Podcasts de historia

Clasificación naval cruzando el Tíber en camión

Clasificación naval cruzando el Tíber en camión

Clasificación naval cruzando el Tíber en camión

Aquí vemos lo que el título de la guerra describió como las 'calificaciones navales de un grupo de limpieza de puestos de avanzada', cruzando el Tíber en camión en un puente de pontones, en junio de 1944 durante el avance aliado hacia el norte desde la Línea Gustav pasando Roma.


Archivo de la categoría: HISTORIA & # 8211 UN MOMENTO EN EL TIEMPO

Fue una pregunta hipotética que se convirtió en una larga discusión en línea y ahora en una película en desarrollo: ¿Podría un pequeño grupo de marines modernos fuertemente armados derribar el Imperio Romano en su apogeo?

Hablamos sobre el debate con James Erwin, el hombre que obtuvo un contrato de escritura de películas basado en su respuesta en línea, y expuso las ideas del experto en historia romana Adrian Goldsworthy.

Recreadores que simulan una postura defensiva romana.

flickr / Neil y Kathy Carey

La pregunta tocó la fibra sensible de Erwin, de 37 años, un escritor técnico de Des Moines, Iowa, que estaba terminando un libro llamado La Enciclopedia de las acciones militares de EE. UU. (A través de hechos registrados). Erwin le dice a PM que no le impresionaron los primeros intentos de otros usuarios de responder a esta pregunta, por lo que, al publicar con el nombre de usuario Prufrock451, se le ocurrió su propia respuesta. Erwin escribió una historia corta de 350 palabras que narra la ficticia 35a Unidad Expedicionaria de los Marines (MEU), que desaparece repentinamente de la actual Kabul y reaparece en el río Tíber en el 23 a. C. Erwin publicó el artículo, terminó su comida y volvió al trabajo.

Después del trabajo, Erwin revisó reddit. Miles de usuarios habían leído su publicación y exigían más. Emocionado y abrumado, Erwin continuó enviando piezas de este creciente fenómeno de Internet. Al día siguiente, la firma de gestión Madhouse Entertainment, con sede en Los Ángeles, se puso en contacto con él para pedirle representación. En una semana, después de que Erwin pusiera más de 3500 palabras en pantalla, Warner Brothers Studios compró los derechos de la película.

La historia de Erwin, que tituló Roma, dulce Roma, tiene seguidores de culto entre los miembros de reddit, su propio subreddit en el sitio y ha inspirado la música y el arte de los fanáticos. Pero desde el principio, sus publicaciones recibieron comentarios que criticaban la precisión de su cuento conjurado. Otros redditors comentaron. Comentaron los historiadores. Comentaron los marines. & # 8220 Definitivamente se puede decir que la historia fue algo que me apresuré a la hora del almuerzo sin haber investigado mucho de antemano & # 8221, dice Erwin, un escritor de enciclopedias y dos veces ¡Peligro! morder. & # 8220Cualquier marine verá errores en él, y estoy seguro de que si hubiera romanos, dirían lo mismo. & # 8221 Planea hacer una investigación técnica intensiva durante el proceso de escritura de guiones.

Entonces, sin tener en cuenta las inquietantes preguntas sobre los viajes en el tiempo y por qué algunos marines temporalmente desplazados se sentirían obligados a destruir un imperio,podría ¿Una sola MEU destruye el Imperio Romano? Para revisar la avalancha de respuestas en línea, PM habló con un experto militar romano y descubrió cómo se alinearían las dos partes.

Infantería

Una MEU generalmente contiene alrededor de 2200 tropas, junto con su artillería y vehículos. Según la historia original de Reddit de Erwin (que se modificará para la película), los Marines son transportados al pasado con lo que tienen con ellos, incluidos los tanques de batalla M1 Abrams, chalecos antibalas, rifles M4 y granadas.

El año elegido por Erwin (23 a.C.) cae en el reinado de Augusto, sobrino nieto de Julio César y considerado el primer emperador romano. Sus legiones contaban con casi 330.000 hombres. Llevaban armaduras pesadas de cuero y metal, llevaban espadas y jabalinas y operaban catapultas. Nunca antes habrían escuchado el sonido de una explosión. & # 8220 Obviamente, hay una enorme diferencia en la potencia de fuego & # 8221, dice el autor y experto militar romano Adrian Goldsworthy. & # 8220 No solo la armadura romana sería inútil contra una bala de rifle, y mucho menos un lanzagranadas o una ametralladora calibre .50, probablemente distorsionaría la forma de la bala y empeoraría la herida. & # 8221

En la historia de Reddit, sin embargo, Erwin dijo que los marines no serían reabastecidos con balas, baterías o gasolina del mundo moderno. & # 8220No habría forma de obtener reemplazos para estos suministros en el mundo antiguo & # 8221 Goldsworthy. & # 8220 No es probable que una unidad promedio de infantes de marina pueda hacer una refinería de petróleo, comenzar a generar electricidad o crear máquinas herramienta para fabricar piezas de repuesto para equipos. & # 8221 E incluso si pudieran resolverlo, se necesitarían muchos meses o incluso años. Entonces, tan pronto como los marines se quedaran sin gasolina, sus tanques se convertirían en poco más que trozos de metal.

