutaciones, produciendo nuevos alelos. Si ocurre una mutación dentro de un gen, el nuevo alelo puede afectar el rasgo que controla el gen, alterando el fenotipo del organismo. [8]

Sin embargo, aunque esta simple correspondencia entre un alelo y un rasgo funciona en algunos casos, la mayoría de los rasgos son más complejos y están controlados por múltiples genes que interactúan dentro y entre organismos. [9] [10] Los biólogos del desarrollo sugieren que las interacciones complejas en las redes genéticas y la comunicación entre las células pueden conducir a variaciones hereditarias que pueden ser la base de algunos de los mecanismos de la plasticidad y la canalización del desarrollo. [11]

Hallazgos recientes han confirmado ejemplos importantes de cambios hereditarios que no pueden explicarse por la acción directa de la molécula de ADN. Estos fenómenos se clasifican como sistemas de herencia epigenética que evolucionan causal o independientemente sobre los genes. La investigación sobre los modos y mecanismos de la herencia epigenética está todavía en su infancia científica, sin embargo, esta área de investigación ha atraído mucha actividad reciente ya que amplía el alcance de la heredabilidad y la biología evolutiva en general. [12] La metilación del ADN que marca la cromatina, los bucles metabólicos autosostenidos, el silenciamiento de genes por interferencia de ARN y la conformación tridimensional de proteínas (como los priones) son áreas donde se han descubierto sistemas de herencia epigenética a nivel del organismo. [13] [14] La heredabilidad también puede ocurrir a escalas aún mayores. Por ejemplo, la herencia ecológica a través del proceso de construcción de nichos se define por las actividades regulares y repetidas de los organismos en su entorno. Esto genera un legado de efecto que modifica y retroalimenta el régimen de selección de las generaciones posteriores. Los descendientes heredan genes más características ambientales generadas por las acciones ecológicas de los antepasados. [15] Otros ejemplos de heredabilidad en la evolución que no están bajo el control directo de los genes incluyen la herencia de rasgos culturales, heredabilidad de grupo y simbiogénesis. [16] [17] [18] Estos ejemplos de heredabilidad que operan por encima del gen se cubren ampliamente bajo el título de selección multinivel o jerárquica, que ha sido un tema de intenso debate en la historia de la ciencia evolutiva. [17] [19]

Cuando Charles Darwin propuso su teoría de la evolución en 1859, uno de sus principales problemas fue la falta de un mecanismo subyacente para la herencia. [20] Darwin creía en una combinación de herencia combinada y herencia de rasgos adquiridos (pangénesis). La combinación de la herencia conduciría a la uniformidad entre poblaciones en solo unas pocas generaciones y luego eliminaría la variación de una población sobre la que podría actuar la selección natural. [21] Esto llevó a Darwin a adoptar algunas ideas lamarckianas en ediciones posteriores de En el origen de las especies y sus trabajos biológicos posteriores. [22] El enfoque principal de la herencia de Darwin fue delinear cómo parecía funcionar (notando que los rasgos que no se expresaron explícitamente en el padre en el momento de la reproducción podrían heredarse, que ciertos rasgos podrían estar vinculados al sexo, etc.) que sugerir mecanismos.

El modelo inicial de herencia de Darwin fue adoptado por su primo Francis Galton, y luego muy modificado por él, quien sentó las bases para la escuela biométrica de la herencia. [23] Galton no encontró evidencia para apoyar los aspectos del modelo de pangénesis de Darwin, que se basaba en rasgos adquiridos. [24]

Se demostró que la herencia de los rasgos adquiridos tenía poca base en la década de 1880, cuando August Weismann cortó la cola de muchas generaciones de ratones y descubrió que su descendencia seguía desarrollándose. [25]

Los científicos de la antigüedad tenían una variedad de ideas sobre la herencia: Teofrasto propuso que las flores masculinas provocaban la madurez de las flores femeninas [26]. Hipócrates especuló que las "semillas" eran producidas por varias partes del cuerpo y transmitidas a la descendencia en el momento de la concepción [27] y Aristóteles. pensó que los fluidos masculinos y femeninos se mezclaban en la concepción. [28] Esquilo, en 458 a. C., propuso al hombre como padre, y a la mujer como "nodriza de la joven vida sembrada en ella". [29]

Los entendimientos antiguos de la herencia pasaron a dos doctrinas debatidas en el siglo XVIII. La doctrina de la epigénesis y la doctrina de la preformación eran dos visiones distintas de la comprensión de la herencia. La Doctrina de la Epigénesis, originada por Aristóteles, afirmó que un embrión se desarrolla continuamente. Las modificaciones de los rasgos de los padres se transmiten a un embrión durante su vida. El fundamento de esta doctrina se basó en la teoría de la herencia de los rasgos adquiridos. En oposición directa, la Doctrina de la Preformación afirmó que "lo similar genera lo similar" donde el germen evolucionaría para producir una descendencia similar a los padres. La visión preformacionista creía que la procreación era un acto de revelar lo que se había creado mucho antes. Sin embargo, esto fue cuestionado por la creación de la teoría celular en el siglo XIX, donde la unidad fundamental de la vida es la célula, y no algunas partes preformadas de un organismo. También se previeron varios mecanismos hereditarios, incluida la herencia combinada, sin haber sido probados o cuantificados adecuadamente, y luego se discutieron. Sin embargo, las personas pudieron desarrollar razas de animales domésticos y cultivos a través de la selección artificial. La herencia de rasgos adquiridos también formó parte de las primeras ideas lamarckianas sobre la evolución.

