Podcasts de historia

Francis Cromie

Francis Cromie

Francis Newton Allen Cromie nació en Irlanda el 30 de enero de 1882. Cromie se unió a la marina y participó en la represión del Levantamiento de los Bóxers en China. En 1903 se convirtió en miembro del Servicio Submarino de la Marina Real.

Durante la Primera Guerra Mundial fue nombrado comandante de la flotilla de submarinos británicos en el Báltico. En 1915 navegó el submarino HMS E19 a través de Oresund hasta el Mar Báltico, para evitar los transportes de mineral de hierro de Suecia a Alemania.

En mayo de 1917 fue nombrado agregado naval en Petrogrado. Se unió a un grupo de oficiales de inteligencia que trabajaban en Rusia que incluía a Robert Bruce Lockhart, Samuel Hoare, John Scale, Cudbert Thornhill, Sidney Reilly, George Alexander Hill, Ernest Boyce, Oswald Rayner y Stephen Alley. Se cree que este grupo ayudó a organizar el asesinato de Gregory Rasputin.

Arthur Ransome, un periodista que trabaja para el Noticias diarias, que también trabajaba para el MI6, se convirtió en un amigo cercano de Cromie. Jugaban al ajedrez juntos y Ransome afirmó que "ningún hombre más noble o constante" era un verdadero amigo de Rusia, ya que era "uno de los pocos capaces de inspirar confianza en ambos lados de la división cada vez mayor".

Felix Dzerzhinsky, el jefe de la Cheka, decidió intentar infiltrarse en esta unidad de inteligencia. Jan Buikis, un agente soviético, se puso en contacto con Cromie y solicitó una reunión con Robert Bruce Lockhart. El 14 de agosto de 1918, Buikis y el coronel Eduard Berzin se reunieron con Lockhart. Berzin era el comandante de un batallón letón en la guardia del Kremlin y le dijo a Lockhart que había un serio descontento entre las tropas letonas y pidió dinero para financiar un golpe antibolchevique. Sidney Reilly fue incluido en la conspiración y Berzin recibió 1.200.000 rublos. Este dinero fue entregado a los bolcheviques.

El 17 de agosto de 1918, Moisei Uritsky, Comisario de Asuntos Internos de la Región Norte, fue asesinado por Leonid Kannegisser, un joven cadete militar. Anatoly Lunacharsky comentó: "Lo mataron. Nos dieron un golpe verdaderamente bien dirigido. Escogieron a uno de sus enemigos más talentosos y poderosos, uno de los campeones más talentosos y poderosos de la clase trabajadora". La prensa soviética publicó acusaciones de que Uritsky había sido asesinado porque estaba desenredando "los hilos de una conspiración inglesa en Petrogrado".

Catorce días después, Dora Kaplan intentó asesinar a Lenin. Se afirmó que esto era parte de la conspiración británica para derrocar al gobierno bolchevique y Felix Dzerzhinsky, el jefe de la Cheka, emitió órdenes para reunir a los agentes con base en la embajada británica en Petrogrado. El 31 de agosto de 1918, Cromie murió resistiendo el arresto. Según Robin Bruce Lockhart: "El gallardo Cromie había resistido hasta el último; con una Browning en cada mano había matado a un comisario y herido a varios matones de la Cheka, antes de caer él mismo acribillado a balas rojas. Pateado y pisoteado, su cuerpo fue arrojado por la ventana del segundo piso ".

Ernest Boyce y Robert Bruce Lockhart fueron arrestados, pero Sidney Reilly tuvo una suerte de escape. Acordó encontrarse con Cromie esa mañana. Llegó a la embajada británica poco después de la muerte de Cromie: "La puerta de la embajada había sido arrancada de sus bisagras. La bandera de la embajada había sido derribada. La embajada había sido arrasada por la tormenta". Reilly ahora se escondió y finalmente logró regresar a Londres.

En Gran Bretaña se emitió una declaración: "El gobierno de Su Majestad responsabilizará individualmente a los miembros del gobierno soviético y hará todo lo posible para asegurar que sean tratados como forajidos por los gobiernos de todas las naciones civilizadas, y que ningún lugar de refugio les quedará ".

Sidney Reilly todavía estaba en Petrogrado cuando los acontecimientos se pusieron amargos. Su plan para derrocar al gobierno bolchevique se había salido de control y sabía que necesitaría su ingenio para mantenerse un paso por delante de la Cheka.

Se dio cuenta por primera vez de que algo andaba muy mal cuando el capitán Cromie, agregado naval de la embajada británica, no se presentó a una cita secreta la tarde del 31 de agosto. "No es propio de Cromie ser impuntual", observó Reilly.

Después de esperar otros quince minutos en la ubicación acordada previamente, decidió dirigirse hacia la embajada. Fue "un movimiento peligroso", porque se arriesgaba a que lo registraran, "pero lo había llevado a cabo con éxito antes".

Entró en Vlademirovsky Prospect, solo para ser confrontado por un grupo de hombres y mujeres corriendo hacia él en pánico. "Se zambulleron en los portales, en las calles laterales de todas partes".