& # 8220 A corto plazo y al aire libre, la infantería moderna podría masacrar a cualquier soldado antiguo con poco riesgo para ellos mismos & # 8221 Goldsworthy. & # 8220Pero no podías apoyar a la infantería moderna. Entonces, todas estas armas y vehículos podrían tener una aparición breve, dramática e incluso devastadora, pero muy rápidamente se volverían inútiles. Probablemente en cuestión de días. & # 8221

Refuerzos

La historia de Erwin en reddit estipula que no volverán más Marines en el tiempo, aunque pueden reclutar en el mundo antiguo. Los marines tendrían que hacerlo incluso en sus períodos más bajos, el Imperio Romano podría reclutar a cientos de miles de soldados cuando quisiera.

& # 8220 Un centurión romano diría: "Tomemos 1000 de estos tipos. ¿Quinientos de ellos no regresan? Consiga otros 500 chicos "& # 8221 Erwin dice. & # 8220Los estadounidenses nunca han sido muy buenos enviando gente como carne de cañón. Los infantes de marina están mejor entrenados y son mucho más difíciles de reemplazar. Ningún infante de marina se ve a sí mismo como un engranaje, y ningún infante de marina lo es. & # 8221

Ambas partes se enorgullecen de tener líderes competentes hasta el nivel de unidad más pequeño. Goldsworthy dice que la batalla dependería de quién tuviera los mejores oficiales. Erwin cree que sería conmoción y asombro frente a los números.

& # 8220 Los marines son los mejores guerreros jamás entrenados & # 8221, dice. & # 8220Pero no pueden luchar contra una oleada interminable de soldados. Nadie puede. & # 8221

Táctica

Las legiones romanas y los infantes de marina están altamente capacitados con una estructura de unidad clara y una jerarquía de mando. Enfatizan la agresión, dominan al oponente, la cohesión de la unidad y son flexibles en el suelo. & # 8220Es fácil organizar a las personas como piezas de ajedrez y marcharlas en una dirección, & # 8221 Erwin. & # 8220Pero cuando tienes básicamente grandes bandas de personas que se enfrentan entre sí a punta de cuchillo, es muy difícil mantener un plan. Entonces tienen que improvisar. & # 8221

Los romanos dependían de la intimidación para desterrar a sus oponentes. Marchaban al unísono y parecían tan grandes y conspicuos como era posible, superponiendo escudos para protegerse unos a otros de los ataques. Pero usar colores brillantes y alinearse con la espalda recta no servirá de mucho contra una unidad de infantes de marina, que sería mejor atacar al estilo guerrillero mientras los romanos marchaban.

Una ventaja para los marines: conocimiento de la historia militar. Los infantes de marina sabrían por la historia de Roma que sus legiones podrían ser susceptibles a emboscadas, como la que los llevó a su aplastante derrota en la Batalla del Bosque de Teutoburgo. Los marines tendrían serias desventajas como la navegación, dice Goldsworthy. Además de perder toda la navegación por satélite, sus mapas modernos serían prácticamente inútiles; todo, desde el curso de los ríos hasta la ubicación de los bosques, sería diferente. Pero, al menos en sus primeros encuentros con los marines, los romanos probablemente no lo sabrían.

La clave para los marines sería mantenerse en movimiento y evitar atascarse en un solo lugar. Si se quedaban quietos, dice Goldsworthy, los romanos podrían rodearlos fácilmente y luego aprovechar su enorme ventaja numérica. Los romanos probablemente usarían una variedad de armas de asedio desagradables contra los infantes de marina, como el escorpión, una gran ballesta que disparaba flechas largas rápidamente, o el trabuquete, que podía arrojar piedras o quemar fluidos por millas. También se sabía que los romanos cortaban a los oponentes del suministro de agua y alimentos, lo que los obligaba a rendirse o morir.

¿Quién ganaría?

El historiador Goldsworthy dice que la MEU probablemente perdería a largo plazo: sin la capacidad de reabastecer sus armas modernas, simplemente no podrían superar el número de romanos. Sin embargo, dice, podrían desestabilizar el Imperio Romano, fomentar la guerra civil e iniciar la fractura regional. & # 8220 [Los marines] podrían desacreditar al Emperador al derrotar al ejército más cercano a Roma, & # 8221, dice. & # 8220Pero carecerían de los números necesarios para controlar la propia Roma, con una población de aproximadamente un millón, y mucho menos el imperio en general. & # 8221

¿Y en la película? Erwin dice que conoce el final, pero no lo revelará pronto. Actualmente está de licencia de su trabajo de redacción técnica para trabajar en el guión a tiempo completo. Una fecha de lanzamiento para la versión cinematográfica de Roma, dulce Roma, o cómo se llamará, aún se desconoce.


