Agrigento

Agrigento (griego: Akragas, latín: Agrigentum) fue una ciudad-estado fundada en Grecia ubicada en la costa sur de Sicilia cerca del río Akragas (ahora S. En su apogeo, la ciudad puede haber tenido hasta 300,000 habitantes, y estaba rodeado por más de 12 km de murallas que incluían nueve puertas. La prosperidad de Agrigento está atestiguada por la magnífica arquitectura del siglo V a. C. que sobrevive en la actualidad y que la convierte en uno de los yacimientos arqueológicos más impresionantes del Mediterráneo. Agrigento está catalogado por UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Panorama historico

En la mitología, Agrigento fue fundada por Dédalo y su hijo Ícaro tras su huida de Creta, pero en el registro histórico, la ciudad-estado o polis fue fundada c. 580 a. C. por colonos de Rodas y Creta que un siglo antes habían fundado la cercana ciudad de Gela. El gobernante temprano más notable fue el tirano Phalaris (c. 570-549 a. C.), quien expandió la influencia de la ciudad en el territorio circundante y construyó las impresionantes murallas de fortificación. El tirano se hizo famoso en la leyenda debido a su enfoque innovador de las ejecuciones. Los condenados fueron metidos dentro de un enorme toro de bronce que luego se calentó sobre un fuego. A Phalaris le hicieron cosquillas los gritos provenientes del interior del toro, lo que hizo que pareciera que el animal estaba bramando de rabia.

Se disfrutó de un período similar de dominio local durante el reinado de otro tirano Theron (c. 489-473 a. C.), quien fue conocido como un gobernante justo y mecenas de las artes. Al ponerse del lado de Siracusa contra Cartago, la ciudad prosperó después de la batalla de Himera en 480 a. C., aunque hubo una batalla significativa con Hierón, el tirano de Siracusa, en c. 472 a. C. A partir de este período, la ciudad se hizo conocida por su esplendor arquitectónico, especialmente por sus grandes templos dóricos construidos con piedra arenisca. Tanto es así, que Píndaro, al escribir una oda a un vencedor olímpico, escribió: "Akragas, la ciudad más hermosa que los mortales hayan construido". Diodoro describió la ciudad como una de las más ricas del mundo griego y el destacado filósofo y experto médico Empédocles (c. 492-432 a. C.), que vino de Agrigento, dijo sobre los habitantes de la ciudad y su vida fácil: "... festejan como si fueran a morir mañana, y construyen como si fueran a vivir para siempre ".

Partido de Agrigentans como si fuera a morir mañana, y construir como si fuera a vivir para siempre. Empédocles

Agrigento fue neutral en la guerra entre Atenas y Siracusa en 413 a. C., pero fue atacada, asediada durante siete meses y luego destruida por los cartagineses en 406 a. C., venganza enfática por su derrota en Himera en 480 a. C. La ciudad finalmente se recuperó y se convirtió en un importante asentamiento helenístico, pero Agrigento fue nuevamente saqueada en 262 a. C. y 210 a. C., esta vez por los romanos. Sin embargo, los nuevos maestros aseguraron un nuevo período de prosperidad para Agrigento. El área helenístico-romana de la ciudad sobrevive en parte hoy y se trazó en un patrón de cuadrícula regular con seis carreteras principales que dividían la ciudad en bandas. Las villas con frescos y mosaicos sobrevivientes dan fe de la riqueza de la que disfrutan algunos de los residentes de la ciudad. La ciudad continuó prosperando en el período bizantino y el visitante moderno todavía puede ver las distintivas tumbas semicirculares talladas en las rocas de arenisca.

Restos arqueológicos

El templo de la concordia

Construido entre 450 y 430 a. C., es uno de los templos griegos mejor conservados del mundo y a menudo se lo describe como el Partenón de Magna Grecia. Con unas medidas de 40 x 17 metros, el templo dórico probablemente estaba dedicado a Castor y Pollux. El interior consta de un pronaos, cella, y opistodomos, donde se guardaban los tesoros, las ofrendas y los registros públicos. Hay seis columnas en cada fachada y 13 a lo largo de los lados más largos; cada uno consta de cuatro tambores estriados. El friso tiene triglifos alternados y metopas simples. El templo está en tan buenas condiciones en gran parte porque se convirtió en una basílica cristiana en 597 EC cuando el interior se convirtió en arcadas de tres naves.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

El Templo de los Dioscuros (Castor & Pollux)

El nombre es una convención y los restos de hoy fueron reconstruidos en el siglo XIX EC. Originalmente, el templo del siglo V a. C. medía alrededor de 34 x 16 metros y tenía una disposición de columnas externas de 6 x 13. Fue destruido en el asedio del 406 a. C. Frente al templo hay un altar circular, que una vez se usó para sacrificar animales y verter libaciones en ceremonias religiosas y una parte importante del santuario para Deméter y Perséfone.

El templo de Hércules

El templo más antiguo del sitio fue construido c. 510 a. C. en honor al héroe griego Hércules, especialmente venerado en Agrigento. La base del templo mide 73,9 x 27,7 metros y la altura total habría sido de unos 16 metros. Originalmente, había 6 columnas en cada fachada y 15 a lo largo de los lados, pero hoy solo quedan nueve en pie, re-erigidas en 1922 EC. Cada columna estaba compuesta por cuatro tambores estriados y el frontón habría llevado escultura decorativa. Una estatua de bronce estuvo una vez en el interior.