Reilly estaba perplejo por lo que estaba sucediendo. Un coche militar pasó a toda velocidad, lleno de soldados del Ejército Rojo. Se dirigía en la dirección opuesta a la multitud, corriendo hacia la embajada. Reilly aceleró el paso al llegar al final de Vlademirovsky Prospect. Al doblar la esquina, se dio cuenta de inmediato de que algo andaba muy mal.

"La puerta de la embajada había sido arrancada de sus bisagras. La embajada había sido arrasada por la tormenta".

En la acera de afuera había varios cadáveres manchados de sangre. Reilly los miró y se dio cuenta de que no eran ingleses. Eran rusos, bolcheviques, a los que presumía haber sido asesinados mientras asaltaban el edificio.

Pasarían algunas horas antes de que Reilly descubriera los sombríos detalles de lo que había sucedido. Otros se habían acercado bastante a la acción. Nathalie Bucknell, esposa de uno de los pocos empleados que quedaban en la embajada, estaba en la oficina de pasaportes en la planta baja cuando escuchó el crujido de disparos provenientes del piso de arriba. Eran exactamente las 4.50 p.m. Asomó la cabeza hacia el vestíbulo de entrada, solo para escuchar disparos más intensos y "gritos terribles". Estaba tan asustada como perpleja; no había escuchado a ningún soldado entrar al edificio.

El portero de la embajada entró sigilosamente en el vestíbulo y miró nerviosamente por la escalera. Él le indicó que se cubriera. Lo hizo justo a tiempo. Mientras se agachaba en el pequeño vestíbulo contiguo al pasillo, se podía escuchar a un grupo de hombres bajando la grandiosa escalera. A la cabeza estaba el capitán Cromie, disparando salvajemente su revólver. Detrás de él, y en persecución, estaban los Guardias Rojos. Ellos también disparaban sus armas.

Nathalie cayó de rodillas por el miedo. Hubo un crepitar constante de disparos cuando el tiroteo se intensificó y las balas comenzaron a rebotar en las paredes y columnas de mármol. Se asomó por el ojo de la cerradura justo cuando una de las balas daba en el blanco. "El Capitán Cromie cayó hacia atrás en el último escalón".

Estaba gravemente herido y claramente necesitaba atención médica urgente.

Los Guardias Rojos salieron corriendo a la calle, aparentemente confundidos por la falta de otros pistoleros. Mientras lo hacían, un segundo grupo de soldados bajó ruidosamente las escaleras, igualmente aturdidos por el tiroteo. Uno de ellos se detuvo un momento para patear el cuerpo semiconsciente de Cromie ...

Nathalie pudo oír el sonido de más soldados en el primer piso del edificio; estaban gritando al personal de la embajada que se había escondido temiendo por sus vidas. "Sal de la habitación, sal de la habitación o te dispararemos con una ametralladora".

A Nathalie se unió su amiga la señorita Blumberg, que se había refugiado en una de las habitaciones de la planta baja. Juntas, las dos mujeres entraron con cautela en el pasillo para ver qué podían hacer por el Capitán Cromie. Estaba manchado de sangre. "Inclinándonos sobre él, vimos que sus párpados y labios se movían muy débilmente".

Cuando la señorita Blumberg intentó hablar con él, un grupo de guardias rojos reapareció y comenzó a gritar insultos.

Apuntándola con sus revólveres, gritaron muy groseramente: "Sube las escaleras inmediatamente o te dispararemos".

Las dos mujeres no se atrevieron a discutir; los llevaron al primer piso con revólveres clavándose en sus cuerpos. Nathalie vio evidencia gráfica del tiroteo que había tenido lugar. En el suelo, sobre un charco de sangre que se congelaba rápidamente, estaba el cadáver de un Guardia Rojo.

Las dos mujeres fueron empujadas a la sala de la cancillería donde Ernest Boyce, jefe de operaciones de Mansfield Cumming dentro de Rusia, estaba detenido a punta de pistola. “En ese momento entró el Comisario Rojo y les dijo a todos que debían callar con las manos en alto y que el Consulado fue tomado por los Guardias Rojos”.

La señorita Blumberg preguntó valientemente si podía darle un vaso de agua a Cromie agonizante. Los soldados negaron bruscamente su solicitud. El capellán fue tratado con igual desprecio cuando pidió atender al capitán inglés semiconsciente.

El resto del personal británico fue trasladado a la Cancillería y se les dijo que estaban detenidos como prisioneros. La mayoría todavía se estaba recuperando de lo que había sucedido. Sabían del asesinato de Uritsky y del atentado contra la vida de Lenin, pero sólo Ernest Boyce estaba al tanto del plan de golpe de Reilly y ni siquiera él sabía que había sido denunciado por la Cheka.

"La habitación estaba ahora llena de soldados y marineros que eran muy brutales en su comportamiento", escribió Nathalie. Condujeron al portero por cada habitación con un revólver en la cabeza. Los guardias dijeron que le dispararían si no abría todas las puertas y armarios.

Los rehenes fueron retenidos durante varias horas mientras la embajada era despojada de todo lo que tenía valor, incluidos todos sus archivos y documentos secretos. Luego, el personal fue conducido por las escaleras, pasando al ahora muerto Capitán Cromie, y llevado a un edificio cercano. Durante las siguientes quince horas, los mantuvieron prisioneros e interrogados, uno por uno.