Trama [editar | editar fuente]

[editar] Historia [editar | editar fuente]

Command & amp Conquer se desarrolla en la segunda mitad de la década de 1990 después de que un meteorito se estrellara cerca del río Tíber en Italia. [12] El impacto introduce una sustancia extraña en el mundo llamada Tiberium, que adquiere un valor sin precedentes debido a su propiedad única de extraer metales preciosos del suelo circundante y cristalizarlos. [13] Sin embargo, el proceso también provoca la emisión de gases extremadamente tóxicos. [14]

Una sociedad secreta antigua y cuasirreligiosa, conocida como la Hermandad de Nod, demuestra haber previsto de alguna manera el potencial de esta nueva sustancia y se revela que ha estado invirtiendo en el desarrollo de tecnología para recolectar los cristales de Tiberio antes que los científicos establecidos. comunidades. [15] Pronto controlan casi la mitad del suministro conocido de lo que se ha convertido en el producto más valioso en los mercados comerciales globales, [16] y utilizan estos activos para mantener un ejército de seguidores en rápido crecimiento en todo el mundo bajo el liderazgo de un carismático y autónomo. -proclamada figura mesiánica, a quien se le conoce solo como Kane. [17]

Tras una serie de implacables bombardeos internacionales que culminan con la destrucción del ficticio Grain Trade Center en Viena, una ola de pánico y miedo masivos comienza a barrer el mundo. [18] Estos actos se atribuyen en última instancia a los terroristas de la Hermandad de Nod y su líder, Kane. [18] El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se da cuenta de que Nod ha comenzado sistemáticamente con el desarrollo de un plan centenario para la dominación mundial, y sanciona al grupo de trabajo de la Iniciativa de Defensa Global con base en el G7 para que intervenga en su nombre, [19] estableciendo inadvertidamente un conflicto en movimiento que se convertirá en una guerra mundial moderna. [20]

La trama dominante principal durante el juego en sí gira en torno a la manipulación de los medios de Nod que intenta desacreditar a GDI, para persuadir a la ONU de que corte los fondos de GDI.

[editar] Subparcelas [editar | editar fuente]

Command & amp Conquer presenta dos tramas secundarias basadas en las dos facciones jugables del juego, para hacer una trama general. Al mando de las tropas de la Iniciativa de Defensa Global, el jugador juega un papel decisivo en la eliminación de las fuerzas europeas de Nod. Bajo el mando del general Mark Jamison Sheppard, el jugador completa una serie de misiones que van desde asegurar una playa hasta rescatar a civiles y científicos y defender las bases de GDI de los asaltos de Nod. El jugador será llevado a campos de batalla en varios países de Europa como Alemania, Polonia, Austria, República Checa y más. Un elemento importante de la trama de la campaña es un escándalo internacional causado por la manipulación de los medios de Nod que hace que el mundo crea que GDI atacó y destruyó deliberadamente una aldea civil, matando a niños en el proceso. Esto conduce a un recorte en la financiación de GDI, lo que obliga al jugador a jugar varias misiones con fuerzas limitadas. Finalmente, el jugador asedia el Templo de Nod en Sarajevo, Bosnia, que Kaneuses como su principal base de operaciones. [21]

Como nuevo recluta de la Hermandad de Nod, el jugador inicialmente realiza tareas para el segundo al mando de la Hermandad, un hombre conocido como Seth. [22] Después de que Seth intenta desplegar al jugador en una operación contra el ejército de los Estados Unidos sin la aprobación de Kane, Kane lo mata y luego le da órdenes al jugador directamente. [23] Al jugador se le confía la misión de expulsar a las fuerzas GDI de África mediante el uso de la guerra convencional y no convencional. Para darle a Nod una ventaja decisiva en el conflicto, al jugador se le asigna en última instancia el control del cañón de iones espacial de GDI y establece el Templo de Nod en suelo sudafricano. [24] La campaña termina con todo el continente africano quedando directamente bajo la influencia de Nod y la Hermandad está lista para comprometerse a lograr lo mismo con Europa. La conclusión de la campaña permite al jugador elegir un hito histórico para destruir con el cañón de iones secuestrado con éxito por GDI para destruir la imagen pública de GDI. [25] Los objetivos potenciales incluyen la Casa Blanca, las Casas del Parlamento británico, la Torre Eiffel y la Puerta de Brandenburgo.