Durante el siglo XVIII, el microscopista holandés Antonie van Leeuwenhoek (1632-1723) descubrió "animálculos" en el esperma de humanos y otros animales. [30] Algunos científicos especularon que vieron un "hombrecito" (homúnculo) dentro de cada esperma. Estos científicos formaron una escuela de pensamiento conocida como los "espermistas". Sostuvieron que las únicas contribuciones de la mujer a la siguiente generación fueron el útero en el que creció el homúnculo y las influencias prenatales del útero. [31] Una escuela de pensamiento opuesta, los ovistas, creían que el futuro humano estaba en el óvulo y que los espermatozoides simplemente estimulaban el crecimiento del óvulo. Los ovistas pensaban que las mujeres portaban óvulos que contenían niños y niñas, y que el género de la descendencia se determinaba mucho antes de la concepción. [32]

Una iniciativa de investigación temprana surgió en 1878 cuando Alpheus Hyatt dirigió una investigación para estudiar las leyes de la herencia mediante la recopilación de datos sobre fenotipos familiares (tamaño de la nariz, forma de la oreja, etc.) y la expresión de condiciones patológicas y características anormales, particularmente con respecto a la edad. de apariencia. Uno de los objetivos del proyecto era tabular datos para comprender mejor por qué ciertos rasgos se expresan de manera consistente mientras que otros son altamente irregulares. [33]

Gregor Mendel: padre de la genética Editar

La idea de la herencia particulada de genes se puede atribuir al monje moravo [34] Gregor Mendel, quien publicó su trabajo sobre plantas de guisantes en 1865. Sin embargo, su trabajo no era muy conocido y fue redescubierto en 1901. Inicialmente se asumió que la herencia mendeliana solo tuvo en cuenta las grandes diferencias (cualitativas), como las observadas por Mendel en sus plantas de guisantes, y la idea del efecto aditivo de los genes (cuantitativos) no se realizó hasta que RA El artículo de Fisher (1918), "La correlación entre parientes sobre la suposición de la herencia mendeliana" La contribución general de Mendel dio a los científicos una visión general útil de que los rasgos eran heredables. Su demostración de la planta de guisantes se convirtió en la base del estudio de los rasgos mendelianos. Estos rasgos se pueden rastrear en un solo locus. [35]

Desarrollo moderno de la genética y la herencia Editar

En la década de 1930, el trabajo de Fisher y otros resultó en una combinación de escuelas mendelianas y biométricas en la síntesis evolutiva moderna. La síntesis moderna cerró la brecha entre los genetistas experimentales y los naturalistas y entre ambos y los paleontólogos, afirmando que: [36] [37]

  1. Todos los fenómenos evolutivos pueden explicarse de una manera consistente con los mecanismos genéticos conocidos y la evidencia observacional de los naturalistas.
  2. La evolución es gradual: pequeños cambios genéticos, recombinación ordenada por selección natural. Se explica que las discontinuidades entre especies (u otros taxones) se originan gradualmente a través de la separación geográfica y la extinción (no la saltación). Es abrumadoramente el principal mecanismo de cambio, incluso las pequeñas ventajas son importantes cuando se continúa. El objeto de la selección es el fenotipo en su entorno circundante. El papel de la deriva genética es ambiguo, aunque inicialmente fue fuertemente apoyado por Dobzhansky, luego fue degradado a medida que se obtuvieron resultados de la genética ecológica.
  3. La primacía del pensamiento poblacional: la diversidad genética de las poblaciones naturales es un factor clave en la evolución. La fuerza de la selección natural en la naturaleza fue mayor de lo esperado; el efecto de factores ecológicos como la ocupación de nichos y la importancia de las barreras al flujo de genes son todos importantes.

La idea de que la especiación ocurre después de que las poblaciones se aíslan reproductivamente ha sido muy debatida. [38] En las plantas, la poliploidía debe incluirse en cualquier punto de vista de la especiación. Más tarde se propusieron formulaciones como "la evolución consiste principalmente en cambios en las frecuencias de los alelos entre una generación y otra". La visión tradicional es que la biología del desarrollo ('evo-devo') jugó un papel pequeño en la síntesis, pero un relato del trabajo de Gavin de Beer por Stephen Jay Gould sugiere que él puede ser una excepción. [39]

Casi todos los aspectos de la síntesis han sido cuestionados en ocasiones, con diversos grados de éxito. Sin embargo, no hay duda de que la síntesis fue un gran hito en la biología evolutiva. [40] Aclaró muchas confusiones y fue directamente responsable de estimular una gran cantidad de investigación en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, Trofim Lysenko provocó una reacción violenta de lo que ahora se llama lysenkoísmo en la Unión Soviética cuando enfatizó las ideas lamarckianas sobre la herencia de los rasgos adquiridos. Este movimiento afectó la investigación agrícola y provocó escasez de alimentos en la década de 1960 y afectó gravemente a la URSS. [41]