El Templo de Juno (Hera Lacinia)

Construido entre 450 y 430 a. C., el templo dórico medía alrededor de 41 x 20 metros y 15,3 m de altura. Originalmente, había seis columnas en cada fachada y 13 a lo largo de los lados largos. Cada columna consta de cuatro tambores y 30 siguen en pie hoy. Curiosamente, todavía se pueden ver aquí y allá las manchas negras del daño del fuego causado por el ataque cartaginés en el 406 a. C. Dentro del templo había una estatua de la diosa, Hera (nombre romano: Juno), venerada por su papel de protectora de matrimonios y ceremonias de boda, y los ritos alguna vez tuvieron lugar fuera del templo; las ruinas del enorme altar todavía se pueden ver hoy.

El templo de Zeus

El enorme templo de Zeus (o Olympieion) fue construido en el año 480 a. C. para conmemorar la victoria sobre Cartago en la batalla de Himera. Uno de los templos más grandes construidos en la antigüedad, mide alrededor de 113 x 56 metros y se levanta sobre una base de cinco escalones, tenía 33 metros de altura y el tamaño de un estadio de fútbol moderno. También fue inusual que, en lugar de las típicas columnas independientes externas, las columnas inusualmente gruesas (7 en las fachadas x 14 en los lados largos) se engancharon en una media pared, y los espacios intermedios superiores entre las columnas se rellenaron con enormes figuras de atlantide (la versión masculina de la cariátide, también conocida como telemones) aparentemente sosteniendo el techo con sus brazos doblados. Estas 38 figuras divinas tenían 7,6 metros de altura, pero los estudiosos aún debaten su posición exacta. Solo la altura de las columnas del templo era de 16,88 metros y su ancho en la base de 4,22 metros. Según Diodoro, los frontones tenían esculturas que representaban una gigantomaquia y escenas de la guerra de Troya.

El templo también es un ejemplo temprano y raro en la arquitectura griega del uso del hierro dentro de los bloques de piedra. Se cortaron ranuras en las piedras del arquitrabe en las que se colocaron barras de hierro (31 x 10 cm) que proporcionaron soporte estructural mientras las piedras se ensamblaban en su lugar. No tuvieron ningún efecto beneficioso una vez que los bloques estuvieron en su lugar, pero proporcionaron resistencia a la tracción durante la construcción de los grandes bloques de arquitrabe que se extendían por el espacio inusualmente grande entre las columnas. El templo en realidad no estaba terminado cuando fue destruido por los cartagineses en 406 a. C.

Tumba de Theron

La tradición atribuía este monumento a Theron, considerándolo su tumba, pero, de hecho, la estructura es un monumento romano del siglo I a. C. que probablemente conmemora el asedio del 262 a. C. Una combinación de elementos arquitectónicos dóricos y jónicos, el monumento tiene 9,3 m de altura y 5,2 m de ancho. Una esbelta pirámide, ahora perdida, estuvo una vez sobre la estructura.

Otras estructuras y artefactos

Otras estructuras notables son el templo de Hefesto, construido c. 430 a. C., del cual solo sobreviven dos columnas y una parte de la base. También está el templo de Asclepio, la pieza central de un santuario de 10,000 metros cuadrados al dios de la curación construido entre 400 y 390 a. C. Finalmente, también hay un Ekklesiasterion del siglo IV a. C. bien conservado, que alguna vez se usó para asambleas públicas.

Como era de esperar para un asentamiento tan importante, el sitio también es una rica fuente de artefactos que datan del período Neolítico. Las piezas estrella incluyen algunas de las enormes atlantides del templo de Zeus, un fino kouros de mármol, un expresivo torso de guerrero de mármol, sarcófagos romanos finamente tallados y una excelente selección de cerámica griega de figuras rojas y negras. Todos estos se encuentran en el Museo Arqueológico de Agrigento.


Agrigento, Sicilia

Agrigento es una ciudad en la costa sur de Sicilia en Italia, famosa por su Valle de los templos griegos. La ciudad, rodeada de vegetación y encaramada en la colina, es magnífica y uno de los destinos turísticos más importantes de Sicilia. La moderna Agrigento es una ciudad vibrante y vibrante que satisface todas las necesidades de los turistas que la visitan. El valle de los templos griegos fue puesto por primera vez en el mapa en el siglo XVIII por Goethe y desde entonces ha sido el lugar más visitado de la ciudad. La ciudad en sí, junto con sus habitantes y su cultura, tiene un sabor griego.

Lugares de interés turístico de Agrigento

Valle de los Templos

El valle de los templos es el sitio más importante de la ciudad para explorar estos templos se dividen en dos zonas, zonas orientales y occidentales. los Templo de hércules es el más antiguo de todos los templos que se construyó a finales del siglo VI a. C. los Templo de la concordia es bastante impresionante en tamaño y todavía está casi completo después de todos estos siglos. El Templo de Juno se encuentra arriba en un pequeño acantilado y está parcialmente arruinado, la ubicación ofrece buenas vistas de los otros templos, así como de la cresta. Aparte de estos, hay dos templos más y una tumba antigua en el sitio. Visitas guiadas están disponibles en el lugar.

Templo de la Concordia en Agrigento

El museo Arqueológico y los barrios romanos

El museo arqueológico es un museo bastante interesante ya que tiene una gran colección de piezas encontradas en el sitio del Valle de los Templos. Tiene mucha información sobre el tema y hay un telamón enorme que fue reconstruido a partir de piezas. Al otro lado de la calle del museo se encuentra el antiguo barrio romano que tiene bastantes buenos mosaicos que son dignos de mención.

La Catedral

La catedral está ubicada en Via Duomo en la parte antigua de la ciudad. La catedral se construyó por primera vez en el año 1000 d.C. y ha sido restaurada y reparada varias veces desde entonces. La arquitectura de la catedral es bastante maravillosa y ofrece unas vistas impresionantes del valle que se encuentra debajo.