Nathalie escuchó a un soldado decir que cinco de ellos, incluido Boyce, iban a ser fusilados. Pero las ejecuciones fueron anuladas inexplicablemente antes de que pudieran llevarse a cabo. A las 11.00 horas del 1 de septiembre, se informó a todos los presos de que podían marcharse. Desconcertados por el motivo de su liberación, pero sin atreverse a hacer ninguna pregunta, se dirigieron a la calle con gratitud.

En Inglaterra, el asesinato de Cromie en las instalaciones sagradas de la embajada británica provocó la indignación universal y un ultimátum del Gabinete de Guerra que amenazaba con tomar medidas extremas si sufrían más daños a los súbditos británicos. "El Gobierno de Su Majestad", citaba la portada del propio periódico de Ransome, "responsabilizará individualmente a los miembros del gobierno soviético y hará todo lo posible para asegurar que los gobiernos de todas las naciones civilizadas los traten como forajidos, y que no se les dejará ningún lugar de refugio ".

El propio Ransome parece haberse quedado atónito por la noticia, y al principio apenas pudo dar crédito. Le había gustado Cromie. Habían jugado al ajedrez juntos. No había hombre más noble o constante. Cromie, insistió, había sido un verdadero amigo del Soviet, uno de los pocos capaces de inspirar confianza en ambos lados de la división cada vez mayor. Su pérdida fue una tragedia, un terrible error, mientras que el arresto de Lockhart se acercaba a la farsa. "Los papeles aquí", dijo Ransome al Noticias diarias, "imprime hoy la historia de una conspiración de la Entente contra el gobierno soviético que supera a cualquier novela sensacionalista tanto en la complejidad del plan como en el desenfreno de los detalles. Algunos detalles son tan fantásticos que arrojan dudas sobre el conjunto, y todo tan impracticable que encuentro es difícil creer que alguna vez se haya considerado seriamente ".


Héroe submarino de la Primera Guerra Mundial recordado

En esta publicación, miro la vida del héroe británico Capitán Francis Newton Cromie RN.

St Martin's House en City Road ha sido el hogar de Sue McKeeman durante más de 30 años. Es una hermosa propiedad mucho más antigua de lo que su apariencia georgiana podría sugerir y una vez fue el hogar de la familia Prust que, además de contar con muchos alcaldes, supuestamente entretuvo a Oliver Cromwell durante su breve visita en 1648.

También fue el hogar de la infancia de Sir Tom Ince Webb Bowen, quien ascendió al rango de Air Vice Marshall durante la Segunda Guerra Mundial, lo suficiente como para que la propiedad disfrutara de un estatus histórico algo elevado. Pero se convirtió en el hogar de la infancia de un héroe británico cuya muerte en 1918 iba a dar lugar a que se hicieran preguntas en la Cámara de los Comunes y que, de manera póstuma, fue nombrado Compañero de la Orden del Baño.

Francis Cromie nació el 30 de enero de 1882. Después del fracaso del matrimonio de sus padres, su madre regresó a su hogar familiar aquí en Haverfordwest.

St Martin's House, City Road, hogar de la infancia del héroe británico Capitán Francis Cromie.

El capitán Cromie asistió a la escuela secundaria Haverfordwest antes de comenzar como cadete en la Royal Navy y en 1903 fue uno de los primeros en ofrecerse como voluntario como submarinista. Siete años más tarde se le dio el mando del submarino "Onyx" junto con una pequeña flotilla.

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial se le asignó el Báltico. Organizó su fuerza en un ataque sistemático a los barcos alemanes que traían mineral de Suecia a Alemania. Entre el otoño y la Navidad de 1915 hundió diez cargueros y el crucero alemán "Undine". Por esta última hazaña, el zar le concedió la Orden de San Jorge y más tarde recibió el DSO.

Después de la Revolución Rusa en noviembre de 1917, trató de convencer al nuevo gobierno bolchevique de que su armada seguía siendo una fuerza de importancia contra los alemanes en el Báltico, pero el gobierno de Lenin se rindió a los alemanes en febrero de 1918.

Cromie no estaba dispuesto a permitir que su flotilla cayera en manos de los alemanes y los llevó al mar para destruirlos.

Luego, sin ningún buque, debía regresar a casa con sus oficiales y hombres, pero en el último minuto se le ordenó que regresara a Petrogrado para ver qué ayuda podía brindar a la Embajada Británica y se le otorgó el título de Agregado Naval. Durante varios meses asumió un papel activo de trabajo encubierto y propaganda contra los alemanes. Los rusos sospechaban de la actitud de Cromie hacia sus esfuerzos revolucionarios y consideraban que podría estar albergando simpatizantes zaristas en la Embajada. En agosto de 1918 decidieron asaltarlo.

Mary Britnieva, una enfermera británica del frente ruso, escribió un libro en 1934, después de su huida a Londres, titulado "La historia de una mujer" en el que describía la muerte del capitán Cromie a las 4 de la tarde del 31 de agosto de 1918.