Existe una creciente evidencia de que existe una herencia transgeneracional de cambios epigenéticos en humanos [42] y otros animales. [43]


Educación y carrera temprana

Nacido en una familia con recursos limitados en la Silesia de habla alemana, Mendel se crió en un entorno rural. Sus habilidades académicas fueron reconocidas por el sacerdote local, quien convenció a sus padres de que lo enviaran a la escuela a la edad de 11 años. Gimnasio (escuela primaria) completados en 1840, Mendel ingresó en un programa de dos años de filosofía en el Instituto Filosófico de la Universidad de Olmütz (Olomouc, República Checa), donde se destacó en física y matemáticas, completando sus estudios en 1843. años fuera de casa fueron duros, porque su familia no podía mantenerlo lo suficiente. Enseñó a otros estudiantes para llegar a fin de mes, y dos veces sufrió una depresión grave y tuvo que regresar a casa para recuperarse. Como único hijo de su padre, se esperaba que Mendel se hiciera cargo de la pequeña granja familiar, pero prefirió una solución diferente a su situación, eligiendo ingresar al monasterio de Altbrünn como noviciado de la orden agustina, donde recibió el nombre de Gregor.

El traslado al monasterio lo llevó a Brünn, la capital de Moravia, donde por primera vez se liberó de la dura lucha de años anteriores. También fue presentado a una comunidad diversa e intelectual. Como sacerdote, Mendel encontró su deber parroquial de visitar a los enfermos y moribundos tan angustioso que volvió a enfermarse. El abad Cyril Napp le encontró un puesto de profesor suplente en Znaim (Znojmo, República Checa), donde tuvo mucho éxito. Sin embargo, en 1850, Mendel reprobó un examen, introducido mediante una nueva legislación para la certificación de maestros, y fue enviado a la Universidad de Viena durante dos años para beneficiarse de un nuevo programa de instrucción científica. Como en Olmütz, Mendel dedicó su tiempo en Viena a la física y las matemáticas, trabajando con el físico austriaco Christian Doppler y el físico matemático Andreas von Ettinghausen. También estudió la anatomía y fisiología de las plantas y el uso del microscopio con el botánico Franz Unger, un entusiasta de la teoría celular y partidario de la visión desarrollista (predarwiniana) de la evolución de la vida. Los escritos de Unger sobre este último lo convirtieron en blanco del ataque de la prensa católica romana de Viena poco antes y durante el tiempo de Mendel allí.

En el verano de 1853, Mendel regresó al monasterio de Brünn y, al año siguiente, volvió a ocupar un puesto de profesor, esta vez en Brünn. Realschule (escuela secundaria), donde permaneció hasta que fue elegido abad 14 años después. Intentó de nuevo el examen de profesor en 1856, aunque el suceso le provocó un ataque de nervios y un segundo fracaso. Sin embargo, estos años fueron los más grandes en términos de éxito como profesor y como experimentador consumado. Una vez abad, sus deberes administrativos llegaron a ocupar la mayor parte de su tiempo. Además, la negativa de Mendel a permitir que el monasterio pagara los nuevos impuestos estatales para un fondo religioso lo llevó a involucrarse en una larga y amarga disputa con las autoridades. Convencido de que este impuesto era inconstitucional, continuó su oposición, negándose a cumplir incluso cuando el estado se hizo cargo de la administración de algunas de las propiedades del monasterio y dirigió las ganancias al fondo religioso.


Preformación y selección natural

En los dos milenios transcurridos entre las vidas de Aristóteles y Mendel, se registraron pocas ideas nuevas sobre la naturaleza de la herencia. En los siglos XVII y XVIII se introdujo la idea de preformación. Los científicos que usaban los microscopios recientemente desarrollados imaginaron que podían ver réplicas en miniatura de seres humanos dentro de las cabezas de los espermatozoides. El biólogo francés Jean-Baptiste Lamarck invocó la idea de "la herencia de los caracteres adquiridos", no como una explicación de la herencia, sino como un modelo de evolución. Vivió en una época en la que se daba por sentada la fijeza de las especies, pero mantenía que esta fijeza sólo se encontraba en un entorno constante. Enunció la ley del uso y desuso, que establece que cuando ciertos órganos se desarrollan especialmente como resultado de alguna necesidad ambiental, entonces ese estado de desarrollo es hereditario y puede transmitirse a la progenie. Creía que de esta manera, durante muchas generaciones, las jirafas podrían surgir de animales parecidos a ciervos que tuvieran que seguir estirando el cuello para alcanzar las hojas altas de los árboles.

El naturalista británico Alfred Russel Wallace postuló originalmente la teoría de la evolución por selección natural. Sin embargo, las observaciones de Charles Darwin durante su circunnavegación del mundo a bordo del HMS Beagle (1831-1836) proporcionó evidencia de la selección natural y su sugerencia de que los humanos y los animales compartían una ascendencia común. Muchos científicos de la época creían en un mecanismo hereditario que era una versión de la antigua idea griega de pangénesis, y las ideas de Darwin no parecían encajar con la teoría de la herencia que surgió de los experimentos de Mendel.


Conocimiento biológico de egipcios, chinos e indios.