Catedral de Agrigento

Chiesa di Santa Maria dei Greci

Se trata de una antigua iglesia normanda que se construyó antes de aproximadamente 1000 años. Es una iglesia bastante interesante ya que está construida en el sitio de un antiguo templo griego y la arquitectura es bastante única a su manera.

Via Atena es una calle animada en el casco antiguo de la ciudad. La calle está llena de pequeñas tiendas a ambos lados que venden todo tipo de baratijas y productos de fabricación local. La calle cobra vida con los lugareños haciendo sus compras diarias, y por las noches es un gran lugar para experimentar el estilo de vida local.

Festival de los almendros en flor

El festival de los almendros en flor o como se le conoce, Festa Del Mandorlo se celebra todos los años a finales de febrero y es un buen momento para visitar Agrigento. La ciudad está muy animada en esta época del año con varios eventos y festividades que se llevan a cabo durante el festival, una forma bastante agradable de presenciar la cultura de la ciudad.

Llegar a Agrigento

Hay trenes frecuentes que conectan Agrigento con otras ciudades de la región como Palermo y otras ciudades más pequeñas, sin embargo, llegar a la ciudad desde la costa este puede ser un poco difícil en tren ya que el viaje dura muchas horas. Los autobuses salen con frecuencia desde Agrigento a otras ciudades y pueblos de Sicilia, estos autobuses son bastante fiables y económicos. Agrigento tiene un puerto desde donde salen barcos y transbordadores a intervalos regulares a las islas cercanas y ciudades costeras. El puerto está a 3 km de la ciudad y hay autobuses al puerto disponibles.

Moverse por la ciudad

Los autobuses públicos son la mejor manera de viajar dentro de la ciudad, estos autobuses cubren la mayor parte de la ciudad y son bastante frecuentes. Los boletos deben comprarse antes de abordar el autobús desde las estaciones. Los visitantes también pueden moverse por la ciudad a pie, ya que las calles aquí son bastante peatonales y agradables para caminar y explorar a pie.

Iglesia de San Lorenzo en Agrigento

Estancia y alojamiento

Dado que Agrigento es un importante centro turístico y una ciudad bastante grande, las opciones de alojamiento en la ciudad son bastante buenas. Si está buscando hoteles económicos, hay bastantes hoteles alrededor de la estación de tren, algunas de las opciones son Villa Nicoletta, Belvedere y Oceano and Mare. También hay algunos hoteles de gama media en la ciudad como Camere a sud, Hotel Baglio della Luna, Agrigento Hotel Villa holiday y muchos más. Los hoteles de alta gama serían el Hotel Costa Azzura, el Hotel Dioscuri Bay Palace y el Hotel Villa Athena. Los hoteles de alta gama son todos bastante lujosos con estándares internacionales de servicios.

Comer fuera

Hay muchos restaurantes, cafés, bistrós y bares en la ciudad que sirven cocina local e internacional. Los restaurantes administrados por los hoteles de alta gama de la ciudad son bastante lujosos y elegantes y ofrecen comida gourmet con un toque local. Si visita el casco antiguo de la ciudad, encontrará muchos pequeños restaurantes familiares que sirven platos regionales en un acogedor ambiente informal. Agrigento tiene una larga historia de civilización griega y se nota en su cultura, así como en su gente y en su comida. Los platos locales de Agrigento tienen un toque de sabores griegos y hacen uso de alimentos tradicionales griegos como berenjenas y platos a base de aceite de oliva. Una de las mejores maneras de probar la comida local es visitar uno de los muchos restaurantes más pequeños administrados por familias y pedir platos locales con influencias griegas, estos restaurantes son bastante económicos y sirven platos elaborados con productos locales frescos.

Compras en Agrigento

Agrigento tiene varios complejos comerciales que venden productos de marca. El casco antiguo de la ciudad tiene varias calles que venden productos de fabricación local, artesanías y varios recuerdos interesantes que son únicos en esta región.

Datos interesantes

Agrigento se encuentra en una provincia junto con dos ciudades muy importantes conocidas como Licata y Naro. Naro todavía contiene catacumbas bien conservadas (también conocidas como cuevas para el entierro) donde los primeros cristianos se escondieron para adorar.

El pueblo pobre cerca de Agrigento llamado Contrada (definido como Caos), es donde nació Luigi Pirandello. Probablemente fue el dramaturgo italiano más famoso. También fue novelista y ganó el Premio Nobel de Literatura en 1934.


Historia y cultura

La historia de Agrigento comienza en el 581 a.C. , cuando fue fundada bajo el nombre de Akragas por un grupo de colonos griegos. La ciudad alcanzó el apogeo de su esplendor en el siglo V a.C. bajo el tirano Tenore, quien extendió su dominio a las costas del norte de Sicilia. Durante este período, el arte y la cultura fueron perseguidos intensamente en la ciudad. Fue en este período que se construyó el templo de Zeus olímpico, así como la mayoría de los otros templos, lo que convierte a Agrigento, según el poeta griego Pindaro, en "la más hermosa entre las viviendas de los mortales".

El año 406 fue trágico en la historia de Agrigento: la ciudad fue derrotada por Aníbal y los cartagineses, quienes completaron la destrucción de la ciudad. Agrigento fue refundada en el siglo IV por el estadista y general Timoleon. Durante este período, se construyó el nuevo barrio helénico, que marcó el gran renacimiento del arte y la cultura helenísticos en Agrigento, hasta el 210 a.C., cuando la ciudad quedó bajo el dominio romano.

Después de la caída de la Roma imperial, la ciudad no volvió a su antiguo esplendor hasta después de las ocupaciones árabe y normanda. En el siglo IX, los árabes construyeron una nueva ciudad, que todavía se mantiene hoy como Agrigento medieval y moderna. En 1087, fueron sucedidos por la ocupación normanda. Con la construcción de numerosas iglesias, los normandos dieron nueva vida a las artes y la cultura cristianas. Las fortificaciones que construyeron defendieron Agrigento de las incursiones de piratas sarracenos.