Mi cuñada salió corriendo al pasillo y, al salir, vio al capitán Cromie bajar los escalones de dos en dos, directamente hacia ella. Detrás de él, en lo alto de las escaleras, había un hombre disparando al Capitán. Varias balas pasaron por su cabeza y atravesaron el vidrio de las puertas de entrada detrás de ella. Su horror pareció clavarla en el suelo y de repente, justo cuando el capitán Cromie llegó al último escalón, se lanzó hacia adelante como si hubiera tropezado, se tambaleó un poco y luego cayó de espaldas con la cabeza en el último escalón. Mi cuñada corrió hacia él y levantó la cabeza. Él estaba moviendo los párpados y ella sintió que algo cálido se deslizaba por los dedos de su mano derecha con la que sostenía su cabeza desde abajo. De repente, un golpe terrible la hizo soltar la cabeza del Capitán Cromie y la envió dando vueltas contra la pared de la derecha. El hombre que la había golpeado la agarró y la subió corriendo las escaleras golpeándola violentamente de vez en cuando y finalmente empujándola hacia la sala de la Cancillería donde encontró a todos los miembros de la Embajada y el Consulado de pie con las manos levantadas por encima de la cabeza. Después de ser registrado en busca de armas, el personal de la embajada se vio obligado a entregar sus papeles y luego marcharon escaleras abajo y salieron a la calle ".

Mientras bajaban las escaleras, tuvieron que pasar junto al cuerpo del capitán Cromie, ahora despojado de la Cruz de San Jorge. Estos miembros del personal fueron luego llevados a la fortaleza de Peter y Paul, donde ellos y el personal de la Embajada de Francia fueron mantenidos en condiciones espantosas.

El capitán Cromie fue enterrado en el cementerio Smolensky en San Petersburgo, con los marineros rusos en posición de firmes sobre sus cascos oxidados amarrados en el río Neva mientras pasaba el cortejo, un reflejo de la alta estima en que lo tenían.

La Orden CB se presentó a su viuda junto con el DSO en una ceremonia en el Palacio de Buckingham.


Hermanos en el Báltico: cómo Rusia y Gran Bretaña sellaron el bloqueo de la armada de Alemania

La Gran Guerra se recuerda principalmente por la guerra de trincheras en los campos de exterminio de los frentes occidental y oriental. Sin embargo, las tan esperadas batallas navales entre las dos mayores armadas de la época, la Gran Flota británica y la Flota de alta mar alemana (reorganizada a principios del siglo XX por el almirante Alfred von Tirpitz), nunca sucedieron realmente, con la excepción de la batalla de Jutlandia, donde ambos bandos reclamaron una victoria indecisa.

Por lo demás, el almirante Tirpitz & rsquo baby, en quien Berlín había prodigado enormes sumas de dinero, en su mayoría rehuía enfrentarse al maestro establecido de los mares.

Sin embargo, en el Báltico, que los alemanes consideraban un patio trasero seguro para su armada, sufrieron algunas pérdidas dolorosas gracias a una alianza en tiempo de guerra entre submarinos británicos y rusos.

Lucha del estrecho

El Mar Báltico no era solo un campo de entrenamiento alemán, sino una ruta vital para reponer los suministros de guerra alemanes de materiales de la Suecia neutral. El objetivo de la Royal Navy & rsquos era imponer un bloqueo lo más completo posible de Alemania para privarla de suministros vitales.

Sin el Báltico, el bloqueo fue incompleto. Pero Alemania dominó las olas allí. La flota rusa y rsquos del Báltico, cuya modernización tan necesaria fue estancada por el estallido de las hostilidades, no fue rival para los costosos juguetes del Tirpitz.

Sin embargo, un submarino imperial, el Akula (& ldquoshark & ​​rdquo), era el más grande de la flota de Tsar & rsquos, con 400 toneladas, y se pensaba que era el primero del mundo en ser capaz de disparar múltiples torpedos.

Construido en 1911, operó en el Báltico hasta que desapareció en noviembre de 1915 con 35 tripulantes a bordo durante una misión. Se cree que chocó contra una mina alemana. (Los buzos finalmente identificaron el naufragio del Akula en junio de 2014 en el lecho del mar Báltico frente a Estonia).

Para completar el bloqueo de la guerra y apuntalar las defensas navales rusas, Gran Bretaña decidió colarse en una pequeña flotilla de submarinos para servir bajo el alto mando ruso. Entre octubre de 1914 y septiembre de 1915, cuatro submarinos británicos de la clase E se deslizaron a través del estrecho danés estrecho y poco profundo siguiendo a los mercantes neutrales y escapando de los roces cercanos con los buques de guerra alemanes.

Cuatro barcos de clase C más pequeños también fueron remolcados alrededor del Cabo Norte hasta Arkhangelsk, desde donde fueron transportados a bordo de barcazas rusas a través de un intrincado sistema de canales y ríos hasta el Golfo de Finlandia.

Los rusos intentaron mantener oculta la llegada de los submarinos británicos a la base rusa de Reval (ahora Tallin, capital de Estonia). Insistieron en que los barcos no deberían enarbolar la bandera de la Royal Navy, sus números de identificación deberían estar pintados y sus tripulaciones deberían usar ropa de civil en tierra.

Los británicos desobedecieron y finalmente, cuando los alemanes descubrieron su presencia, Berlín dejó de ejercer sus grandes buques de guerra en el Báltico.

