Nicaragua


Nicaragua - Historia

Nicaragua deriva su nombre del jefe amerindio Nicarao que una vez gobernó la región. El primer contacto europeo llegó con Colón en 1502. En ese momento, la parte norte del país estaba habitada por amerindios sumo, la región oriental por los miskitos y la región alrededor de los lagos de Nicaragua y Managua por tribus agrícolas.

Los primeros asentamientos españoles en Nicaragua fueron fundados por el conquistador Gil Gonz & # x00E1lez de & # x00C1vila en 1522. Las ciudades de Granada y Le & # x00F3n fueron fundadas en 1524 por Francisco Hern & # x00E1ndez de C & # x00F3rdoba. Durante los siguientes 300 años, la mayor parte del período colonial, Nicaragua fue gobernada como parte de la capitanía general de Guatemala. La independencia de las cinco provincias de Centroamérica, incluida Nicaragua, fue proclamada el 15 de septiembre de 1821. Después de un breve período bajo el imperio mexicano de agosto de Iturbide (1822 y 201323), Nicaragua se unió a las Provincias Unidas de Centroamérica. Nicaragua declaró su independencia de las Provincias Unidas el 30 de abril de 1838 y se adoptó una nueva constitución.

Nicaragua no se consolidó inmediatamente como nación. Los españoles nunca habían sometido por completo a Nicaragua, y la Costa de los Mosquitos en el momento de la independencia era un enclave amerindio y británico, especialmente alrededor del área de Bluefields. Gran Bretaña ocupó la Costa de los Mosquitos durante las décadas de 1820 y 1830, y mantuvo una presencia significativa a partir de entonces. Más allá de eso, Nicaragua fue desgarrada por una amarga lucha entre liberales, con sede en Le & # x00F3n, y conservadores, con sede en Granada.

Otro factor que impidió el desarrollo de Nicaragua fue la constante intervención extranjera que se centró en la ruta comercial a través del país. El comodoro Cornelius Vanderbilt compitió con los británicos por el control del tráfico transístmico, una rivalidad resuelta por el Tratado Clayton-Bulwer de 1850. En 1853, los liberales encabezados por M & # x00E1ximo J & # x00E9rez y Francisco Castell & # x00F3n se rebelaron e invitaron al aventurero militar estadounidense William Walker para ayudar a su rebelión. Walker invadió Nicaragua en 1855, capturó Granada y reprimió a J & # x00E9rez, y él mismo fue elegido presidente en 1856. Duró solo un año, y fue capturado y ejecutado en Honduras en 1860. Los conservadores tomaron el control en 1863 y gobernaron hasta 1893.

El reinado conservador de 30 años trajo aumentos en la producción de café y banano. Los liberales se rebelaron con éxito en 1893 y José Santos Zelaya se convirtió en presidente. La dictadura de Zelaya duró 16 años, durante los cuales incorporó la mayor parte del territorio Mosquito a Nicaragua, desarrolló ferrocarriles y transporte lacustre, amplió los cafetales y provocó revueltas entre sus vecinos centroamericanos. En 1901, mediante el Tratado Hay-Pauncefote, Gran Bretaña otorgó a Estados Unidos el derecho indiscutible de construir un canal centroamericano. Zelaya fue finalmente depuesto en 1909, después de una revuelta conservadora.

Desde 1909 hasta 1933, Estados Unidos creció en influencia en Nicaragua. Los conservadores inmediatamente pidieron ayuda a Washington. Estados Unidos colocó un agente estadounidense en la aduana en 1911, y los bancos estadounidenses otorgaron un crédito considerable al Tesoro en quiebra. Los marines y buques de guerra estadounidenses llegaron en 1912 en apoyo del presidente Adolfo D & # x00EDaz. Las fuerzas estadounidenses permanecieron activas en la política nicaragüense y administraron el país directamente o mediante gobernantes elegidos a dedo hasta agosto de 1925. Durante este período, el Tratado Bryan-Chamorro de 1914 permitió a los Estados Unidos construir un canal a través de Nicaragua. Después de la retirada de los marines, los liberales se rebelaron contra el gobierno conservador de Diego Manuel Chamorro, respaldado por Estados Unidos, y establecieron un gobierno en la Costa de los Mosquitos. Los marines regresaron en 1926 para reimponer D & # x00EDaz.

En noviembre de 1928, los marines supervisaron la victoria electoral del liberal José Moncada, con quien los conservadores habían hecho las paces. El héroe guerrillero general Augusto C & # x00E9sar Sandino comenzó a organizar la resistencia a la fuerza de ocupación marina en 1927 y luchó contra las tropas estadounidenses hasta paralizarlas. Con la toma de posesión del presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt & # x0027s & # x0022Good Neighbor & # x0022 Policy en 1933, los marines fueron retirados por última vez. Pero los marines dejaron un legado, habiendo construido la Guardia Nacional de Nicaragua, encabezada por Anastasio (& # x0022Tacho & # x0022) Somoza Garc & # x00EDa.