El siglo xviii marcó otro momento cardinal para la historia de la ciudad: el florecimiento del período barroco en Agrigento, evidente hoy en casi todas las iglesias de la ciudad. En los años siguientes, la ciudad sufrió el mal gobierno de los Borbones, al igual que toda Sicilia, hasta 1860, cuando Sicilia se unió oficialmente al Reino de Italia. El siglo XX marcó el advenimiento del desarrollo caótico de la construcción en la ciudad, que ha amenazado la integridad misma de la zona arqueológica.


Agrigento, Italia

AGRIGENTO (Girgenti), ciudad de Sicilia. La comunidad judía de Agrigento se remonta a la antigüedad clásica, como lo atestigua una lápida hallada allí, quizás del siglo V. En 598, durante el pontificado de & # x002AGregorio el Grande, varios judíos se convirtieron al cristianismo. La comunidad continuó existiendo durante todo el período de dominación musulmana y se menciona a Girgenti en una carta del Cairo & # x002AGenizah C. 1060. La comunidad judía se registra en 1254 cuando los ingresos de los judíos fueron gravados a favor de la iglesia. & # x002AFaraj da Agrigento fue uno de los traductores más activos empleados por Carlos de Anjou en Nápoles. En 1397 los judíos de Agrigento tuvieron que equipar una fuerza de 200 soldados de infantería para uno del rey Martín I de las expediciones militares de Aragón & # x0027s. En 1426, los ciudadanos de Agrigento solicitaron sin éxito el permiso real para hacer cumplir las medidas antijudías. En 1476, el rey Juan II ordenó que el dinero legado por Solomon Anello para promover el aprendizaje del hebreo en Agrigento se le diera en su lugar a Guglielmo Raimondo Moncada (alias Flavius ​​Mithridates), un judío siciliano convertido al cristianismo. Entre las razones citadas estaba la acusación de que las escuelas judías de la ciudad enseñaron calumnias contra la fe cristiana, aludiendo a la difusión de cierto libro hebreo entre los judíos sicilianos. Se cree que este libro ha sido Toledot Yeshu ("La vida de Jesús"), una pseudohistoria medieval de la vida de Jesús. Los herederos de Anello y # x0027s impugnaron la decisión, pero al final la escuela se cerró y los ingresos se asignaron a Moncada. En 1477 se llegó a un compromiso y se ordenó a los judíos de Agrigento que proporcionaran a Moncada una casa en Palermo en lugar del edificio de la escuela en su ciudad. Ese mismo año, los herederos de Solomon Anello finalmente lograron recuperar algunos de los libros y bienes. En el momento de la expulsión de los judíos del territorio bajo el dominio español en 1492, el tesorero municipal fue encarcelado por especulación a expensas de los judíos.

BIBLIOGRAFÍA:

G. Di Giovanni, L & # x0027ebraismo della Sicilia (1748), 289 & # x201398 B. y G. Lagumina, Codice diplomatico dei giudei di Sicilia, 1 (1884), 6, 21, 182, 388 2 (1895), 184 3 (1909), 116 Roth, Italia, índice Milano, Ital & # x00EDa, índice C. Roth, en: JQR, 47 (1956/57), 329 & # x201330 (= ídem, Espigar (1967), 74 y # x201375). AGREGAR. BIBLIOGRAFÍA: S. Simonsohn, & quot; Algunos judíos conversos conocidos durante el Renacimiento & quot; REJ, 148 (1989), 17 & # x201352 ídem, Los judíos en Sicilia, 6 vols. (1997 y # x20132004) H. Bresc, Arabes de langue, juifs de religion. L & # x0027 & # x00E9volution du juda & # x00EFsme sicilien dans l & # x0027environment latin, XII e & # x2013XV e si & # x00E8cles (2001).

Fuente: Enciclopedia Judaica. & copy 2008 The Gale Group. Reservados todos los derechos.


Agrigento y sus ruinas en Sicilia

Agrigento es una ciudad ubicada en el suroeste de Sicilia, Italia. Agrigento es la capital de la provincia de Agrigento. Se encuentra cerca de la cima del mar Mediterráneo. La ciudad es famosa por los museos antiguos, las ruinas romanas y varias otras estructuras arqueológicas. La ciudad es una importante atracción turística y un mercado agrícola. Sin embargo, en Italia, Agrigento & # 039s per cápita es el más bajo. Agrigento también se llama Acragas (griego) y Kerkent (árabe). Agrigento significa "Valle de los templos".

Atracciones
Una de las principales características de Agrigento es su agricultura. La gente ha adaptado diferentes estilos de cultivo aquí. Las mejores fresas del mundo están disponibles aquí. Aparte de su agricultura, el principal atractivo de Agrigento radica en sus ruinas.

Ruinas importantes

Valle de los Templos: incluye 7 restos de edificios antiguos. Los 7 edificios incluyen: Templo de Juno, Templo de la Concordia, Templo de Heracles, Templo de Zeus Olympic, Templo de Castor y Pollux, Templo de Vulcano y Templo de Asclepio

Castillo de Poggio Diana: este castillo fue construido en el siglo XIII y alberga treinta tumbas separadas.

Templo romano de Zeus olímpico: este templo nunca se construyó por completo, pero permaneció en ruinas. Este templo es uno de los templos griegos más importantes.

El Atlas caído: el Atlas caído es parte del Templo de Zeus Olímpico. El Atlas cayó durante el tiempo de su construcción. A lo largo de los años, muchas personas pensaron en restaurar el Atlas, pero debido a su mal estado, lo dejaron como & # 8220caído & # 8221.