Los papiros y los artefactos encontrados en tumbas y pirámides indican que los egipcios también poseían un conocimiento médico considerable. Sus momias bien conservadas demuestran que tenían un conocimiento profundo de las propiedades conservantes de las hierbas necesarias para embalsamar collares de plantas y los bajorrelieves de diversas fuentes también revelan que los antiguos egipcios eran muy conscientes del valor medicinal de ciertas plantas. Una compilación egipcia conocida como el papiro de Ebers (C. 1550 a. C.) es uno de los textos médicos más antiguos que se conocen.

En la antigua China, se decía que tres emperadores míticos —Fu Xi, Shennong y Huangdi— cuyos supuestos períodos de gobierno se extendían desde el siglo 29 hasta el 27 a. C., poseían conocimientos médicos. Según la leyenda, Shennong describió los poderes terapéuticos de numerosas plantas medicinales e incluyó descripciones de muchas plantas alimenticias importantes, como la soja. El registro escrito más antiguo conocido de medicina en China, sin embargo, es el Huangdi neijing (El clásico de medicina interna del emperador amarillo), que data del siglo III a. C. Además de la medicina, los antiguos chinos poseían conocimientos de otras áreas de la biología. Por ejemplo, no solo usaron el gusano de seda Bombyx mori producir seda para el comercio, pero también entendió el principio de control biológico, empleando un tipo de insecto, una hormiga entomófaga (que come insectos), para destruir los insectos que perforaban los árboles.

Ya en el año 2500 a. C., los habitantes del noroeste de la India tenían una ciencia de la agricultura bien desarrollada. Las ruinas de Mohenjo-daro han producido semillas de trigo y cebada que se cultivaron en ese momento. La civilización conocía el mijo, los dátiles, los melones y otras frutas y verduras, así como el algodón. Sin embargo, las plantas no solo eran una fuente de alimento. Un documento, que se cree que data del siglo VI a. C., describía el uso de aproximadamente 960 plantas medicinales e incluía información sobre temas como anatomía, fisiología, patología y obstetricia.


Características básicas de la herencia.

La herencia fue durante mucho tiempo uno de los fenómenos más desconcertantes y misteriosos de la naturaleza. Esto se debió a que las células sexuales, que forman el puente a través del cual debe pasar la herencia entre las generaciones, suelen ser invisibles a simple vista. Solo después de la invención del microscopio a principios del siglo XVII y el posterior descubrimiento de las células sexuales se pudo comprender lo esencial de la herencia. Antes de esa época, el filósofo y científico griego Aristóteles (siglo IV a. C.) especuló que las contribuciones relativas de los padres femeninos y masculinos eran muy desiguales: se pensaba que la mujer suministraba lo que él llamaba la "materia" y el hombre el "movimiento". " los Institutos de Manu, compuesto en la India entre los años 100 y 300 d.C., consideran el papel de la hembra como el del campo y del macho como el de la semilla. Se forman nuevos cuerpos “por la operación conjunta de la semilla y el campo”. En realidad, ambos padres transmiten el patrón de herencia por igual y, en promedio, los niños se parecen a sus madres tanto como a sus padres. Sin embargo, las células sexuales masculinas y femeninas pueden ser muy diferentes en tamaño y estructura; la masa de un óvulo es a veces millones de veces mayor que la de un espermatozoide.


Árbol genealógico de primates

Debido a miles de millones de años de evolución, los humanos comparten genes con todos los organismos vivos. El porcentaje de genes o ADN que comparten los organismos registra sus similitudes. Compartimos más genes con organismos que están más estrechamente relacionados con nosotros.

Los humanos pertenecen al grupo biológico conocido como Primates, y se clasifican con los grandes simios, uno de los principales grupos del árbol evolutivo de los primates. Además de las similitudes en anatomía y comportamiento, nuestro estrecho parentesco biológico con otras especies de primates está indicado por la evidencia de ADN. Confirma que nuestros parientes biológicos vivos más cercanos son los chimpancés y los bonobos, con quienes compartimos muchos rasgos. Pero no evolucionamos directamente de los primates que viven en la actualidad.

El ADN también muestra que nuestra especie y los chimpancés divergieron de una especie ancestral común que vivió hace entre 8 y 6 millones de años. El último ancestro común de los monos y simios vivió hace unos 25 millones de años.


Referencias

Abbott S, Fairbanks DJ (2016) Experimentos sobre híbridos de plantas por Gregor Mendel. Genética 204: 407–422

Aulie RP (1983) Evolución y creación especial: aspectos históricos de la controversia. P Am Philos Soc 127: 418–462

Bateson W (1909) Principios hereditarios de Mendel. Prensa de la Universidad de Cambridge, Cambridge

Obispo BE (1996) La oposición de Mendel a la evolución y a Darwin. J Hered 87: 205–213

Burkhardt F, Secord J (2006) La correspondencia de Charles Darwin, v. 15. Cambridge University Press, Cambridge

Burmeister H (1843) Die Geschichte der Schöpfung. Verlag von Otto Wigand, Leipzig

Callender LA (1988) Gregor Mendel: un oponente de ascendencia con modificación. Hist Sci 26: 41–57

Coleman W (1967) Cartas de Ferdinand Schindler a William Bateson, 1902-1909. Folia Mendel 2: 9–17