Al año siguiente fue elegido para el cargo el liberal Juan B. Sacasa. También durante 1934, oficiales de la Guardia Nacional dispararon contra Sandino después de ofrecer negociar un acuerdo con sus fuerzas. La Guardia Nacional estaba ahora indiscutible en Nicaragua, y tres años después, Somoza destronó a Sacasa y asumió la presidencia. Somoza y su familia iban a gobernar Nicaragua directa o indirectamente durante los próximos 42 años.

Somoza fue presidente hasta 1947, haciendo los cambios constitucionales necesarios para prolongar su mandato. Aunque se retiró en 1947, regresó en 1950 y fue asesinado en 1956. El hijo de & # x0022Tacho & # x0027s & # x0022, Luis Somoza Debayle, fue presidente del Congreso e inmediatamente se convirtió en presidente según la constitución. Al año siguiente, fue elegido por un sospechoso 89% de los votos.

En 1962, se aprobó una ley que prohibía a los familiares dentro de cuatro generaciones suceder inmediatamente a Luis Somoza como presidente. En consecuencia, en febrero de 1963, Ren & # x00E9 Schick Guti & # x00E9rrez del Partido Liberal Nacional fue elegido presidente por un período de cuatro años. Schick murió en el cargo en agosto de 1966 y fue sucedido por su primer vicepresidente, Lorenzo Guerrero. Las elecciones presidenciales de febrero de 1967 devolvieron al poder a los Somoza con una abrumadora victoria de Anastasio Somoza Debayle, el hermano menor de Luis.

Según la ley nicaragüense, el mandato de Anastasio en el cargo debía terminar en mayo de 1972. Pero en marzo de 1971, Somoza había llegado a un acuerdo que le permitía presentarse a la reelección en 1974, gobernando en el ínterin con un gobierno de coalición de tres hombres. . Anastasio y su triunvirato redactaron una nueva constitución, firmada por el triunvirato y el gabinete el 3 de abril de 1971. Luego, después de declarar ilegales a nueve partidos de oposición, Somoza ganó fácilmente las elecciones de septiembre de 1974.

Mientras Somoza consolidaba su control sobre Nicaragua, una organización insurgente, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (Frente Sandinista de Liberaci & # x00F3n Nacional & # x2014FSLN), comenzó a agitar contra su gobierno. Al principio, el grupo era pequeño y se limitaba a las regiones montañosas y al pie de las colinas de Nicaragua. Pero la oposición interna a Somoza aumentó, impulsada por las prácticas económicas monopolísticas y corruptas de la familia. Un poderoso ejemplo de corrupción fue la desaparición de la mitad de la ayuda humanitaria de Estados Unidos que se extendió a Nicaragua después del devastador terremoto de 1972. La mayor parte de la reconstrucción de Managua fue realizada por empresas controladas por Somoza en tierras de Somoza. A lo largo de la década de 1970, la oposición de Somoza y # x0027 creció y el apoyo de Estados Unidos comenzó a disiparse.

En diciembre de 1974, la guerrilla secuestró a 13 destacadas personalidades políticas, incluidos varios miembros de la familia Somoza. El grupo obtuvo un rescate de nosotros $ 1 millón y la liberación de 14 presos políticos. Somoza respondió declarando una ley marcial y desató a la Guardia Nacional. Las tácticas represivas de la Guardia crearon aún más enemigos del régimen de Somoza. La represión continuó durante la década de 1970 y culminó en enero de 1978 con el asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, director y editor del periódico de oposición. La Prensa. Los asesinos nunca fueron encontrados, pero la mayoría consideró que Somoza y la Guardia Nacional estaban detrás del asesinato de este líder moderado de una familia prominente.

Nicaragua estaba ahora gobernada por un Gobierno de Reconstrucción Nacional de coalición, integrado por varios líderes religiosos y políticos, pero dominado por el liderazgo sandinista. Esa coalición se había desmoronado a mediados de 1980, cuando Alfonso Robelo y Violeta Barrios de Chamorro, viuda de Pedro Chamorro, dimitieron del gobierno. Chamorro siguió publicando La Prensa y preservó la reputación de independencia del periódico, mientras que Robelo se exilió y apoyó a la resistencia. Los sandinistas disolvieron la Guardia Nacional y, en 1982, varios grupos guerrilleros antisandinistas (conocidos en general como los & # x0022contras & # x0022) comenzaron a operar desde Honduras y Costa Rica. Estos grupos estaban formados por ex miembros de la Guardia y simpatizantes de Somoza (& # x0022Somocistas & # x0022) que participaron en ofensivas de estilo guerrillero, destinadas a interrumpir la agricultura y el suministro de petróleo de Nicaragua. Para 1979, la pérdida del apoyo de la Iglesia y la comunidad empresarial dejó a Somoza sin aliados domésticos. Se había aislado diplomáticamente y, después de que la administración Carter cortó la ayuda militar, su capacidad para permanecer en el poder se debilitó aún más. En mayo de 1979, los sandinistas lanzaron una ofensiva final. En julio, Somoza había huido del país (fue asesinado el 17 de septiembre de 1980 en Asunci & # x00F3n, Paraguay). En ese momento, se estima que 30.000 & # x201350.000 personas habían muerto durante los combates.