Historia
Agrigento fue fundada alrededor del 580 a. C. La ciudad fue llamada por primera vez Akragas (que significa poco clara) por los griegos. Los romanos y cartagineses gobernaron Agrigento durante el siglo III. Los romanos gobernaron durante el período 262 a. C. y los cartagineses en el período 255 a. C. Agrigento fue próspero durante el dominio romano. Después de la muerte de Julio César en 44 a. C., a la gente se le concedió la ciudadanía romana. Durante la Segunda Guerra Mundial, Agrigento sufrió graves daños, incluidos algunos daños importantes en los edificios históricos y las ruinas ubicadas allí.

Viajar a Agrigento
Viajar a Agrigento es muy fácil porque la ciudad está conectada con otras ciudades por los principales medios de transporte.

En autobús: hay varios autobuses desde las ciudades y pueblos cercanos.
En tren: desde la estación de Piazza son unos cinco minutos a pie.
Por aire: hay varios vuelos desde los aeropuertos de Palermo y Catania.

Cualquier viaje a las ruinas ubicadas aquí sería muy enriquecedor desde el punto de vista cultural e histórico.


Agrigento: entre historia y mito

La provincia de Agrigento se encuentra en el suroeste de Sicilia. Según la leyenda, fue fundada por Deadalus, protagonista de la mitología griega e inventor de la Laberinto de Knossos y de la vaca hueca por Minos& # 8216 esposa, Pasiphaë. Ya nos hemos referido a Bull of Phalaris, ahora describamos estos otros dos inventos en líneas generales. El primero, el laberinto, fue construido por Minos, rey de Creta, en Knossos (Grecia), para mantener encerrado al llamado Minotauro. los Minotauro era el fruto de la infidelidad de Pasiphaë con un toro divino y, en consecuencia, era una criatura mítica con cabeza y cola de toro y cuerpo de hombre. Esta última, la vaca hueca, fue diseñada para el testamento de Pasiphaë, con el fin de vivir su pasión secreta por el toro divino.

Pasiphaë y Daedalus, un fresco de La casa de los Vettii, una domus romana (un tipo de casa) en Pompeya & # 8211 Wikipedia, dominio público

Sin embargo, según la historia, Agrigento fue fundada en el 580 a. C. por los colonos rodios y cretenses, Aristinoo y Pistillo, como colonia de Gela. Varios tiranos gobernaron la ciudad, como nosotros: los conocidos Phalaris (580 & # 8211 554 AC) y Theron (488 & # 8211 472 AC), quienes hicieron de la ciudad un notable centro cultural y militar. Agrigento fue conquistada por diferentes pueblos a lo largo de los siglos: por los cartagineses, los romanos, los bizantinos, los árabes (realmente mejoraron el comercio local, la industria y llamaron a la ciudad & # 8220Girgenti& # 8220) y, en última instancia, los normandos. Los normandos llegaron a Agrigento en 1087 y, tras una dolorosa resistencia, la ciudad se rindió. El actual & # 8220Agrigento & # 8221 se remonta solo a 1927.

el fascinante Agrigento (Sicilia) & # 8211 Wikipedia, dominio público

Referencia bibliográfica

Di Giovanni, G., 1998, Agrigento: la cabecera del valle y la ciudad de los templos, Edizioni Di Giovanni, Agrigento


Este es la zona arqueológica de Agrigento que se eleva por debajo de la ciudad moderna, con sus monumentos que dominan todo el valle. Debido a las altas temperaturas en Sicilia, que sobre todo en verano alcanzan los 40 ° C, y dada la ausencia de zonas de sombra, la mejor época para visitar el Valle de los Templos es sin duda la de febrero a junio, mientras que en los meses de verano puede aprovechar la noche de apertura.
Para ver absolutamente el Templo de Juno, los Templo de la concordia, los Templo de Júpiter Olimpo y el Tumba de Teron.


Agrigento - Historia

Descripción del Proyecto

Agrigento es una de las ciudades más antiguas de Sicilia y se ha levantado varias veces sobre sus restos antiguos. los Valle de los Templos nos cuenta uno de sus rostros más fascinantes, ligado al mundo clásico, junto con los extraordinarios hallazgos guardados en el Museo Arqueológico Regional. La ciudad, fundada en 581 a.C. por los colonos griegos Rodio-Cretan y se convirtió en Akràgas en el siglo siguiente, ha representado en el pasado uno de los Centros más brillantes del Mediterráneo. Esta es la razón por La UNESCO inscrito el Zona arqueológica de Agrigento en el sitio del Patrimonio Mundial en 1997.

De Agrigentum, solo tenemos los restos de las elegantes villas nobles y las calles regulares de la Barrio helenístico-romano.

Haga clic en el mapa turístico de Agrigento para descargar

10 cosas que no debe perderse en Agrigento:

1 & # 8211 Un paseo por via Atenea

El casco antiguo se extiende sobre la colina de Girgenti y sus principales arterias son la Via Atenea y la cercana Viale della Vittoria panorámica, desde la que se domina el Valle y el mar. Durante el paseo entre las tiendas, boutiques y cafés, disfrutamos el helado de pecorino.

Increíble, ¿verdad? Es un helado delicado hecho de ricotta de oveja.Un sabor típico y único, un producto real del poco conocido Agrigentino. Entremos ahora en el laberinto de callejuelas que, según el esquema árabe, conecta los monumentos más antiguos.

2 & # 8211 La Catedral de San Gerlando

La Catedral de San Gerlando fue fundada a finales del siglo XI por el obispo Gerlando. El templo es de Estilo gótico normando y se accede a través de una amplia y suave escalera, flanqueada por la magnífica e inacabada campanario del siglo XV. El edificio alberga el precioso Tesoro de la Catedral, particularmente rico en obras de arte. Subimos el campanario y admirar los tejados de Girgenti desde arriba.