Darbishire AD (1906) Correspondencia de Mendel con Nägeli. Naturaleza 74: 640–641

Darwin C (1859) Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida. John Murray, Londres

Darwin C (1860) Über die Entstehung der Arten im Thier- und Pflanzen-Reich durch natürliche Züchtung, oder, Erhaltung der vervollkommneten Rassen im Kampfe um’s Daseyn. Schweizerbart, Stuttgart, traducido por H. G. Bronn

Darwin C (1861) Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida, 3ª ed. John Murray, Londres

Darwin C (1863) Über die Entstehung der Arten im Thier- und Pflanzen-Reich durch natürliche Züchtung, oder, Erhaltung der vervollkommneten Rassen im Kampfe um’s Daseyn, 3ª ed. Schweizerbart, Stuttgart, traducido por H. G. Bronn

Darwin C (1868a) La variación de animales y plantas bajo domesticación, v. 1. John Murray, Londres

Darwin C (1868b) La variación de animales y plantas bajo domesticación, v. 2. John Murray, Londres

Darwin C (1868c) Das Variiren der Thiere und Pflanzen im Zustande der Domestication, v. 1. Schweizerbart, Stuttgart, Traducido por Carus JV

Darwin C (1868d) Das Variiren der Thiere und Pflanzen im Zustande der Domestication, v. 2. Schweizerbart, Stuttgart, Traducido por Carus JV

Darwin F (1887) La vida y las cartas de Charles Darwin, v. 2. John Murray, Londres

Di Trocchio F (1991) Los experimentos de Mendel: una reinterpretación. J Hist Biol 24: 485–519

Fairbanks DJ, Abbott S (2016) La influencia de Darwin en Mendel: evidencia de una nueva traducción del artículo de Mendel. Genética 204: 401–405

Fairbanks DJ, Abbott S (2019) Conferencia de Alexander Makowsky de enero de 1865 "Sobre la teoría de la creación orgánica de Darwin": una traducción al inglés con comentarios. Folia Mendel 55: 5–15

Fairbanks DJ, Rytting B (2001) Controversias mendelianas: una revisión botánica e histórica. Am J Bot 88: 737–752

Fisher RA (1936) ¿Se ha redescubierto la obra de Mendel? Ann Sci 1: 115-137

Fishman R (2018) Reimpresiones de Gregor Mendel. Soy J Opthamol 190: II

Focke WO (1881) Die Pflanzen-Mischlinge: Ein Beitrag zur Biologie der Gewächse. Gebruder Bornträger, Berlín

Franklin A, Edwards AWF, Fairbanks DJ, Hartl DL, Seidenfeld T (2008) Poniendo fin a la controversia Mendel-Fisher. Prensa de la Universidad de Pittsburgh, Pittsburgh

Gärtner CF (1849) Versuche und Beobachtungen über die Bastarderzeugung im Pflanzenreiche. KF Herring, Stuttgart

Gliboff S (1998) Evolution, revolution, and reform in Vienna: Franz Unger’s ideas on descent and their post-1848 reception. J Hist Biol 31:179–209

Gliboff S (1999) Gregor Mendel and the laws of evolution. Hist Sci 37:217–235

Hartl DL, Fairbanks DJ (2007) Mud sticks: on the alleged falsification of Mendel’s data. Genetics 175:975–979

Hennig RM (2000) The monk in the garden. Houghton Mifflin, Boston

Iltis H (1966) Life of Mendel. Hafner Publishing Company, New York, NY, English translation by Paul E and Paul C from Iltis H (1924) Gregor Johann Mendel. Leben, Werk und Wirkung. Julius Springer, Berlin

Klein J, Klein M (2013) Solitude of a humble genius—Gregor Johann Mendel: volume 1. Springer-Verlag, Berlin

Kříženecký J (1963) Mendels zweite erfolglose Lehramtsprüfung im Jahre 1856. Sudhoffs Arch für Gesch der Med und der Naturwissenschaften 47:305–310

Leonard TC (2005) Mistaking eugenics for social Darwinism: why eugenics is missing from the history of American economies. Hist Pol Econ 37(Suppl 1):200–203

Makowsky A (1866) Über Darwins Theorie der organischen Schöpfung. Verhandlungen des naturforschenden Vereines Brünn (Sitz‐Ber) 4:10–18

Mendel G (1866) Versuche über Pflanzen-Hybriden. Verhandlungen des naturforschenden Vereines Brünn (Abhandlungen) 4:3–47

Mendel G (1870) Über einige aus künstlicher Befruchtung gewonnenen Hieracium‐Bastarde. Verhandlungen des naturforschenden Vereines Brünn 8:26–31

Olby RC (1967) Franz Unger and the Wiener Kirchenzeitung: an attack on one of Mendel’s teachers by the editor of a catholic newspaper. Folia Mendel 2:29–37

Olby RC (1985) Origins of Mendelism, 2nd edn. University of Chicago Press, Chicago

Orel V (1971a) A reconstruction of Mendel’s Pisum experiments and an attempt at an explanation of Mendel’s way of presentation. Folia Mendel 6:41–60

Orel V (1971b) Mendel and the evolution idea. Folia Mendel 6:161–172

Orel V (1976) A note on the reprints of Mendel’s Pisum paper. Folia Mendel 11:53–54