Paquetes de expansión [editar | editar fuente]

Arte de portada (versión de Windows 95)

  • PAL 27 de marzo de 2008
  • NA 12 de noviembre de 2009
    : 18+: T: MA15 +
  • Windows 95/98
  • Procesador Pentium de 75 MHz (se recomienda 120 MHz)
  • 8 MB de RAM (se recomiendan 32 MB)
  • 4x CD-ROM
  • Tarjeta de video de 1 MB

¿Qué hace a un buen compañero de ala? Aquí hay 5 reglas a seguir

Publicado el 28 de septiembre de 2020 03:23:30

(Imagen cortesía de Paramount Pictures)

¿Qué significa ser un buen compañero?

Los aviones de combate rara vez vuelan solos. La mayoría de las veces, si no todo el tiempo, vuelan en una sección (dos aviones) o, a veces, en una división (cuatro aviones). Esto se debe a múltiples razones, pero principalmente a que un avión de combate no es muy eficaz por sí solo. Un wingman puede ofrecer potencia de fuego adicional y cobertura superior en muchas misiones diferentes.

La seguridad es otra razón. Por ejemplo, cuando se vuela sobre grandes masas de agua durante largos períodos de tiempo, los aviones de combate vuelan de forma rutinaria en sección. Tener un mínimo de dos aviones permite un margen de seguridad cuando se opera en ubicaciones remotas. En caso de que uno de los aviones tenga una emergencia, el piloto puede ayudar.

Así que esto plantea la pregunta, ¿qué significa ser un buen compañero?

1. Sea un buen seguidor

Un wingman está allí para respaldar al avión líder, no para liderar la sección. Esto significa que un wingman no puede intentar hacerse cargo del vuelo, sin importar cuánto quiera hacerlo. Los pilotos están allí para hacer todo lo que puedan para ayudar al avión líder en la misión. Observe que utilicé la palabra & # 8220help, & # 8221 not & # 8220 take over. & # 8221

2. Mantenga su Comm Chatter al mínimo

& # 8220Únete y cállate & # 8221 es como dice el refrán. Nadie quiere escuchar a Chatty Cathy en la radio. La mayoría de las veces, el piloto debe responder a la comunicación de la aeronave líder y # 8217 en la radio con el indicativo táctico o simplemente & # 8220 ¡Dos! & # 8221 Si siente la necesidad de decir más que eso, consulte la quinta regla a continuación para ver si debieras decir más.

Todo piloto de combate sabe que la mala comunicación es probablemente uno de los mayores contribuyentes a un salto deficiente. La comunicación siempre se informa después de un vuelo y las comunicaciones deficientes siempre se reconocen en el informe de la cinta. ¡Asegúrese de no agregar nada!

3. No cause más problemas

Tuvimos un wingman una vez que no se mantuvo en posición durante todo el vuelo. El piloto principal le recordaba constantemente al piloto y siempre lo buscaba. El líder incluso tuvo que sujetar el vuelo para que la sección apuntara en la dirección correcta. Los problemas administrativos tácticos innecesarios eliminaron la ejecución de la misión real. El wingman se convirtió en una carga y afectó el desempeño general de la sección debido a su falta de profesionalismo.

4. Ejecutar la misión

Exactamente como suena. Informe el vuelo, vuele el informe. No invente las cosas por su cuenta. Si no ha hablado de ello en el resumen, probablemente no sea una buena idea probarlo ahora.

Lo más importante es asegurarse de ser un jugador de equipo y ayudar a la sección. Por ejemplo, manténgase a la vista del lanzamiento principal y / o bombardee el objetivo apropiado (suena obvio, ¿verdad?) Y proporcione cobertura superior para el líder.

Un wingman exitoso permite que el avión líder piense en el panorama táctico más amplio. En última instancia, esto conduce al éxito en la misión porque el líder no se centra en las cosas pequeñas.

5. Sea un observador de la seguridad

Este es probablemente el más importante por razones obvias. La seguridad es primordial y un buen wingman puede hacer algo realmente bueno para mantener al líder fuera de problemas. Un asesor de seguridad está allí no solo para emergencias sino también para propósitos tácticos, particularmente en el campo visual.

Si el piloto ve a un bandido primero, debe usar la directiva sobre el comunicador descriptivo para maniobrar el vuelo de manera ventajosa hacia la amenaza.

Por ejemplo, considere la siguiente comunicación:

Viper 2: & # 8220 ¡Rompe a la derecha, bandido a las seis en punto! & # 8221

Observe que el compañero dijo & # 8220 qué & # 8221 hacer antes de describir dónde estaba la amenaza. Es mejor hacer que el vuelo se mueva primero y luego pintar la imagen.

Si bien ser un wingman puede no ser el más glorioso de los roles, la posición es crítica para el éxito de la misión general. Siéntase orgulloso de su capacidad para hacer bien el & # 8220 trabajo de cuello azul & # 8221. Verá un gran resultado y aprenderá mucho.