La Catedral de San Gerlando

3 & # 8211 Chiesa Santa Maria dei Greci y Abbazia di Santo Spirito

Por la calle de Santa Maria dei Greci accedemos a la iglesia del mismo nombre, en el barrio más antiguo de la ciudad medieval. Construido en el Siglo doce, descansa sus cimientos sobre la base de un templo dórico del siglo V a.C. que algunos creen que es el de Atenea, en la acrópolis de Akragas. La Iglesia, precedida por un pequeño y elegante patio, tiene una fachada con un árabe-normando del siglo XIII portal y hermosas ventanas lancetas individuales. El interior tiene tres naves con techo de madera y está enriquecido por algunas huellas de frescos del siglo XIV, una estatua de madera del 500 y un sarcófago que alberga los restos de un noble Palermo. Desde la nave izquierda accedemos a la base norte del templo dórico, del que se ven algunas columnas con tambores

Abadía de Santo Spirito.

Construido en 1260, el complejo consta de la iglesia y el monasterio cisterciense adyacente. La iglesia tiene, en el exterior, un magnífico portal de estilo Chiaramonte coronado por un rico rosetón, en un contexto barroco más reciente. Por dentro, siglo XVIII, numeroso Serpottiano estucos que decoran imaginativamente las paredes de la iglesia, una pila de agua bendita de la & # 8216500, una Madonna del Gagini (o escuela gaginesca) y un techo de madera artesonado en 1758, en el que está pintado el escudo de armas de la familia Chiaramonte: de hecho fue la esposa de Federico Chiaramonte, Marchisia Prefoglio, quien permitió, con una donación, la fundación del complejo. El monasterio adyacente o Badia Grande, que data de 1290, está embellecido por el magnífico claustro, en el que destacan las portadas góticas: la imponente sexta puntiaguda, flanqueada por ventanas geminadas, a la entrada de la Sala Capitular. En el interior del monasterio se conservan algunos frescos de los siglos XVI y XIX. Las monjas del monasterio preparar delicioso tortas de almendras y pistachos, según una receta centenaria… ¡Que no se pierdan de probarlos!

4 & # 8211 El Museo Arqueológico Regional de Agrigento

Se encuentra a las afueras del centro de la ciudad, en el distrito de S. Nicola, con vistas panorámicas al Cerro de los Templos. Ilustra la historia de la antigua Agrigento y su territorio, desde la prehistoria hasta la etapa de helenización. En su rica colección de hallazgos arqueológicos se encuentra el Telamón más de 7 metros de altura, el Efebo de Agrigento. Junto al museo, la medieval Iglesia de San Nicolás alberga el Sarcófago de Fedra, una de las máximas expresiones de la escultura romana en Sicilia. Su frondoso jardín nos espera para un refrescante descanso.

Más información sobre el Museo Arqueológico en audio tour izi.TRAVEL

El Museo Arqueológico Regional de Agrigento

5 & ​​# 8211 Las largas playas de Agrigento

Se extienden por millas al este y al oeste, desde Marina di Licata, una ciudad de orígenes antiguos, que pasa por Punta Bianca, con una alternancia de playas casi desiertas, hasta las más de moda San Leone, el centro neurálgico del verano Agrigento. Hay para todos los gustos y todos están hechos de arena blanca y fina.

Una vista de la playa de Sciacca y # 8211 ph STR Agrigento

6 & # 8211 La casa de Pirandello

Es una casa de campo de los últimos siglo dieciocho en el distrito Caos, una meseta con vistas al mar entre olivos y robles. Las salas con vistas al campo acogen una gran colección de fotografías, reseñas y premios, primeras ediciones de libros con dedicatorias autógrafa, pinturas dedicadas a Luigi Pirandello, cartel de sus obras más famosas representadas en Teatros de todo el mundo. La Casa alberga a menudo exposiciones temporales dedicadas al Maestro. Desde 1987 el lugar de nacimiento ha sido un solo instituto con la Biblioteca Luigi Pirandello. En el jardín, hasta hace unos años, aún quedaba el pino centenario donde el escritor se detenía a reflexionar y componer. En este rincón, rico en carisma, el autor quería que sus cenizas fueran enterradas.

7 & # 8211 El festival de los almendros en flor

los Festival de los almendros en flor nació en 1934 de la idea del Conde Alfonso Gaetani de Naro, ansioso por promocionar los productos típicos de Agrigento. El festival en sus inicios era una exhibición de carrozas y grupos folclóricos isleños, pero a lo largo de los años ha ido evolucionando hasta atraer la participación de empresas del resto de Europa y del exterior. De esta iniciativa nació el & # 8220Festival Internacional de Folklore & # 8221 que se renueva cada año, entre febrero y marzo. En este período el Valle de los Templos vive un semana de celebración y encuentro entre pueblos. Lo más destacado es la evocadora iluminación del trípode de la amistad frente al Templo de la concordia.

Valle de los Templos de Agrigento & # 8211 ph. Paolo Barone

8 & # 8211 El Jardín de la Kolymbetra

En el Jardín de Kolymbetra se respira el aroma del maquis mediterráneo. About 2500 years ago, the tyrant Theron had a system of tunnels and hypogea designed to feed this small valley with water. The large swimming pool that emerged became a meeting place for the inhabitants of the city and cheer the rich Akragantini. A century later it was buried and gave rise to a very fertile garden comparable to Eden.
This area, within the Valley of the Temples and not far from the temple of the Dioscuri, since 1999 has been entrusted to the FAI Fondo Ambiente Italiano. It is a precious example of Mediterranean maquis rich in citrus plants, pistachios, carob trees, nuts, mulberries, pomegranates that still grow thanks to the ancient water supply. Not infrequently this magical place becomes the setting of events, concerts and exhibitions.