Los sandinistas se embarcaron en un ambicioso programa para desarrollar Nicaragua bajo los ideales de izquierda. Nacionalizaron la tierra y los intereses comerciales de Somoza. También iniciaron la reforma agraria y anunciaron una serie de programas sociales, incluidas campañas de alfabetización y salud pública. Políticamente, profesaban ideales democráticos, pero solo cumplían esporádicamente. Se aprobó un Estatuto de Derechos y Garantías, pero se pospusieron las elecciones. A medida que aumentó la actividad antigubernamental, el gobierno se volvió cada vez más autoritario. Un estado de emergencia, proclamado en marzo de 1982 y extendido hasta 1987, introdujo la censura previa, particularmente sentida por La Prensa. Daniel Ortega emergió como líder de los sandinistas y se convirtió en presidente cuando las elecciones finalmente se llevaron a cabo en 1984. Sin embargo, en esa elección, los principales grupos de oposición se retiraron de la elección, lo que la convirtió en una victoria bastante hueca.

En abril de 1981, la administración Reagan cortó la ayuda a Nicaragua y, citando el apoyo de los sandinistas a las guerrillas de izquierda en El Salvador, comenzó a ayudar a los contras con fondos canalizados a través de la CIA. La administración Reagan envió ayuda militar a Honduras y Costa Rica y buscó aumentos en la financiación de los contras. A pesar de algunas propuestas de los sandinistas, incluida la expulsión de 2.200 asesores cubanos, Estados Unidos siguió apoyando a los contras.

A nivel internacional, los sandinistas lograron algunos avances. En 1986, la Corte Mundial dictaminó que Estados Unidos había violado el derecho internacional al minar los puertos de Nicaragua. Los fallos hicieron poca diferencia porque Estados Unidos se negó a reconocer la decisión. En Estados Unidos, el Congreso se mostró reacio a financiar la resistencia nicaragüense. En 1986, se reveló que los fondos del gobierno de Estados Unidos derivados de la venta encubierta de armas a Irán se habían desviado en secreto para proporcionar ayuda a los contras en violación de una prohibición del Congreso de Estados Unidos sobre dicha ayuda.

En la escena doméstica, los sandinistas tuvieron menos éxito. Sus políticas económicas no habían producido resultados impresionantes. La tasa de inflación alcanzó el 33.000% en 1988 y las reservas se redujeron. Los controles de precios habían provocado una grave escasez de productos alimenticios básicos. Al carecer de capital para invertir, la situación se estaba volviendo desesperada. Los intentos de atribuir los problemas económicos a la guerra civil cayeron en oídos sordos a medida que empeoraba la situación económica.

Los sandinistas continuaron buscando acuerdos negociados para sus luchas internas. En 1986, firmaron un acuerdo con los líderes de los amerindios miskitos, otorgando autonomía a su región. En agosto de 1987 Nicaragua firmó el plan de paz de Arias para Centroamérica. Nicaragua prometió garantías de derechos democráticos y una reducción de las hostilidades con los contras, incluido un alto el fuego, una reducción de las fuerzas armadas, repatriación o reasentamiento de refugiados y amnistía para los rebeldes. A cambio, los nicaragüenses recibirían garantías de no intervención de poderes externos. La implementación fue esporádica, pero las elecciones se llevaron a cabo en 1990. Estados Unidos, por su parte, prometió $ 9 millones en apoyo de elecciones libres e instó a todos los demás donantes externos a vincular la ayuda a la celebración de elecciones.

Las elecciones de 1990 tuvieron un ganador sorpresa & # x2014Violeta Chamorro. Encabezando una alianza de 10 partidos llamada Unión Nacional de Oposición (UNO), Chamorro recibió el 54% de los votos a favor de Daniel Ortega y el 41%. La ONU también obtuvo la mayoría en la Asamblea Nacional. Chamorro se movió para liberalizar la economía nicaragüense, pero la encontró lenta. Las medidas de austeridad provocaron dislocaciones e inquietud política. Estados Unidos entregó cantidades minúsculas de ayuda económica, para decepción de los esperanzados nicaragüenses. Sin embargo, el gobierno de Chamorro logró reducir la hiperinflación que había alcanzado el 13.500% a un nivel aceptable de un solo dígito, y obtuvo el alivio de gran parte de la deuda externa del país por $ 10 mil millones, además de lograr un crecimiento económico estable de alrededor del 4%. de 1994 a 1996.

Políticamente, la situación de Chamorro era frágil. Con los sandinistas aún en control de los militares, Chamorro tuvo dificultades para lograr una reducción de efectivos. Las organizaciones y sindicatos sandinistas permanecieron, a menudo atacando al gobierno de Chamorro. Mientras tanto, el reasentamiento y repatriación de los contras avanzó lentamente. Algunos ex contras salieron al campo nuevamente, retomando sus anteriores ataques a instalaciones civiles. La propia coalición de Chamorro, UNO, demostró ser inestable y retiró el apoyo de su gobierno en 1993 después de que intentó convocar a nuevas elecciones. El asediado gobierno persistió, pero en 1994 las perspectivas de un mayor progreso en la unificación del país y la implementación de reformas democráticas y de libre mercado eran sombrías.