Este artículo apareció originalmente en SOFREP. Siga a @sofrepofficial en Twitter.

Más enlaces que nos gustan

PODEROSA HISTORIA

Gran Príncipe Dmitry Ivanovich "Donskoy"

(1350-1389), príncipe de Moscú y gran príncipe de Vladimir. Dmitry se ganó el nombre & # 8220Donskoy & # 8221 por su victoria sobre los ejércitos del Emir Mamai en la Batalla de Kulikovo Field cerca del río Don (8 de septiembre de 1380). Se le recuerda como un comandante heroico que asestó un golpe decisivo al señorío mongol sobre las tierras de la Rus y fortaleció la posición de Moscú como principal principado de la Rus, preparando el camino para el tsardom centralizado moscovita. Reverenciado extraoficialmente desde finales del siglo XV, Dmitry fue canonizado por la Iglesia Ortodoxa en 1988 por su desinteresada defensa de Moscú. Los historiadores modernos han reexaminado las fuentes sobre el reinado del príncipe para ofrecer una evaluación más moderada de su legado.

Tras la muerte de su padre, Iván II (1326-1359), Dmitry, de nueve años, heredó una parte del principado de Moscú, pero no pudo conservar la patente del gran principado de Vladimir. En 1360, Khan Navruz de Sarai otorgó la patente de Vladimir al príncipe Dmitry Konstantinovich de Suzdal y Nizhni Novgorod. Un año después, Navruz fue derrocado en un golpe de estado y la Horda Dorada se dividió en secciones orientales y occidentales gobernadas por señores mongoles rivales. Murid, el khan chingissid de Sarai al este, reconoció a Dmitry Donskoy como gran príncipe de Vladimir en 1362. Sin embargo, en 1363, Dmitry Donskoy aceptó una segunda patente de Khan Abdullah, respaldada por el señor no chingissid Mamai que había tomado el control del Horda occidental y reclamó autoridad sobre todas las tierras rus. Ofendido, Khan Murid retiró la patente de Dmitry Donskoy & # 8217s y se la otorgó a Dmitry Konstantinovich de Suzdal. Las fuerzas de Dmitry Donskoy & # 8217 se movieron rápidamente hacia Vladimir, donde sacaron a Dmitry Konstantinovich de su asiento y luego arrasaron las tierras de Suzdalian. Durante esa campaña, Dmitry Donskoy tomó Starodub, Galich y posiblemente Belozero y Uglich. En 1364 había obligado a Dmitry Konstantinovich a capitular y firmar un tratado reconociendo la soberanía de Dmitry Donskoy sobre Vladimir. El pacto se selló en 1366 cuando Dmitry Donskoy se casó con la hija de Dmitry Konstantinovich, la princesa Yevdokia. Para asegurar su antigüedad, Dmitry Donskoy envió al príncipe Konstantin Vasilevich de Rostov a Ustiug en el norte y lo reemplazó con su sobrino Andrei Fyodorovich, un partidario de Moscú. En una subvención que sentó un precedente, Dmitry Donskoy otorgó a su primo, el príncipe Vladimir Andreyevich de Serpukhov, soberanía independiente sobre Galich y Dmitrov. La concesión se considera un avance significativo en el sistema de antigüedad porque estableció el derecho de facto de los príncipes de Moscú a retener las tierras hereditarias, mientras disponían del territorio conquistado. En 1375, después de un prolongado conflicto con Tver y Lituania, Dmitry Donskoy obligó al príncipe Mikhail de Tver a firmar un tratado en el que se reconocía a sí mismo como vasallo de Dmitry.

Con la derrota de Tver, la antigüedad de Dmitry fue reconocida por la mayoría de los príncipes armados rusos. Las crecientes divisiones dentro de la Horda y los conflictos intestinos en Lituania provocados por la muerte de Olgerd en 1377 también beneficiaron a Moscú. Dmitry se movió para ampliar sus fronteras y aumentar los ingresos, imponiendo a sus agentes de aduanas en búlgaro, como ha demostrado Janet Martin (1986). También hizo un seguimiento del pago del tributo prometido a su mecenas Mamai. Con una necesidad urgente de fondos para detener a su enemigo Tokhtamysh, que se había hecho khan de Sarai ese año, y deseando vengar la hazaña de su comandante en el río Vozha, Mamai reunió un gran ejército y envió un ultimátum a Dmitry Donskoy. Dmitry hizo un esfuerzo de undécima hora para cumplir. Pero sus enviados encargados de transportar los fondos fueron bloqueados por las fuerzas tártaras que avanzaban. El 8 de septiembre de 1380, los ejércitos combinados de Mamai se enfrentaron con el ejército de Dmitry Donskoy en el campo de Kulikovo entre el río Don y un afluente llamado Nepryadva. Los tártaros parecían a punto de prevalecer cuando una nueva fuerza comandada por el príncipe Vladimir Andreyevich de Serpukhov los sorprendió. Los ejércitos de Mamai huyeron de la escena. Como señalan Alexander Presniakov y Vladimir Kuchkin, los avances logrados en esta batalla, aunque considerados fundamentales para romper el control de los mongoles sobre Moscú, se revirtieron rápidamente. Tokhtamysh, que aprovechó la oportunidad para derrotar a Mamai, reunificó a la Horda y reafirmó sus pretensiones como señor de las tierras rusas. En 1382, el ejército de Tokhtamysh sitió Moscú y saqueó la ciudad. Dmitry Donskoy, que había huido a Kostroma, acordó pagar un tributo mucho mayor a Tokhtamysh por la patente de Vladimir de lo que había pagado originalmente a Mamai.