9 – La Scala dei Turchi (The Ladder of the Turks)

La Scala dei Turchi is a magical place located along the stretch of sea between Realmonte and Porto Empedocle. Its rock is made of tender, calcareous, clayey marl and a blinding white. Nature, as a great artist, has worked this material over time, making it softly sinuous with the help of the sea and the salty breeze, forming terraces and smoothing every corner.

Scala dei Turchi (Ladder of the Turks) – Realmonte, Agrigento – ph. Paolo Barone

10 – Farm Cultural Park in Favara

Favara con su Farm Cultural Park, half an hour from the Valley of the Temples, is the sixth city in the world among the ten must-see destinations for those who love contemporary art, according to the ranking of the English blog “Purple Travel”. This small town of Agrigento, from an abandoned village, turned into a creative laboratory and a modern art site where artists from all over the world leave their mark.

Seven courtyards, connected to each other. Seven white courtyards, Arabic style and decided. A cultural park, an art gallery, photography, music, food and good wine.

Farm Cultural Park – Favara (Agrigento) – ph. Paolo Barone

In the surroundings of Agrigento:

About an hour from Favara we reach Sciacca: a beautiful sea and many works of art. On the eastern side it is possible to admire the imposing mass of Mount Kronio, near which we find the cave-chapel of the saint hermit San Calogero, and beside the natural stoves full of steam.

Let’s take on a 5 senses tour through the guided tours offered by the Eco-Museum of the 5 senses and, a few kilometers away, we also visit the Enchanted Castle.

Sciacca (Agrigento) – ph. Paolo Barone

Towards the hinterland we make a stop in Burgio, an ancient village rich in history, famous for its artistic ceramics and bronze bells.


The Once Magnificent Temples in the Valley

Temple of Concordia dating back to 420 BC was named after a Roman god but was most likely originally dedicated to a Greek god. It is regarded as one of the greatest surviving temples in the Doric style. Situated on a set of steps, it has many well-preserved fluted columns that are 20 feet high (6.6m). The temple is now roofless but is in otherwise great condition and is one of the finest examples of a Doric style temple.

The Temple of Concordia, Valley of the Temples ( crocicascino/ Adobe Stock)

The Temple of Juno, named after a Roman god, but perhaps originally dedicated to the Greek Goddess Hera, is 20 feet high (6.6m) and includes a portico lined with 6 columns on one side and 13 on the other, although some are badly damaged. The central shrine area can be seen as well as stairs.

Temple of Heracles (or Hercules) was once one of the most popular temples in ancient Magna Grecia . It was situated in the Ágora, the main public space in the city. It is thought that it was the Carthaginians who destroyed the temple, but the floor plan and stairs have survived, as well as the front colonnade of the temple with its six impressive columns.

Three temples of which little has survived are the once enormous temple of Olympian Zeus which was intended to mark a great victory over the Carthaginians, the Temple of Castor and Pollux, and The Temple of Hephaestus (or Vulcan). Pillars, and rubble, floor plans, and an entablature are now the only remaining artifacts.

The Temple of Juno, Valley of the Temples ( Leonid Andronov /Adobe Stock)

Apart from some broken columns, very little remains of the temple of Asclepius, but it is still possible to see the plan of the sanctuary where the pilgrims would gather in the hope of being cured by the God of healing.

The Tomb of Theron, which was a monument to Roman soldiers killed in the First Punic War is on display, along with the remains of gates dating back to the 4 th century B.C. A Roman and a Byzantine necropolis can be found on this large site as well as medieval remains, and a remarkable 500 years old olive tree .


Agrigento - History

Archaeologists resume the search for the home of drama in a majestic Greek sanctuary

Going to the theater was an essential part of ancient Greek civic and religious life. Plays such as the tragedies of Aeschylus and Euripides, the comedies of Aristophanes and Menander, and likely numerous other works that have not survived, were regularly staged at religious festivals. Masked actors and a chorus whose role was to comment on the play’s action in song, dance, and verse entertained festivalgoers and paid honor to the gods. “Since the very beginning of Greek civilization, a theater was always a religious building housed in a sanctuary,” says archaeologist Luigi Maria Caliò of the University of Catania. “In the Greek world, everything was related to holiness, and theaters were built in sacred areas.”

At first, theaters were likely just open areas or hillsides with no cavea, or tiered seating area. From about the sixth to the fourth centuries B.C., says Caliò, Greek theaters were built of wood. Sophocles’ Oedipus at Colonus and Electra, for example, were performed in wooden theaters. Beginning in the fourth century B.C., theaters were often built in stone. “When theaters were monumentalized, they became a crucial part of cities around the Greek world,” Caliò says. Though nearly all traces of the wooden structures have been lost, remains of ancient Greek stone theaters—almost 150 have been discovered to date—still stand from Italy to the Black Sea, at sites such as Epidaurus in the Greek Peloponnese, the sanctuary of Apollo at Delphi, and Taormina in Sicily. As one of the most important cities in the ancient Mediterranean during the classical era and home to one of its grandest sanctuaries, Akragas (now Agrigento), on Sicily’s southern coast, must have had a theater as well. But no ancient sources mention one there and, until recently, no archaeological evidence of such a structure had ever been found.