Orel V (1996) Gregor Mendel: the first geneticist. Oxford University Press, Oxford

Orel V, Czihak G, Wieseneder H (1983) Mendel’s examination paper on the geological formation of the earth of 1850. Folia Mendel 18:227–272

Roberts HF (1929) Plant hybridization before Mendel. Princeton University Press, Princeton

Stern C, Sherwood ER (1966) The origin of genetics: a Mendel source book. WH Freeman and Company, San Francisco

Unger F (1851) Die Urwelt in ihren verschiedenen Bildungsperioden. Fr. Beck, Vienna

Unger F (1852) Botanische Briefe. Verlag von Carl Gerald & Sohn, Vienna

Unger F (1853) Botanical letters to a friend. Samuel Highly, London, English translation by Paul DB from Unger F (1952) Botanische Briefe. Verlag von Carl Gerald & Sohn, Vienna

Van Dijk PJ, Ellis TH (2016) The full breadth of Mendel’s genetics. Genetics 204:1327–1336

Vorzimmer P (1968) Darwin and Mendel: the historical connection. Isis 509:77–82

Zumkeller A (1971) Recently discovered sermon sketches of Gregor Mendel. Folia Mendel 6:247–256


Contenido

Mendel was born into a German-speaking Czech family in Hynčice (Heinzendorf bei Odrau in German), at the Moravian-Silesian border, Austrian Empire (now a part of the Czech Republic). [5] He was the son of Anton and Rosine (Schwirtlich) Mendel and had one older sister, Veronika, and one younger, Theresia. They lived and worked on a farm which had been owned by the Mendel family for at least 130 years [9] (the house where Mendel was born is now a museum devoted to Mendel [10] ). During his childhood, Mendel worked as a gardener and studied beekeeping. As a young man, he attended gymnasium in Opava (called Troppau in German). He had to take four months off during his gymnasium studies due to illness. From 1840 to 1843, he studied practical and theoretical philosophy and physics at the Philosophical Institute of the University of Olomouc, taking another year off because of illness. He also struggled financially to pay for his studies, and Theresia gave him her dowry. Later he helped support her three sons, two of whom became doctors. [11]

He became a monk in part because it enabled him to obtain an education without having to pay for it himself. [12] As the son of a struggling farmer, the monastic life, in his words, spared him the "perpetual anxiety about a means of livelihood." [13] Born Johann Mendel, he was given the name Gregor (Řehoř in Czech) [2] when he joined the Augustinian monks. [14]

When Mendel entered the Faculty of Philosophy, the Department of Natural History and Agriculture was headed by Johann Karl Nestler who conducted extensive research of hereditary traits of plants and animals, especially sheep. Upon recommendation of his physics teacher Friedrich Franz, [15] Mendel entered the Augustinian St Thomas's Abbey in Brno (called Brünn in German) and began his training as a priest. Mendel worked as a substitute high school teacher. In 1850, he failed the oral part, the last of three parts, of his exams to become a certified high school teacher. In 1851, he was sent to the University of Vienna to study under the sponsorship of Abbot Cyril František Napp so that he could get more formal education. [16] At Vienna, his professor of physics was Christian Doppler. [17] Mendel returned to his abbey in 1853 as a teacher, principally of physics. In 1856, he took the exam to become a certified teacher and again failed the oral part. [18] In 1867, he replaced Napp as abbot of the monastery. [19]

After he was elevated as abbot in 1868, his scientific work largely ended, as Mendel became overburdened with administrative responsibilities, especially a dispute with the civil government over its attempt to impose special taxes on religious institutions. [20] Mendel died on 6 January 1884, at the age of 61, in Brno, Moravia, Austria-Hungary (now Czech Republic), from chronic nephritis. Czech composer Leoš Janáček played the organ at his funeral. After his death, the succeeding abbot burned all papers in Mendel's collection, to mark an end to the disputes over taxation. [21]

Experiments on plant hybridization

Gregor Mendel, known as the "father of modern genetics", chose to study variation in plants in his monastery's 2 hectares (4.9 acres) experimental garden. [22]

After initial experiments with pea plants, Mendel settled on studying seven traits that seemed to be inherited independently of other traits: seed shape, flower color, seed coat tint, pod shape, unripe pod color, flower location, and plant height. He first focused on seed shape, which was either angular or round. [23] Between 1856 and 1863 Mendel cultivated and tested some 28,000 plants, the majority of which were pea plants (Pisum sativum). [24] [25] [26] This study showed that, when true-breeding different varieties were crossed to each other (e.g., tall plants fertilized by short plants), in the second generation, one in four pea plants had purebred recessive traits, two out of four were hybrids, and one out of four were purebred dominant. His experiments led him to make two generalizations, the Law of Segregation and the Law of Independent Assortment, which later came to be known as Mendel's Laws of Inheritance. [27]