Dmitry Donskoy usó hábilmente a la iglesia para servir a sus intereses políticos y comerciales. Patrocinó una misión de 1379, encabezada por el monje Stephen, para cristianizar Ustiug y establecer un nuevo obispo y sede de Perm que, según documentos de Martin, aseguró el control de Moscú sobre áreas centrales para el lucrativo comercio de pieles. El metropolitano Alexis (1353-1378) y Sergio (c. 1314-1392), hegumen (abad) del Monasterio de la Trinidad, apoyaron sus políticas y actuaron como sus enviados en situaciones críticas. Después de la muerte de Alexis, Dmitry se movió para evitar que Cipriano, que había sido investido como metropolitano de Lituania, reclamara autoridad sobre la sede de Moscú. En cambio, apoyó a Mikhail-Mityay, quien murió en circunstancias misteriosas antes de que el patriarca pudiera investirlo. La segunda opción de Dmitry & # 8217, Pimen, fue investida en 1380 y con una breve interrupción (Dmitry dio la bienvenida a Cipriano después de la Batalla de Kulikovo hasta el asedio de Tokhtamysh & # 8217 de 1382) sirvió como metropolitano de Moscú hasta su muerte en 1389.

En mayo de 1389 murió Dmitry Donskoy. Él estipuló en su testamento que su hijo Basilio debería ser el único heredero de su patrimonio, incluido el gran principado de Vladimir. Como señala Presniakov (1970), el khan, al aceptar la condición, reconoció el gran principado como parte de la herencia del príncipe de Moscú (votchina), aunque, después de la batalla de Kulikovo, Rusia y el sometimiento de Rusia a la La Horda había sido efectivamente restaurada y el poder del gran príncipe se debilitó significativamente. A diferencia de otros descendientes del príncipe de Moscú Daniel Alexandrovich, Dmitry Donskoy no se convirtió en monje en su lecho de muerte. No obstante, los grandes cronistas principescos lo elogiaron como un santo. El Libro de Grados de 1563, escrito en el scriptorium del metropolitano de Moscú, lo retrata a él y a su esposa Yevdokia como castos ascetas con poderes milagrosos de intercesión por sus descendientes y su tierra, sentando así el terreno para sus canonizaciones.

Batalla de Kulikovo y # 8211 Ejército de Dmitry Donskoy Príncipe con séquito.

Ejército de Dmitry Donskoy: Infantería

El 8 de septiembre de 1380, las fuerzas rus dirigidas por el Gran Príncipe Dmitry Ivanovich lucharon y derrotaron a un ejército mixto (incluidos tártaros, alan, circasianos, genoveses y rus) liderados por el emir Mamai en el polo Kulikovo (Snipe & # 8217s Field) en el Nepryadva. River, afluente del Don. Como resultado de la victoria, Dmitry recibió el sobrenombre de & # 8220Donskoy. & # 8221 Las estimaciones de los números que lucharon en la batalla varían ampliamente. Según las crónicas de Rus, entre 150.000 y 400.000 lucharon del lado de Dmitry. Una crónica tardía sitúa el número de peleas del lado de Mamai en 900.030. Los historiadores han tendido a degradar estos números, con estimaciones que oscilan entre 30.000 y 240.000 para Dmitry y entre 200.000 y 300.000 para Mamai.

Las circunstancias de la batalla involucraron la política dentro del Qipchaq Khanate. Mamai intentó expulsar a Khan Tokhtamish, que se había establecido en Sarai en 1378. Para recaudar ingresos, Mamai tenía la intención de exigir el pago de tributos a los príncipes rus. Dmitry organizó a los príncipes Rus para resistir a Mamai y, de hecho, para apoyar a Tokhtamish. Como parte de su estrategia, Mamai había intentado coordinar sus fuerzas con las de Jagailo, el gran duque de Lituania, pero la batalla se produjo antes de que llegaran las fuerzas lituanas. Después de luchar la mayor parte del día, las fuerzas de Mamai abandonaron el campo, presumiblemente porque fue derrotado, aunque algunos historiadores piensan que tenía la intención de conservar su ejército para enfrentarse a Tokhtamish. Las fuerzas de Dmitry & # 8217 permanecieron en la escena de la batalla durante varios días, y en el camino de regreso a Rus fueron atacadas por las fuerzas de Lituania al mando de Jagailo, que, demasiado tarde para unirse al ejército de Mamai & # 8217, logró causar estragos. en las tropas de la Rus.