The city-state of Akragas was founded in 582 B.C. by Greeks from Gela, a flourishing Sicilian colony some 40 miles away that had been established a century earlier. Akragas reached its zenith under the tyrant Theron, who ruled from about 489 to 472 B.C. In 480 B.C., Theron and his ally and brother-in-law Gelon, ruler of the powerful colony of Syracuse, were part of a coalition that defeated the Carthaginians at the Battle of Himera, ending, temporarily at least, the Carthaginians’ threat to take over Sicily. To celebrate their victories, Akragas’ rulers launched a series of monumental building projects, including construction of the immense temple dedicated to Olympian Zeus, which, at 340 by 160 feet, was the largest Doric temple in the Greek world. Akragas was razed by the Carthaginians in 406 B.C. and then left largely abandoned until 338 B.C., when the Carthaginians were defeated and the city was rebuilt.

A century later, Akragas was the site of the first pitched land battle of the Punic War, which pitted the resurgent Carthaginians against the newly expanding power of Rome. The Roman victory in 262 B.C. signified the beginning of Roman influence in Sicily. Later, Akragas became Roman Agrigentum. Throughout its history, when the city thrived, building projects and religion did, too. Temples were regularly constructed and dedicated to gods and demigods including Hercules, Zeus, Hera, Athena, Concordia, Hephaestus, Castor and Pollux, Demeter and Persephone, and Isis.

The search for Akragas’ theater began almost a century ago when archaeologist Pirro Marconi directed a large archaeological campaign funded by his English patron, Alexander Hardcastle. Hardcastle was a captain in the British Navy who became fascinated with the site while living in a home known as the Villa Aurea, located between two of Agrigento’s still-standing temples. Until the Englishman died in 1933, he sponsored Marconi’s work. The only written source available to guide Marconi in his search for the theater was De Rebus Siculis Decades Duae, the first printed book on the history of Sicily, written in the middle of the sixteenth century by Dominican monk Tommaso Fazello. Fazello had located what was left of the theater “not very far from San Nicolò church,” adding, “I barely recognize its foundations.” Marconi, however, failed to uncover significant evidence of the structure, ending the pursuit of Akragas’ theater for the next eight decades.

It wasn’t until the summer of 2015, when Maria Concetta Parello, one of the supervising archaeologists of Agrigento’s Valley of the Temples archaeological park, decided to investigate the southern boundary of the agora, the ancient city’s main market and gathering place, that the hunt was renewed. About 300 yards from San Nicolò church, experts from the University of Molise and Italy’s Institute for Applied Technology were using 3-D tomography to explore deep underground. “At the end of the workday they told us about some height differences on a steep slope,” says Parello. “Specifically, they saw some strange curved lines in a nearby limestone embankment. We asked a geologist what he made of that, and he said this type of curve definitely wasn’t natural. We thought it might be the theater and became very excited.” After a short walk to the top of the slope, Parello also noticed some stone blocks arranged in a curvilinear shape. “They were always there, but we had never really seen them before,” she says. Although it would take them several more months of work to be certain—during which time they refrained from calling the structure “the theater” for fear of jinxing their find—Parello and her team had finally located Akragas’ missing theater. Marconi, it turns out, hadn’t found the structure because he had been looking in the wrong place.

Over the past three field seasons, Parello’s team has continued to uncover what remains of Akragas’ stone theater. They have identified two phases, one dating to the fourth or third century B.C., and the other to the second century B.C., when the building’s diameter was expanded from about 213 feet to more than 300 feet by the Romans. “This makes it one of the biggest theaters in Sicily, comparable to those in Syracuse and Catania,” Caliò says. The project has been complicated by the fact that, since at least the thirteenth century, locals have been disassembling the structure stone by stone and using the blocks to build the churches and private buildings of medieval and modern Agrigento. When the team reached the level of the foundation trenches for the theater’s west side, for example, nearly all the foundation stones were gone. However, the surviving remains indicate that the foundation could have supported walls up to 30 feet tall. Thus far, the team has fully excavated the summa cavea, the highest part of the stands, where commoners sat. In the future, they hope to uncover the ima cavea, where the most coveted seats reserved for elders and high-ranking individuals were located.

In addition to the remains of the theater’s structure and seats, Parello and her team have uncovered numerous votive artifacts in and around the structure, including a deposit of objects related to a good-luck ritual. Most of these are vessels for everyday use, such as a guttus, a kind of baby bottle, and unguentaria, small terracotta vessels used to hold perfumed ointment. The team has also unearthed many fragments of high-quality fourth- to third-century B.C. black-glazed pottery, as well as three coins, one of which is well preserved. This coin, which dates from the classical period and was minted in Agrigento, depicts an eagle, the symbol of Zeus, with folded wings on the front and a crab on the back. A small statue dating to the fourth or third century B.C. depicts a musician playing the double flute, or aulos, in a style typical of Greco-Sicilian artists. Although only fragmentary, an unearthed terracotta theatrical mask still shows the original colored paint. A better-preserved fourth-century B.C. mask depicts a fearsome Gorgon.

Atop a hill not far from the stone theater, the team made a surprising find: 20 holes dug into the earth to hold wooden poles. “Our hypothesis is that this is evidence of an older, rectangular wooden theater that was replaced by the one made of stone,” says Caliò. “This confirms what we know about the architecture of Greek theaters.” Recently, archaeologists excavating at the base of the Acropolis in Athens identified holes similar to the ones found in Agrigento. “These holes seem to have belonged to the Theater of Dionysus, which collapsed in the fifth century B.C.,” Caliò explains. “We believe that theater was contemporaneous with Agrigento’s wooden theater.”

Parello’s excavations will resume in the spring of 2019, when she hopes to find the stone theater’s orchestra. “After investigating with a magnetometer, we know there are some unidentifiable structures about 12 feet below the surface,” she says. “It’s probably the orchestra. I can’t wait to see what it looks like. And it would be great if we could find the original stage.”


Ver el vídeo: First Thoughts on Agrigento, Sicily. Cheapest Arancini in Italy (Enero 2022).