Ron a vodka

Poco después de la llegada de los británicos, llegó el invierno y los mares helados hicieron que fuera casi imposible emprender una acción real. Para mantenerse calientes, los marineros pronto se estaban quedando sin raciones de ron, y el almirante von Essen, comandante de la Flota rusa del Báltico, sugirió que cambiaran al vodka.

Max Horton. Fuente: fotos de archivo

Los británicos demostraron ser un rival para los rusos a este respecto. También compartieron el mismo alojamiento con los rusos y aprendieron a jugar al billar ruso y a esquiar durante la larga inactividad invernal. Incluso hubo un torneo de fútbol entre equipos británicos y rusos.

Algunos oficiales británicos estaban ansiosos por aprender ruso. Francis Goodhart, el comandante de E-8, escribió en su diario: & ldquoEl alfabeto ruso es bastante difícil, todos se ríen de mis esfuerzos, que en realidad es bastante edificante & hellip & rdquo

Los rusos estaban especialmente cautivados por el comandante del submarino E-9, Max Horton. Su carácter exuberante y su gusto por la buena bebida y la buena compañía le valieron muchos amigos.

Durante la guerra, el barco bajo su mando se hundió y dañó un buen número de transportes de mineral, así como varios buques de guerra alemanes.

Las patrullas conjuntas de los submarinos rusos y británicos interrumpieron gravemente los envíos de suministros vitales a la maquinaria de guerra alemana. Después de que casi una docena de cargamentos se bajaran en solo unas pocas semanas, los envíos se detuvieron hasta que los alemanes desarrollaron un sistema de convoyes para proteger su carga.

El capitán de la Marina Real Británica Francis Newton Cromie. Fuente: foto de archivo

Muchas de esas muertes cruciales fueron logradas por un solo submarino, el E-19 bajo el mando de Francis Cromie. Hundió cuatro transportes alemanes en un día.

Los rusos quedaron tan impresionados que le otorgaron tres órdenes militares (San Jorge, San Vladimir y Santa Ana) de una sola vez, y las confirió Su Majestad el Emperador de Rusia en reconocimiento a sus valiosos servicios.

Lo que es más sorprendente es que Cromie se convirtió en un comandante de facto de la flotilla de submarinos anglo-rusos durante el colapso del ejército ruso tras el derrocamiento del zar Nicolás en febrero de 1917.

Los marineros rusos, agitados por la revolución, prefirieron escucharlo a él que a sus propios oficiales, muchos de los cuales fueron literalmente arrojados por la borda.

Profecía fatídica

En mayo de 1917, Cromie, que hablaba ruso con fluidez, fue nombrado agregado naval y miembro de la embajada británica en la revolucionaria Petrogrado.

Le tocó organizar la evacuación de los submarinos a Finlandia tras la caída de Reval ante los alemanes, y el posterior hundimiento de los barcos cuando las fuerzas alemanas intervinieron en la guerra finlandesa por la independencia de Rusia. Las tripulaciones británicas regresaron a salvo a Gran Bretaña, con la excepción del E-18.

No había regresado de la patrulla en mayo de 1916. Goodhart escribió que el comandante del E-18, Robert Halahan, había contado su futuro con una mujer local que le advirtió de un gran peligro. El supersticioso Halahan le pidió a la esposa del vicecónsul británico en Reval que enviara un mensaje a su familia antes del telegrama oficial de la Marina si algo le sucedía.

El zar otorgó póstumamente las mejores órdenes militares a Halahan y otros dos oficiales, y cada miembro de la tripulación fue honrado con una medalla. Lo que le sucedió a la E-18 fue un misterio durante mucho tiempo hasta que, en diciembre de 2009, buzos suecos encontraron sus restos en las costas de Estonia, no lejos de su base. Su escotilla abierta sugiere que estaba navegando en la superficie cuando probablemente chocó contra una mina.

Con el tiempo, las hazañas de la pequeña flotilla de submarinos británicos en el Báltico fueron en gran parte olvidadas. Sin embargo, la camaradería naval anglo-rusa había interrumpido los suministros de guerra de Alemania y Rusia, le había negado a la Flota de Alta Mar alemana un campo de entrenamiento seguro y había ofrecido un contraataque a la propaganda alemana de que Gran Bretaña no estaba apoyando a su aliado ruso.


Receso

Has escuchado el viejo dicho. Michigan, si no le gusta el clima, espere unos minutos y cambiará. Eso pasa con nuestros planes de recreo con regularidad.

Si está lloviendo o el patio de recreo está demasiado mojado, los estudiantes tienen un recreo bajo techo.

¿Qué tan frío es demasiado frío? Nuestros estudiantes no salen a la calle si la temperatura o la sensación térmica están por debajo de los 15 ° F. Diariamente, antes del recreo del almuerzo, revisamos a ambos para verificar nuestra decisión.

Asegúrese de que sus hijos tengan la ropa adecuada para disfrutar del recreo: botas, mitones, guantes, gorros y abrigos.