Aunque el número de involucrados en la batalla fue inmenso, y aunque la batalla llevó al debilitamiento del ejército de Mamai y su eventual derrota por Tokhtamish, la batalla no cambió el estatus de vasallo de los príncipes Rus hacia el Qipchaq khan. Un ciclo de obras literarias, que incluyen Zadon shchinai (Batalla más allá del Don) y Skazanie o Mamaevom poboishche (Cuento de la derrota de Mamai), dedicadas a bordar cada vez más elaborado de la valentía de las fuerzas rus, ha creado un aura legendaria sobre la batalla.

BIBLIOGRAFÍA Halperin, Charles J. (1986). El yugo tártaro. Columbus, OH: Slavica Publishers. Lenhoff, Gail. (1997). & # 8220 Veneración no oficial de los Daniilovichi en la Rusia moscovita. & # 8221 En Cultura e identidad en Moscovia, 1359-1584, eds. A. M. Kleimola y G. D. Lenhoff. Moscú: ITZ-Garant. Martín, Janet. (1986). Tesoro de la tierra de las tinieblas: el comercio de pieles y su importancia para la Rusia medieval. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press. Presniakov, Alexander E. (1970). La formación del gran estado ruso, tr. A. E. Moorhouse. Chicago: Quadrangle Books. Vernadsky, George. (1953). Una historia de Rusia, vol. 3: Los mongoles y Rusia. New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale.

Compartir este:

Como esto:


El 93% de un acuerdo de $ 445K fue por dolor y sufrimiento

Un joven conducía una motocicleta en Hialeah, Florida. Un remolque de tractor se dirigía en la dirección opuesta.

El conductor del camión giró a la izquierda y golpeó al motociclista.

Como resultado del impacto, el conductor salió despedido de su motocicleta. El conductor del camión recibió una multa por causar el accidente.

Se rompió la pierna y el dedo. Específicamente, tenía una fractura de meseta tibial. Los médicos le operaron tanto la pierna como el dedo. Pasó aproximadamente una semana en el hospital. Mientras estaba en el hospital, me llamó para una consulta gratuita.

Lo conocí en el hospital y me contrató de inmediato.

Resolví su caso de lesiones personales por $ 445,000. Al mirar sus facturas médicas y hospitalarias finales de bolsillo, el 93% de la liquidación total fue por dolor y sufrimiento.

El multiplicador de dolor y sufrimiento fue 14,7 veces las facturas médicas finales de bolsillo.

Después de los honorarios de mi abogado, los costos y el pago de sus facturas médicas, recibió $ 263,522.

Esto no tiene en cuenta los intereses de un préstamo que tomó.


Exclusivo & # 8211O & # 8217Donnell: American Dunkerque, & # 8216 Los muchachos que podrían hacer algo & # 8217

105 Fuente: Wikipedia

Hace doscientos cuarenta y cinco años, el destino del ejército de Washington —de hecho, el destino de toda la Revolución— recaía sobre los musculosos hombros de los pescadores y marineros del Regimiento de Marblehead.

Una notable evacuación anfibia que incluyera una niebla milagrosa crearía uno de los mayores escapes en la historia militar. El 27 de agosto de 1776, los estadounidenses habían perdido varios compromisos importantes en Brooklyn. Los británicos y los hessianos tenían al ejército de Washington atrapado de espaldas al East River, y parecía que la Revolución podría terminar pocas semanas después de la firma de la Declaración de Independencia.

La evacuación fue organizada dos días antes por un stand épico, las Termópilas estadounidenses, que inicialmente salvó al ejército de Washington del ataque británico. Una carga audaz y suicida de un regimiento de habitantes de Maryland, conocido como

Los estadounidenses no solo tenían decenas de miles de regulares británicos y tropas de Hesse alineadas frente a ellos, sino que también necesitarían enfrentar sus habilidades y fuerza contra tres enemigos naturales extremadamente potentes: el tiempo, el viento y la marea.

Los Marbleheaders eran los hombres adecuados en el lugar adecuado en el momento adecuado de la historia. Durante años, habían trabajado juntos como un equipo pescando en los Grandes Bancos en las heladas aguas del Atlántico frente a Nueva Escocia. Estos hombres, su liderazgo, su valor y su invaluable experiencia navegando por las aguas más traicioneras del mundo serían indispensables para lograr lo casi imposible esa noche.