La perspectiva de una transición política pacífica en el país políticamente polarizado se consideró tan inestable que se convocó a observadores internacionales para las elecciones de octubre de 1996, como se había hecho en 1990. Aunque los resultados se impugnaron más tarde y se encontraron algunas irregularidades, las elecciones prosiguieron. en paz y sin incidentes. Con el 80% del electorado votando, Arnoldo Alem & # x00E1n, el exalcalde conservador de Managua y líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) derrotó al líder sandinista Daniel Ortega en Nicaragua, la primera transición pacífica de poder en 100 años. El Partido Liberal tomó 41 de los 93 escaños en la Cámara de Diputados, mientras que los sandinistas tomaron 38, los escaños restantes fueron ganados por grupos de izquierda y conservadores.

El presidente Arnoldo Alem & # x00E1n Lacayo y el vicepresidente Enrique Bolaños Geyer asumieron sus cargos el 10 de enero de 1997. Aunque las elecciones estuvieron plagadas de denuncias de corrupción, Alem & # x00E1n comenzó su mandato de manera positiva. Sus estrechos vínculos con grupos de derecha y empresarios estadounidenses ayudaron a establecer la economía de mercado de Nicaragua, y trabajó arduamente para inculcar reformas económicas estrictas centradas en el crecimiento económico. Durante el período de Alem & # x00E1n & # x0027s, el PIB aumentó de manera constante. Hasta 1998, los esfuerzos de Alem & # x00E1n & # x0027 dieron sus frutos & # x2014, las reformas estaban cosechando cierto éxito, incluso en medio de las aguas turbias que habían dejado el legado de la guerra civil y los años de mala gestión financiera. Luego vino el huracán Mitch en 1998, que devastó a Nicaragua y la vecina Honduras y dejó a Nicaragua, que ya era el país más pobre de Centroamérica, con daños por valor de mil millones de dólares. El más afectado fue el sector agrícola, del que el país depende para la mayoría de sus exportaciones. En 1999, Alem & # x00E1n se vio obligada a lidiar con un déficit comercial cercano a los $ 900 millones. Sin embargo, a pesar de la destrucción causada por el huracán Mitch, la economía de Nicaragua continuó creciendo levemente. La ayuda y el alivio de la deuda contribuyeron a esto y, por lo tanto, ayudaron a estabilizar la economía, pero la mano del presidente Alem & # x00E1n y su compromiso con las reformas de libre mercado y el crecimiento económico sin duda también jugaron un papel importante.

Alem & # x00E1n aumentó las conversaciones con los sandinistas durante su mandato y, de hecho, las dos partes encontraron puntos en común en un área: las acusaciones de escándalo. En 1998, Daniel Ortega, el expresidente sandinista, enfrentó acusaciones de abuso sexual por parte de su hijastra desde su niñez. Mientras tanto, Alem & # x00E1n enfrentó cargos de que el avión presidencial que había estado usando en realidad fue denunciado como robado en los Estados Unidos y que se había utilizado en toda Centroamérica y Colombia para transportar cocaína. Tanto Ortega como Alem & # x00E1n negaron todos los cargos en su contra. Alem & # x00E1n también enfrentó disputas fronterizas durante su mandato: en marzo de 2000, Nicaragua se unió a Costa Rica para continuar una batalla en curso sobre su frontera con Honduras, cada uno reclamando soberanía sobre el Golfo de Fonseca. Otros desafíos durante la presidencia de Alem & # x00E1n & # x0027 fueron la reforma agraria y el proceso de distribución de la tierra (favoreciendo a los sandinistas y sus partidarios), así como la creciente pobreza y los problemas migratorios.

En las elecciones presidenciales de 2001, Enrique Bola & # x00F1os ganó fácilmente con el 56,3% de los votos. Daniel Ortega, el líder sandinista, quedó en segundo lugar con un 42,3%. Sorprendentes simpatizantes y observadores, Bola & # x00F1os rápidamente se movió para apoyar una investigación judicial por corrupción contra Bola & # x00F1os. Si bien la investigación, que también ha involucrado una consulta de la Asamblea Nacional, ha avanzado lentamente, la medida de Bola & # x00F1os & # x0027s ha señalado su compromiso de poner fin a la corrupción generalizada que ha caracterizado a la política nicaragüense durante décadas. Aunque la economía se ha expandido lentamente, a no más del 3% de crecimiento anual desde que Bola & # x00F1os asumió el cargo, y uno de cada dos nicaragüenses vive en la pobreza, las instituciones democráticas se han consolidado. El presidente Bola & # x00F1os dejará el cargo en 2006 en un país con instituciones democráticas más fuertes que cuando asumió en 2001.


Nicaragua - Historia y cultura

Cualquier fanático de la banda británica de punk-rock The Clash habrá oído hablar del exitoso álbum de 1980. Sandinista!. El nombre de un famoso movimiento revolucionario en Nicaragua llamado Sandinistas, la banda se sintió claramente inspirada para salir y escribir uno de los discos más vendidos de todos los tiempos. El movimiento sandinista dice mucho sobre las controversias políticas del siglo XX en Nicaragua, aunque su historia se extiende más allá. Antes de convertirse en una nación independiente, el país había estado en manos españolas durante casi 300 años, y antes de esto tenía herencia mesoamericana.