RESPETO EL RUGIDO:

R especto

(Haga clic arriba para ver el video de School Tube)

Compromiso con la igualdad de acceso y oportunidades

Declaración de no discriminación: De conformidad con el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964, el Título IX de las Enmiendas a la Educación de 1972, la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973, la Ley de Discriminación por Edad de 1975, la Ley de Estadounidenses con Discapacidades de 1990, la La Ley de Derechos Civiles Elliott-Larsen de 1977 y la Ley de No Discriminación por Información Genética de 2008, es la política de las Escuelas Consolidadas de Warren que ninguna persona debe, por motivos de raza, color, origen nacional, sexo (incluida la orientación sexual o identidad transgénero), discapacidad, edad, religión, altura, peso, estado civil o familiar, estado militar, ascendencia, información genética o cualquier otra categoría legalmente protegida (colectivamente, "Clases protegidas"). los beneficios de, o ser objeto de discriminación durante cualquier programa, actividad, servicio o en el empleo. Las consultas deben dirigirse al Director de Recursos Humanos, 31300 Anita, Warren, Michigan 48093, (586) 825-2400, ext 63110.

¡La Comunidad Cromie desarrollará experiencias de aprendizaje significativas que inspirarán a los estudiantes a medida que evolucionan como aprendices de por vida!

Escuela Primaria Cromie
29797 Gilbert Drive
Warren, Michigan 48092


Sobre

Si bien este proyecto personal es solo un intento de explorar el legado local de la Primera Guerra Mundial, pero a escala global, me ha llamado la atención que es mucho más que eso. En el corazón está el legado de quienes murieron en el conflicto, y especialmente la escala del impacto que eso habría tenido en sus comunidades locales, tampoco hubiera sido posible sin el legado significativo creado por quienes se quedaron. desde las familias que enviaron fotografías de sus seres queridos y que formaron la colección Bond of Sacrifice Collection del Imperial War Museum, a través de las personas que compilaron diligentemente los registros oficiales a principios de la década de 1920 y que formaron los registros de la Commonwealth War Graves Commission, hasta la profesionales de hoy en día, voluntarios e individuos que han dado forma a estos registros, los han compartido y también los han aumentado y enriquecido significativamente, especialmente bajo la apariencia de proyectos del centenario de la Primera Guerra Mundial como Vidas de la Primera Guerra Mundial.

Datos y fuentes

Este proyecto simplemente no existiría sin los activos principales de los que se basa. Actualmente contiene casi 500.000 registros de ubicación de 410.000 hombres y mujeres que murieron mientras servían en la Primera Guerra Mundial.

    - El proyecto único de IWM que permite a todos compartir su información, historias e imágenes para compilar Historias de vida "sobre casi 8 millones de hombres y mujeres que sirvieron en uniforme y trabajaron en casa". - una colección en línea única de los detalles de cada militar o mujer. Muchas de las ubicaciones aquí se extraen de lo que llaman el campo 'Información adicional', que generalmente contiene texto como "Hijo de Samuel y Sarah Morley, de Derby, esposo de FM Morley, de 113, Peel St., Ashbourne Rd., Derby.". Tenga en cuenta que esta información se recopiló varios años después del final de la guerra y no necesariamente representa una dirección en la que la persona había vivido. - una de las colecciones más ricas de objetos e imágenes de la Primera Guerra Mundial, sobre todo en este contexto la Colección Bond of Sacrifice y la Colección Women's War Work, que comprenden imágenes de casi 20.000 personas que sirvieron - otro registro único del Imperial War Museum, que comprende registros de más de 78.000 monumentos en las Islas Británicas, junto con listados de más de un millón de nombres que aparecen en ellos.

En lo que respecta específicamente a las imágenes, estas son de una de tres fuentes: la increíble Colección Bond of Sacrifice, la Colección Women's War Work (ambos Museos Imperiales de Guerra), o subidas por voluntarios e individuos al sitio de Lives of the First World War ( que a su vez es administrado por IWM). Les agradezco que todos estos estén disponibles bajo una licencia no comercial.

Créditos adicionales para el software y los recursos de mapeo en los que se basa

  • Azulejos de mapa de Stamen Design, bajo CC BY 3.0. Datos de OpenStreetMap, bajo ODbL. , la potente biblioteca de JavaScript de código abierto para mapas interactivos compatibles con dispositivos móviles.

Contribuir registros, informar errores

Todos los datos presentados actualmente se han extraído de registros oficiales o de las contribuciones de los usuarios al sitio Lives of the First World War. Recomiendo encarecidamente a cualquier persona que desee agregar más detalles que busque la historia de vida de la persona y agregue detalles allí, que luego se pueden agregar en el futuro a este sitio.

La naturaleza heredada de los registros históricos y el uso de herramientas automatizadas modernas para extraer información significa que seguramente habrá problemas. En breve agregaré un enlace de 'informe de error' a cada registro que se puede usar para marcar un problema y se pondrá en cola listo para ser investigado y solucionado. Me temo que como este es un proyecto personal creado en mi propio tiempo, no puedo responder a solicitudes individuales en este momento.

Contacto

Para obtener información, preguntas e informes de errores, comuníquese con James Morley @jamesinealing | [correo electrónico & # 160 protegido]


Nacido en Waterford, Cromie ganó siete meses de tiempo al desmayarse Britania. Su primer nombramiento naval fue para Rechazar, el 1 de junio de 1898. [1]

Cromie fue ascendido al rango de teniente el 15 de junio de 1903. [2]

Cromie recibió la Medalla de Bronce de la Royal Humane Society por intentar salvar vidas en Spithead el 5 de febrero de 1906. [3]

Cromie fue ascendido al rango de Teniente Comandante el 15 de junio de 1911. [4]

Cromie fue designado para Travesura para el mando del submarino E 4 el 31 de agosto de 1912. [5]

El teniente comandante Cromie fue designado al mando de la balandra Rosario el 5 de noviembre de 1913 y al mando de una flotilla de submarinos que opera en Hong Kong.