Initial reception of Mendel's work

Mendel presented his paper, "Versuche über Pflanzenhybriden" ("Experiments on Plant Hybridization"), at two meetings of the Natural History Society of Brno in Moravia on 8 February and 8 March 1865. [28] It generated a few favorable reports in local newspapers, [26] but was ignored by the scientific community. When Mendel's paper was published in 1866 in Verhandlungen des naturforschenden Vereines in Brünn, [29] it was seen as essentially about hybridization rather than inheritance, had little impact, and was only cited about three times over the next thirty-five years. His paper was criticized at the time, but is now considered a seminal work. [30] Notably, Charles Darwin was not aware of Mendel's paper, and it is envisaged that if he had been aware of it, genetics as it exists now might have taken hold much earlier. [31] [32] Mendel's scientific biography thus provides an example of the failure of obscure, highly original innovators to receive the attention they deserve. [33]

Rediscovery of Mendel's work

About forty scientists listened to Mendel's two groundbreaking lectures, but it would appear that they failed to understand his work. Later, he also carried on a correspondence with Carl Nägeli, one of the leading biologists of the time, but Nägeli too failed to appreciate Mendel's discoveries. At times, Mendel must have entertained doubts about his work, but not always: "My time will come," he reportedly told a friend, [13] Gustav von Niessl. [34]

During Mendel's lifetime, most biologists held the idea that all characteristics were passed to the next generation through blending inheritance, in which the traits from each parent are averaged. [35] [36] Instances of this phenomenon are now explained by the action of multiple genes with quantitative effects. Charles Darwin tried unsuccessfully to explain inheritance through a theory of pangenesis. It was not until the early 20th century that the importance of Mendel's ideas was realized. [26]

By 1900, research aimed at finding a successful theory of discontinuous inheritance rather than blending inheritance led to independent duplication of his work by Hugo de Vries and Carl Correns, and the rediscovery of Mendel's writings and laws. Both acknowledged Mendel's priority, and it is thought probable that de Vries did not understand the results he had found until after reading Mendel. [26] Though Erich von Tschermak was originally also credited with rediscovery, this is no longer accepted because he did not understand Mendel's laws. [37] Though de Vries later lost interest in Mendelism, other biologists started to establish modern genetics as a science. All three of these researchers, each from a different country, published their rediscovery of Mendel's work within a two-month span in the spring of 1900. [38]

Mendel's results were quickly replicated, and genetic linkage quickly worked out. Biologists flocked to the theory even though it was not yet applicable to many phenomena, it sought to give a genotypic understanding of heredity which they felt was lacking in previous studies of heredity, which had focused on phenotypic approaches. [39] Most prominent of these previous approaches was the biometric school of Karl Pearson and W. F. R. Weldon, which was based heavily on statistical studies of phenotype variation. The strongest opposition to this school came from William Bateson, who perhaps did the most in the early days of publicising the benefits of Mendel's theory (the word "genetics", and much of the discipline's other terminology, originated with Bateson). This debate between the biometricians and the Mendelians was extremely vigorous in the first two decades of the 20th century, with the biometricians claiming statistical and mathematical rigor, [40] whereas the Mendelians claimed a better understanding of biology. [41] [42] Modern genetics shows that Mendelian heredity is in fact an inherently biological process, though not all genes of Mendel's experiments are yet understood. [43] [44]

In the end, the two approaches were combined, especially by work conducted by R. A. Fisher as early as 1918. The combination, in the 1930s and 1940s, of Mendelian genetics with Darwin's theory of natural selection resulted in the modern synthesis of evolutionary biology. [45] [46]

Other experiments

Mendel began his studies on heredity using mice. He was at St. Thomas's Abbey but his bishop did not like one of his friars studying animal sex, so Mendel switched to plants. [47] Mendel also bred bees in a bee house that was built for him, using bee hives that he designed. [48] He also studied astronomy and meteorology, [19] founding the 'Austrian Meteorological Society' in 1865. [17] The majority of his published works were related to meteorology. [17]

Mendel also experimented with hawkweed (Hieracium) [49] and honeybees. He published a report on his work with hawkweed, [50] a group of plants of great interest to scientists at the time because of their diversity. However, the results of Mendel's inheritance study in hawkweeds was unlike his results for peas the first generation was very variable and many of their offspring were identical to the maternal parent. In his correspondence with Carl Nägeli he discussed his results but was unable to explain them. [49] It was not appreciated until the end of the nineteenth century that many hawkweed species were apomictic, producing most of their seeds through an asexual process. [34] [51]

None of his results on bees survived, except for a passing mention in the reports of Moravian Apiculture Society. [52] All that is known definitely is that he used Cyprian and Carniolan bees, [53] which were particularly aggressive to the annoyance of other monks and visitors of the monastery such that he was asked to get rid of them. [54] Mendel, on the other hand, was fond of his bees, and referred to them as "my dearest little animals". [55]

He also described novel plant species, and these are denoted with the botanical author abbreviation "Mendel". [56]

In 1936, Ronald Fisher, a prominent statistician and population geneticist, reconstructed Mendel's experiments, analyzed results from the F2 (second filial) generation and found the ratio of dominant to recessive phenotypes (e.g. yellow versus green peas round versus wrinkled peas) to be implausibly and consistently too close to the expected ratio of 3 to 1. [57] [58] [59] Fisher asserted that "the data of most, if not all, of the experiments have been falsified so as to agree closely with Mendel's expectations," [57] Mendel's alleged observations, according to Fisher, were "abominable", "shocking", [60] and "cooked". [61]

Other scholars agree with Fisher that Mendel's various observations come uncomfortably close to Mendel's expectations. A. W. F. Edwards, [62] for instance, remarks: "One can applaud the lucky gambler but when he is lucky again tomorrow, and the next day, and the following day, one is entitled to become a little suspicious". Three other lines of evidence likewise lend support to the assertion that Mendel's results are indeed too good to be true. [63]

Fisher's analysis gave rise to the Mendelian paradox: Mendel's reported data are, statistically speaking, too good to be true, yet "everything we know about Mendel suggests that he was unlikely to engage in either deliberate fraud or in unconscious adjustment of his observations." [63] A number of writers have attempted to resolve this paradox.