Historia

Los españoles llegaron por primera vez con la expedición de Cristóbal Colón en 1502. Antes de esto, la tierra estaba habitada por pueblos indígenas vinculados a las civilizaciones azteca y maya que dominaban el continente. Nicaragua fue abandonada por los españoles durante casi 20 años, hasta el primer intento de conquistar el país en 1520. No fue hasta 1524 que el país fue colonizado por el conquistador, Francisco Hernández de Córdoba, quien es el fundador de Nicaragua. En esta época se fundan las localidades de Granada y León. Hubo muchas batallas con los indígenas, que intentaron expulsar a los españoles, pero finalmente la fuerza colonizadora esclavizó a la mayoría de la población por mano de obra barata, trágicamente, muchos murieron a causa de enfermedades infecciosas traídas de Europa a las que nunca habían estado expuestos (incluida una cepa del resfriado común).

España no había dominado toda el área que es la actual Nicaragua, y Gran Bretaña reclamó el Caribe frente a la Costa de los Mosquitos en 1665 para servir a sus propósitos navales y comerciales en la región. La Costa de los Mosquitos contenía lo que es parte de la actual Honduras, y la delegaron primero en el vecino norteño de Nicaragua, antes de cederla finalmente a ellos en 1860, aunque siguió siendo un área autónoma hasta 1894. Mientras tanto, Nicaragua se había liberado de los españoles. gobernó en 1823, antes de convertirse en una nación totalmente independiente en 1838. A lo largo del siglo XIX, Nicaragua atrajo a muchos inmigrantes de Europa, principalmente de Alemania, España, Italia y Francia, formando una mezcla social y cultural diversa que conforma la Nicaragua de hoy. .

Durante el siglo XIX, Nicaragua también perdió fama e importancia global por un curioso giro del destino.Había habido muchas discusiones por parte de los gobiernos occidentales sobre la construcción de un canal de navegación a través del país, conectando así los dos océanos principales del Atlántico y el Pacífico y acelerar las rutas comerciales. Sin embargo, para 1899 la construcción de esta vía acuática transcentroamericana había comenzado en el país de Panamá al sur. De hecho, la participación de potencias extranjeras en los asuntos de Nicaragua dominó el país a lo largo del siglo XIX y continuó hasta el XX. Para 1912, el ejército estadounidense había ocupado Nicaragua (como parte de las guerras bananeras generales), y esto duró hasta 1933.

La retirada de Estados Unidos se debió en parte a la resistencia encabezada por el general Augusto César Sandino, quien dirigió una guerra de guerrillas de seis años contra los marines estadounidenses y el gobierno 'títere' de Nicaragua entre 1927 y 1933. Sandino se ha convertido en una figura extremadamente popular en La historia de Nicaragua, y en ese momento se le otorgó el máximo cargo en el gobierno de la Nicaragua recién liberada. La rivalidad entre él y otro líder del país, Anastasio Somoza García, quien fue instalado por el gobierno estadounidense, vio a Sandino asesinado en 1934, por orden de Somoza. Somoza y su familia luego formaron la dictadura más larga de Nicaragua, durante 43 años hasta 1979.

Para 1961, la oposición a la dinastía Somoza se había vuelto fuerte, y Carlos Fonseca miró hacia atrás a las influencias del héroe más grande del país y formó el Frente Sandinista de Liberación Nacional, también conocido como los Sandinistas. Su guerra revolucionaria duró 18 años, hasta que en 1979 tomaron el poder, apoyados por una gran parte de la población nicaragüense, la poderosa Iglesia Católica y muchos gobiernos vecinos, como los de Costa Rica, Panamá, México y Venezuela. Al formar el gobierno, crearon una "junta" de cinco destacados miembros sandinistas, entre ellos el más memorable Daniel Ortega. Nicaragua tuvo problemas con la administración de los Estados Unidos durante la década de 1980, y el gobierno de Reagan ayudó a financiar y formar un grupo contrarrevolucionario contra los sandinistas conocido como los Contras. Nicaragua efectivamente entró en una guerra civil durante los siguientes diez años. Para 1990 Nicaragua había elegido en su primer gobierno antisandinista, y el país estaba cambiando y remodelando. Sin embargo, en 2006, y nuevamente en 2011, Daniel Ortega fue elegido nuevamente como presidente por el pueblo de Nicaragua.

Cultura

Considerando los movimientos migratorios, la cultura nicaragüense tiene fuertes elementos de la cultura europea, aunque ha mantenido cierto sentimiento indígena. Más aún en la costa del Pacífico, el folclore, la música y las tradiciones religiosas de Nicaragua están profundamente influenciados por la herencia española. Curiosamente, en el lado caribeño que se conoce como la Costa de los Mosquitos hay más influencia británica similar a la de otros países del Caribe, y el inglés es el idioma más hablado aquí. También escuchará algunas lenguas indígenas que se hablan en la Costa de los Mosquitos, la mayoría de las cuales fueron más o menos eliminadas en el oeste y reemplazadas por el español. La mayoría de la gente en Nicaragua es mestiza, europea mezclada con la sangre nativa de la región.