El 13 de marzo de 1915, Cromie regresó de Hong Kong en el vapor P. & amp O. Cerdeña, llegando el 17 de abril. Fue designado para Maidstone, adicional, para tomar el mando de E 19 sobre su puesta en servicio.

El 7 de noviembre de 1915, Cromie hundió el crucero ligero Undine en el Báltico.

Cromie fue ascendido al rango de comandante el 31 de diciembre de 1915. [6]

Cromie fue ascendido al rango de Capitán Interino el 19 de octubre de 1917. [7]


弗朗西斯 队长 和 红色 革命 的 间谍

此外 , 北方 , 英国 和 其他 盟军 盟军 于 8 月 4 日 在 天使 镇 降落 , 加入 白 陆 - 综合 反革命 力。 虽然 这种 盟军 只 包括 5000 名 男性 , 但 更多 的 是 预期 而且 Bolcheviques 担心他们 将 在 南方 行进。 在 城市 外国人 里面 有 一个 词 , 在 左左 革命者 和 前 沙斯 主义 者 都 在 沉迷 于 对抗 新 革命 政府 的 反 政变。 这些 谣言 是 真实 的 其中 一个 绘图 师 是 Cromie船长 , 一个 行动 和 情报 官员。 随着 其他 英国 秘书 仆人 , 然后 在 俄罗斯 , 他 在 西方 纠结 了 新 的 共 的 的 首次 力量 试验。 这些 史诗 的 的 事件 以及 所做 的 , , 将 定义 现代 活动。 ,在 下午 4 点 之后 , 驻 大使馆 的 见证人 听到 了 喊叫 和 在 院 子里 的 车门 砰 的 一声。 Cheka 已经 到 了。 弗朗西斯 队长 Crancis Cromie 正 忙着 举行 一名 战 利 馆 的 战争 委员会 , 以及 同伴 几个 间谍 和 衣架。 但 他 被 背叛 了。 他 在 房间 里 的 两个 值得 的 的 联系人 , 萨比尔 和 斯特克克 尔曼 的 上校 声称 是 一部分 的 沙皇 白俄罗斯 力量 , 实际上 是 Cheka 代理商。

在 Petrogrado 的 另一 部分 , 英国 情报 官员 - 公众 稍后 会 成为 “眨眼 的 王牌” , 西德尼赖利 - 等着 见到 Cromie。 他 希望 能够 对 他 追捕 的 红色 反对 他 的 政变 即将 推出。 根据 目击者 , 正如 英国 国家 档案 中 所 记录 的 那样 , Red 卫队 的 成员 - Bolchevik Revolution 的 武装 志愿者 - 与 左轮 手枪 接近 大理 事业 门。 Cromie 转向 他 的 同伴 说 , “留在这里 把门 留 在 我 身边。然后他开了门,坐着拿着枪,然后喊道,”清除,你献给你猪“,然后前推着红卫兵他。没有人看到接下来发生了什么,但在攻击中的两个袭击者中射击的走廊交换期间。

斯蒂芬格雷,作者 新的苗条 和 鬼飞机是一个屡获殊荣的调查记者,为纽约时报提供了贡献,60分钟,ABC新闻,CNN,新闻周刊,大西洋月,BBC等出版物。


How did British subs protect Russia in the Baltic during the First World War?

Even though they were allies, Russian and British troops rarely fought shoulder to shoulder during World War I. Each had their front and strategic tasks. One episode, however, has almost been forgotten - when the naval forces of the two great empires joined to fight the German Navy on the waves of the Baltic Sea.

Dangerous path

To inflict serious damage on the German economy the British realized that they had to cut the supply routes of iron ore from Sweden. Unable to do it by themselves, they decided to take advantage of Russia&rsquos ports and warships.

In addition to strategic military goals, sending a flotilla to the Baltic Sea had a psychological impact. Winston Churchill, First Lord of the Admiralty, wanted to show the Russians that the Allies hadn't forgotten them, and that Great Britain stood firmly with Russia in this war .

Mary Evans Picture Library/Global Look Press

The idea of sending surface ships was quickly abandoned because they could never make it through the Danish Straits, which were mined and closely monitored by the German Navy.

Where battleships couldn&rsquot succeed, however, submarines could. In October 1914, three British subs tried to enter the Baltic. Two succeeded while the third was forced to turn back.

Invierno aspero

Arrival of the British subs was a complete surprise for the Russians, who were not informed ahead of time about the plans of their Anglo-Saxon ally. Nevertheless, the British were warmly welcomed in Reval (today Tallinn), which became their base of operations.

Before battling the Germans, the British sailors had to survive the winter, which was not an easy task. From January to April, submarine operations in the Baltic Sea were nearly impossible. Hatches and periscopes were frozen solid, and sailors had to use hammers to free them .