One attempted explanation invokes confirmation bias. [64] Fisher accused Mendel's experiments as "biased strongly in the direction of agreement with expectation . to give the theory the benefit of doubt". [57] In his 2004 article, J.W. Porteous concluded that Mendel's observations were indeed implausible. [65] However, reproduction of the experiments has demonstrated that there is no real bias towards Mendel's data. [66]

Another attempt [63] to resolve the Mendelian paradox notes that a conflict may sometimes arise between the moral imperative of a bias-free recounting of one's factual observations and the even more important imperative of advancing scientific knowledge. Mendel might have felt compelled “to simplify his data in order to meet real, or feared, editorial objections.” [62] Such an action could be justified on moral grounds (and hence provide a resolution to the Mendelian paradox), since the alternative—refusing to comply—might have retarded the growth of scientific knowledge. Similarly, like so many other obscure innovators of science, [33] Mendel, a little known innovator of working-class background, had to “break through the cognitive paradigms and social prejudices of his audience. [62] If such a breakthrough “could be best achieved by deliberately omitting some observations from his report and adjusting others to make them more palatable to his audience, such actions could be justified on moral grounds.” [63]

Daniel L. Hartl and Daniel J. Fairbanks reject outright Fisher's statistical argument, suggesting that Fisher incorrectly interpreted Mendel's experiments. They find it likely that Mendel scored more than 10 progeny, and that the results matched the expectation. They conclude: "Fisher's allegation of deliberate falsification can finally be put to rest, because on closer analysis it has proved to be unsupported by convincing evidence." [60] [67] In 2008 Hartl and Fairbanks (with Allan Franklin and AWF Edwards) wrote a comprehensive book in which they concluded that there were no reasons to assert Mendel fabricated his results, nor that Fisher deliberately tried to diminish Mendel's legacy. [68] Reassessment of Fisher's statistical analysis, according to these authors, also disproves the notion of confirmation bias in Mendel's results. [69] [70]


The Ramp

Mengele took his turn as the selector on the ramp, but unlike most of the other selectors, he arrived sober. With a small flick of his finger or riding crop, a person would either be sent to the left or to the right, to the gas chamber or to hard labor.

Mengele would get very excited when he found twins. The other SS officers who helped unload the transports had been given special instructions to find twins, dwarfs, giants, or anyone else with a unique hereditary trait like a club foot or heterochromia (each eye a different color). Mengele was on the ramp not only during his selection duty but also when it was not his turn as a selector, to ensure twins would not be missed.

As the unsuspecting people were herded off the train and ordered into separate lines, SS officers shouted "Zwillinge!" (Twins!) in German. Parents were forced to make a quick decision. Unsure of their situation, already being separated from family members when forced to form lines, seeing barbed wire, smelling an unfamiliar stench—was it good or bad to be a twin?

Sometimes, parents announced they had twins, and in other cases, relatives, friends, or neighbors made the statement. Some mothers tried to hide their twins, but the SS officers and Mengele searched through the surging ranks of people looking for twins and anyone with unusual traits. While many twins were either announced or discovered, some sets of twins were successfully hidden and walked with their mothers into the gas chamber.

About 3,000 twins were pulled from the masses on the ramp, most of them children. Only around 200 of these twins survived. When the twins were found, they were taken away from their parents. As the twins were led away to be processed, their parents and family stayed on the ramp and went through selection. Occasionally, if the twins were very young, Mengele would allow the mother to join her children to ensure their health.


How does heredity affect personality development?

Heredity can play a major role in personality and mental health. We all know that heredity determines the color of our eyes and our hair and influences other traits, such as height and susceptibility to certain diseases. Si ellos hacer, it suggests that heredity plays a role in the desarrollo of that trait.

Furthermore, how do our genetics have an effect on our personalities? Todo the genes that we tengo been given by nuestro padres están expressed in our personalities. Specific genes can influence how much TV we watch or how much we like jazz. One's tendency para watch a lot of TV or like jazz tiene a genético basis. Múltiple genes interact with nuestro medio ambiente para Produce nuestro dispositions.

Beside this, how does heredity and environment affect personality?

All traits depend both on genetic and ambiental factors. Heredity and environment interact to produce their effects. This means that the way genes act depends on the medio ambiente in which they act. So in PKU, a single gene can dramatically afectar behavior: it is clearly a genetically influenced process.


Ver el vídeo: 21. Μενδελική Κληρονομικότητα -εισαγωγή στον 1ο Νόμο Mendel 1. 5ο κεφ - Βιολογία Γ λυκείου (Enero 2022).