Puede obtener más información sobre la fascinante historia de Nicaragua visitando el Museo Nacional de Managua, que documenta una gran parte de la historia del país desde la antigüedad hasta la actualidad y contiene algunos artefactos precolombinos. Otro museo prehistórico interesante es el Museo de Huellas de Acahualinca en las afueras de Managua, donde puedes examinar huellas reales dejadas por ancestros primitivos que solían vivir junto al lago. Para tiempos más modernos, visite el Museo de la Revolución o el Museo Sandino, ambos en Managua, que cuentan la historia de las controversias que enfrentó el país durante la mayor parte del siglo XX.


11. Se supone que las primeras personas estuvieron relacionadas con los pueblos aztecas y mayas de México. El Nicarao fue uno de los grupos más grandes de nativos primitivos.

12. Cuando los españoles coloniales llegaron al país bajo el gobierno de Córdoba en el año 1500, lo nombraron en honor a estos indios Nicarao más todas las grandes cantidades de agua que tenía el país (agua es la palabra en español para agua).

13. Las Ruinas de León Viejo en Nicaragua es la ciudad más antigua de toda Centroamérica. Tiene más de 1500 años y todavía está ocupada. Fue fundada por los primeros colonos españoles.

14. Gran Bretaña llegó a la costa caribeña de Jamaica y algunas otras islas a principios del siglo XIX y se establecieron en la costa oriental, pero gradualmente cedieron el control a Nicaragua durante las décadas siguientes.

15. Después de la exitosa Revolución Mexicana de España el 15 de septiembre de 1821, Nicaragua también ganó su independencia de España. El 15 de septiembre es su feriado nacional por el Día de la Independencia en Nicaragua.

16. Sabías ¿Nicaragua tuvo un presidente estadounidense? En 1856 William Walker de Tennessee tomó el control y se declaró presidente de Nicaragua. Quería convertirlo en un estado esclavista para Estados Unidos. El año siguiente el pueblo nicaragüense lo echó, con la ayuda de Cornelius Vanderbilt.

17. Cuando los marines estadounidenses ocuparon el país en las décadas de 1920 y 1930, August Cesar Sandino encabezó la resistencia nicaragüense. Hoy el es uno de sus héroes nacionales y el partido político sandinista lleva su nombre.

18. La oposición violenta a la corrupción del gobierno condujo a una guerra civil a fines de la década de 1970 y las guerrillas sandinistas subieron al poder. Su apoyo a los rebeldes en El Salvador llevó a Estados Unidos a patrocinar la guerrilla contra los sandinistas durante gran parte de la década de 1980.

19. Nicaragua eligió a & # 8211Violeta Chamorro & # 8211 la primera mujer presidenta democrática de cualquier democracia en el mundo en 1990. Ella fue la primera mujer presidenta de cualquier país centroamericano y sirvió hasta 1997.

20. Ex presidente sandinista Daniel Ortega perdió tres elecciones consecutivas antes de ser finalmente elegido presidente en 2006 y reelegido cuatro años después. Él es Presidente actual de Nicaragua.


BREVE HISTORIA DE NICARAGUA

La revolución agrícola llegó a lo que hoy es Nicaragua alrededor del 400 a. C. Luego, en 1502, Cristóbal Colón desembarcó en la costa de Nicaragua. Sin embargo, los europeos no exploraron el interior hasta 1522 cuando Gil González de Ávila dirigió una expedición a la región. Al año siguiente 1523 los españoles desembarcaron con fuerza y ​​fundaron León y Granada. Los españoles conquistaron Nicaragua y se dividieron la tierra entre ellos en latifundios, que los nativos se vieron obligados a trabajar.

En el siglo XVII, piratas ingleses, holandeses y franceses atacaron a veces la costa atlántica de Nicaragua. Sin embargo, poco cambió en Nicaragua hasta principios del siglo XIX. En 1821 parte de Centroamérica rompió con el dominio español y formó las Provincias Centrales Unidas. Sin embargo, en 1838 Nicaragua se independizó por completo.

Durante el siglo XIX, Nicaragua se dividió entre liberales y conservadores. En 1855, un aventurero estadounidense llamado William Walker tomó el poder en Nicaragua y en 1856 se declaró presidente. Sin embargo, fue expulsado en 1857.

En 1893, un hombre llamado José Santos Zelaya se convirtió en dictador de Nicaragua. En 1909 hubo una rebelión y Zelaya se vio obligado a dimitir. En 1912, Estados Unidos envió marines a ocupar Nicaragua. Allí permanecieron hasta 1933.

En 1936 Anastasio Somoza García se convirtió en dictador de Nicaragua. Él y su familia gobernaron el país durante los siguientes 42 años. Anastasio Somoza García fue asesinado en 1956 pero su hijo Luis Somoza Debayle asumió como dictador de Nicaragua. Murió en 1967 y fue seguido por su hermano menor Anastasio Somoza Debayle.

Mientras tanto, en 1961 se formó el Frente Sandinista de Liberación o Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Comenzaron una larga guerra de guerrillas. En 1972 Managua fue azotada por un severo terremoto. Somoza y sus compinches se llevaron gran parte de la ayuda internacional y la oposición a su régimen creció. Para 1978, la rebelión se estaba extendiendo por Nicaragua.

Finalmente, en 1979 los sandinistas lanzaron una ofensiva. El 17 de julio de 1979 Somoza huyó al exterior y el 19 de julio los sandinistas capturaron Managua. La larga campaña contra Somoza había costado 50.000 vidas. n Mientras tanto, en 1972 Managua, la capital de Nicaragua fue devastada por un terremoto que mató a miles de personas.