Also , the British sailors wore uniforms that were unable to keep them sufficiently warm for freezing temperatures. The real &lsquocatastrophe,&rsquo however, was a lack of their beloved rum. The solution to this dilemma was found in Russian vodka.

Series of victories

The next summer the British flotilla was reinforced with three more subs in the Baltic. At this time, the German Navy had started a large-scale operation, advancing in the Gulf of Riga.

Even though the number of German ships was twice more than the entire Russian Baltic Fleet, the attack was repelled. British sailors played a significant role in this defense. HMS E-1, which was led by Captain Noel Laurence, heavily damaged one of the most important German warships &ndash the battlecruiser Moltke. This resulted in the Germans abandoning their amphibious landing operation near Riga.

Tsar Nicholas II summoned Laurence, and personally awarded him with the St. George Cross, calling him &ldquosavior of Riga.&rdquo

Nevertheless, the British kept their main goal in sight - to cut off shipments of Swedish iron ore to Germany. By November 1915, Russian and British submarines sank 14 enemy cargo ships.

After the Russian Revolution

In 1916, the British sailors were forced to take a rest. The Germans had improved their anti-submarine tactics, and greatly limited the allies&rsquo activity. At the same time, the number of German ships in the Baltic was significantly reduced.

Following the February Revolution in 1917, chaos ensued, and the Russian army and navy rapidly began to fall apart. Since Russian sailors refused to listen to their officers, the commander of the British flotilla, Francis Cromie, found himself the unofficial head of all Russian underwater forces in the Baltic.

After the Bolsheviks seized power, British submarines were redeployed to Hanko in Finland. There, in March 1918, the British became aware that the Soviets had made a separate peace deal with the Germans in Brest-Litovsk, and subsequently stopped fighting.

According to the treaty, the British submarines in the Baltic were to be handed to Germany. Unsurprisingly this didn&rsquot go down very well with the British.

As a result, the British sailors sank their subs in the Gulf of Finland so they didn&rsquot have to give them to their enemy. They then departed Russia via the northern port of Murmansk.

If using any of Russia Beyond's content, partly or in full, always provide an active hyperlink to the original material.


Contenido

It was the Germans' intention to destroy the Russian Army and occupy the West Estonian Archipelago (Moonsund Archipelago). The Germans captured the archipelago, with its main islands of Saaremaa (Ösel), Hiiumaa (Dagö), and Muhu (Moon) during the Operation Albion in September 1917. This left a Russian squadron consisting of the old Russo-Japanese War-era pre-dreadnought battleships Tsesarevich, y Slava, together with cruisers and destroyers, stranded in the Gulf of Riga. The Russian fleet escaped on 17 October 1917 by way of the Suur Strait separating the island of Muhu from the Estonian mainland.


Failed assassination attempt on Bolshevik leader Lenin

Moscow, 4 September 1918 - The Bolshevik leader, Vladimir Lenin, has survived an attempt on his life according to Russian sources.

Mr Lenin was shot outside a meeting of labourers at the Nichelson works in Moscow where he had been speaking. He was approached by a woman who fired three shots into the shoulder and neck of the Bolshevik leader. A bullet also penetrated his chest, damaging the upper part of his lung.

Lenin&rsquos attacker has been named as Dora Kaplan, who, according to reports, was found with poisoned cigarettes on her possession.

An official telegram from Moscow, released last night, states: &lsquoThe patient feels better. His general state is very satisfactory. No change has occurred in the left lung. He slept during the day. He has been eating with a good appetite.&rsquo

Dr Judith Devlin, UCD, explains Lenin's background and how he came to lead the Bolsheviks in 1917.

In another attack, a Russian government official, Moisei Uritsky, was assassinated and his murderers arrested. As a direct result of this incident, numerous houses were searched in Petrograd, including the British embassy where shots were fired and a British subject reportedly killed.

According to British sources, the victim&rsquos name was Capt. Francis Cromie, who confronted the Bolsheviks as they entered the building, killing three of them before being fatally wounded. An English clergyman was denied the opportunity to say prayers over his body. Other British diplomats have been arrested.

This attack on the embassy has drawn a sharp response from the British government. A telegram issued by the British cabinet to Moscow demanded reparations and punishment for the perpetrators of what has been called an &lsquoabominable outrage&rsquo.

The British government has also placed the Russian ambassador in London, Maxim Litvinoff, and members of his staff under preventative arrest until such time as all British representatives have been set free.

los Irish Independent is now reporting that since the attempt on Lenin&rsquos life, the Bolshevik Government has started a &lsquoreign of terror&rsquo throughout Russia with the slaughter of thousands of officers. The bitterness between the Bolshevik and non-Bolshevik socialists, the paper added, is now greater than that between the Monarchists and Revolutionaries.

[Editor's note: This is an article from Century Ireland, a fortnightly online newspaper, written from the perspective of a journalist 100 years ago, based on news reports of the time.]

TWITTER FEED

William Orpen – painter of war and peace | Read about the Irish painter's.
More »

What was the Paris Peace Conference? Darragh Gannon (@DGannon2016) explains.
More »

#Onthisday in 1919 the peace treaty between the Germans and the allies was.
More »


Ver el vídeo: Sidney Reilly. The Most Legendary Secret Agent in History (Diciembre 2021).