Daniel Ortega asumió la presidencia de Nicaragua en 1984. Mientras tanto, las relaciones con Estados Unidos se deterioraron. Estados Unidos puso fin a la ayuda en 1981 e introdujo un embargo comercial en 1985 (se levantó en 1990). En 1990 la oposición a los sandinistas la Unión Nacional Opositora (UNO) ganó las elecciones a la asamblea y la presidencia. Violeta Chamorro se convirtió en la primera mujer presidenta de Nicaragua.

En 1997 Arnoldo Alemán asumió la presidencia. Lo siguió Enrique Bolaños. Daniel Ortega fue elegido presidente en 2006. Fue reelegido en 2011.

Hoy Nicaragua sigue siendo un país pobre. Nicaragua es una nación agrícola pero el turismo es una industria en crecimiento. Mucha gente de Nicaragua trabaja en el exterior y hay mucho subempleo en casa. En 2020 la población de Nicaragua era de 6,6 millones.

Mangua


Geografía

De forma ovalada, con un área de 3.149 millas cuadradas (8.157 km cuadrados), el lago tiene 110 millas (177 km) de largo y un ancho promedio de 36 millas (58 km). Tiene unos 60 pies (18 metros) de profundidad en el centro, y sus aguas alcanzan una profundidad de 200 pies (60 metros) al sureste de su isla más grande, Ometepe. La superficie del lago está a 29 metros (95 pies) sobre el nivel del mar.

Se cree que el lago Nicaragua, junto con el lago Managua al noroeste, originalmente formaban parte de una bahía oceánica que, como resultado de la erupción volcánica, se convirtió en una cuenca interior que contiene los dos lagos, que están unidos por el río Tipitapa. Los peces del océano así atrapados se adaptaron a medida que el agua salada se volvió fresca gradualmente. El lago Nicaragua es el único lago de agua dulce que contiene vida animal oceánica, incluidos tiburones, pez espada y sábalo.

Más de 40 ríos desembocan en el lago, siendo el más grande el río Tipitapa. El río San Juan desemboca en el lago, siguiendo un curso de 112 millas (180 km) que se extiende desde la orilla sureste del lago a través de una región densamente boscosa para desembocar en el mar Caribe. Por parte de su curso, el San Juan forma el límite entre Nicaragua y Costa Rica. Al suroeste, el lago está separado del Océano Pacífico por un estrecho corredor terrestre, el Istmo de Rivas, que tiene 12 millas (19 km) de ancho.

Contrariamente a la creencia popular, el lago no tiene mareas, aunque hay una fluctuación diaria en el nivel del agua causada por los vientos del este que soplan en el valle de San Juan. El nivel del agua también desciende durante la estación seca, de diciembre a abril, y aumenta durante la temporada de lluvias, de mayo a octubre. There are several currents in the lake the principal one runs from southeast to northeast on the surface, while beneath it a deeper current flows in the opposite direction. Surface water temperature usually remains in the mid-70s F (about 24 °C), and bottom temperature stays in the low 60s F (about 16 °C). Due to the chemical composition of the volcanic rocks forming parts of the lake’s bed and shores, the lake waters contain high proportions of dissolved magnesium and potassium salts.

There are more than 400 islands in the lake, 300 of which are within 5 miles (8 km) of the city of Granada on the northwest shore. Most of the islands are covered with a rich growth of vegetation, which includes tropical fruit trees. Some of the islands are inhabited. Ometepe is 16 miles (26 km) long and 8 miles (13 km) wide. It is formed of what originally were two separate volcanoes— Concepción, which is 5,282 feet (1,610 metres) high and last erupted in 1983, and Madera, which is 4,573 feet (1,394 metres) high. Lava from bygone eruptions forms a bridge between them, called the Tistian Isthmus. A third volcano associated with the lake is Mombacho, about 4,430 feet (1,350 metres) high, which stands on the western shore. Ometepe Island is the preeminent site in Nicaragua for pre-Columbian examples of statuary, ceramics, and other archaeological remains, some of which are believed to represent vestiges of ancient South American, as well as North American, civilizations.


2. 1990 Decline of the Sandinista

In 1984, there was a lull in the fighting, at least long enough to call for an election between the Sandinista government and the Contras. Then, President Daniel Ortega won this election with a 66.97% majority vote. Throughout all of this, a peace agreement was also in the works between the Sandinista government and the Contras, with a summit meeting being attending by five standing Central American Presidents. The civil war that continued had caused about 50,000 deaths and around $12 billion in property damages. The guerilla war against the Sandinista government continued nonetheless, with still more funding being received from the US, which ultimately facilitated the assassination of 50 Sandinista political candidates. Then, in 1990, as mandated by the 1987 Constitution, an election was held which saw the defeat of then-President Daniel Ortega, and victory by Violeta Chamorro of the Democratic Union of Liberation.


Undoubtedly one of the most important historical events in Nicaragua is its independence. The Republic of Nicaragua shares this event with the other countries of Central America. We have a whole article in which we talk about Nicaragua's independence.

Managua or Santiago de Managua which is its official name was originally populated by an indigenous community, this in the pre-Columbian era about 15,000 years ago. Archaeological remains of this are the Huellas de Acahualinca, which were accidentally discovered in the Acahualinca neighborhood, on the shores of Lake Managua.

Originally the purpose of Managua was to serve as a fishing village and the line we all know today was made in the master of 1810.

In 1856 Managua was occupied by the troops of the American filibuster William Walker, using as barracks the high mansion that was the residence of the parish priests.

The city was destroyed twice, in 1931 and 1972 by earthquakes and shaken by a strong earthquake in 1968. Events that were particularly harmful to the buildings located in the city center, made of adobe and taquezal, so that urban planners opted to build new streets and neighborhoods on the periphery of the old city.


Nicaragua - History

Present-day Nicaragua is located south of the pre-Columbian culture areas of the Maya and the Aztec in Mexico and northern Central America. Although conventional wisdom states that the culture of lower Central America did not reach the levels of political or cultural development achieved in Mexico and northern Central America, recent excavations in Cuscutlat n, El Salvador may prove that assumption erroneous.

Two basic culture groups existed in precolonial Nicaragua. In the central highlands and Pacific coast regions, the native peoples were linguistically and culturally similar to the Aztec and the Maya. The oral history of the people of western Nicaragua indicates that they had migrated south from Mexico several centuries before the arrival of the Spanish, a theory supported by linguistic research. Most people of central and western Nicaragua spoke dialects of Pipil, a language closely related to Nahuatl, the language of the Aztec. The culture and food of the peoples of western Nicaragua also confirmed a link with the early inhabitants of Mexico the staple foods of both populations were corn, beans, chili peppers, and avocados, still the most common foods in Nicaragua today. Chocolate was drunk at ceremonial occasions, and turkeys and dogs were raised for their meat.

Most of Nicaragua's Caribbean lowlands area was inhabited by tribes that migrated north from what is now Colombia. The various dialects and languages in this area are related to Chibcha, spoken by groups in northern Colombia. Eastern Nicaragua's population consisted of extended families or tribes. Food was obtained by hunting, fishing, and slash-and-burn agriculture. Root crops (especially cassava), plantains, and pineapples were the staple foods. The people of eastern Nicaragua appear to have traded with and been influenced by the native peoples of the Caribbean, as round thatched huts and canoes, both typical of the Caribbean, were common in eastern Nicaragua.

When the Spanish arrived in western Nicaragua in the early 1500s, they found three principal tribes, each with a different culture and language: the Niquirano, the Chorotegano, and the Chontal. Each one of these diverse groups occupied much of Nicaragua's territory, with independent chieftains (cacicazgos) who ruled according to each group's laws and customs. Their weapons consisted of swords, lances, and arrows made out of wood. Monarchy was the form of government of most tribes the supreme ruler was the chief, or cacique, who, surrounded by his princes, formed the nobility. Laws and regulations were disseminated by royal messengers who visited each township and assembled the inhabitants to give their chief's orders.

The Chontal were culturally less advanced than the Niquirano and Chorotegano, who lived in well-established nation-states. The differences in the origin and level of civilization of these groups led to frequent violent encounters, in which one group would displace whole tribes from their territory, contributing to multiple divisions within each tribe. Occupying the territory between Lago de Nicaragua and the Pacific Coast, the Niquirano were governed by chief Nicarao, or Nicaragua, a rich ruler who lived in Nicaraocali, now the city of Rivas. The Chorotegano lived in the central region of Nicaragua. These two groups had intimate contact with the Spanish conquerors, paving the way for the racial mix of native and European stock now known as mestizos. The Chontal (the term means foreigner) occupied the central mountain region. This group was smaller than the other two, and it is not known when they first settled in Nicaragua.

In the west and highland areas where the Spanish settled, the indigenous population was almost completely wiped out by the rapid spread of new diseases, for which the native population had no immunity, and the virtual enslavement of the remainder of the indigenous people. In the east, where the Europeans did not settle, most indigenous groups survived. The English, however, did introduce guns and ammunition to one of the local peoples, the Bawihka, who lived in northeast Nicaragua. The Bawihka later intermarried with runaway slaves from Britain's Caribbean possessions, and the resulting population, with its access to superior weapons, began to expand its territory and push other indigenous groups into the interior. This Afro-indigenous group became known to the Europeans as Miskito, and the displaced survivors of their expansionist activities were called the Sumu.


Legado

While the Sandinista Revolution succeeded in bettering the quality of life for Nicaraguans, the FSLN was in power only a little more than a decade, not enough time to truly transform society. Defending itself against the CIA-backed Contra aggression siphoned off needed resources that would have otherwise been spent on social programs. Thus, the Nicaraguan Revolution's legacy wasn't as sweeping as that of the Cuban Revolution.

Nonetheless, the FSLN assumed power again in 2006 under the leadership of Daniel Ortega. Unfortunately, this time around he has proven to be more authoritarian and corrupt: constitutional amendments have been made to allow him to stay in power, and in the most recent election of 2016, his wife was his running mate.


Ver el vídeo: EN VIVO: Somoza: de que lado esta el ejercito de Nicaragua - 23 de Septiembre del 2021 (Enero 2022).