Era pleno verano, por tanto, la noche sería corta. Las operaciones anfibias y la retirada bajo presión son algunas de las más complejas y peligrosas en la guerra. Incluso con una retaguardia, los estadounidenses se volvieron vulnerables cuando abandonaron sus defensas y abordaron los barcos. Un ataque nocturno británico podría resultar imparable.

Dirigido por el coronel John Glover, el regimiento de Marblehead, de singular diversidad, estaba formado por hombres "que habían sido traídos a los mares" e incluía afroamericanos, un español, nativos americanos, jóvenes y ancianos. El grupo forjó lazos de acero evidentes incluso para los forasteros, lo que sin duda les ayudó a lograr la tarea casi imposible. También existían múltiples lazos familiares en todo el regimiento, incluidos los de varios equipos de padre e hijo como el Capitán William Courtis y su hijo, el soldado William Courtis Jr. o el Capitán Thomas Grant, a quien se unió su hijo de 12 años de edad. Thomas Grant Jr.

Un historiador de la época señaló: “Era evidente que este pequeño refuerzo inspiraba un grado de confianza nada despreciable. Los rostros que habían estado entristecidos por los desastres de ayer, asumieron el brillo de la animación, en nuestro acercamiento, acompañados de un murmullo de aprobación en los espectadores que ocasionalmente se saludaban con el comentario de que 'estos eran los muchachos que podían hacer algo'. '”

Their untold story is in the new bestselling book, The Indispensables: Marblehead’s Diverse Soldier-Mariners Who Shaped the Country, Formed the Navy, and Rowed Washington Across the Delaware. The book is a Band of Brothers-style treatment of this unique group of Americans who changed the course of history.

The first boats manned by the Marbleheaders to make the crossing did not carry troops but horses, ammunition, cannons, and baggage. The decision to transport equipment, guns, and ammunition first had two significant consequences. First, it postponed the notification of the men about the retreat for as long as possible, decreasing the likelihood that word of the covert plan would reach the British. Second, it left the army without the ammunition and guns they would need to continue to hold out against the enemy, making retreat the only option.

In complete darkness, the soldier-mariners had to quickly acquaint themselves with the motley collection of sailing and rowed vessels assembled. Even the minimal light from a shuttered lantern might tip off the British about the operation underway. The sailors had to trust their instincts and nautical knowledge to guide them successfully in the mile-long journey across the river. The mariners took extraordinary measures to ensure secrecy and prevent the discovery of their clandestine mission, including wrapping their oars in cloth to minimize the sound they made dipping into the water. At any moment the British navy could sail up the East River and blow Glover’s motley flotilla out of the water. Miraculously, the wind never shifted in the direction to power the British sails up the river.

At approximately 10:00 p.m., Brigadier General Alexander McDougall gave the order to begin transporting the troops. Glover and his men moved the sick and injured to the boats first. After making the crossing and returning, they transported the Marylanders and other units which remained in the rear guard. To maintain secrecy as long as possible, the men were instructed not to speak or even cough. Orders were communicated in whispers. The soldiers had no idea where they were going until they boarded the boats.

While the soldiers could not ascertain where they were going or why, some of the Loyalists who lived in Brooklyn knew exactly what was afoot. According to legend, staunch Loyalist Catrina Rapalje sent her enslaved black servant to warn the British soldiers that Washington’s army was escaping. If her message had gotten through the chain of command, and the British had attacked, the course of the Revolution would have been altered at that moment, but a language barrier prevented the Dutch-speaking slave from delivering the communications in time. The man had the misfortune of first encountering a group of Hessians who did not speak English. The Germans did not take him to a British officer until late the next morning. Para entonces ya era demasiado tarde.

In the early hours of the crossing, fortune appeared to favor the Americans. Carefully, the Marbleheaders dipped their cloth-coated oars into the murky, cold waters of the East River. The tide and the winds collaborated to push the boats swiftly across the waterway, and over the next two hours, Glover and his men made multiple crossings. One sailor recalled making a breathtaking eleven trips. Then the tide shifted, and their luck turned.

With every stroke of their oars, the Marbleheaders now fought against Mother Nature, who seemed hell-bent on sending the Americans downriver and into the clutches of the Royal Navy. For the sail-powered sloops, the combination of wind and tide proved insurmountable. Despite the best efforts of the expert seamen, the Marbleheaders nearly lost control of their vessels on their return trip across the river.

The weather and swirling river placed the evacuation in immediate peril. Glover’s men could not possibly deliver everyone across before morning using only the rowed boats. General McDougall sent Colonel William Grayson, one of Washington’s aides-de-camp, to find the commander in chief and apprise him of their situation. McDougall was of the opinion that a retreat was no longer possible.

Fortuitously, Grayson could not find Washington, so McDougall proceeded with the retreat. Before midnight, the fickle winds shifted again, making it possible to return the sloops to service. Once again, a series of the smallest details tipped favorably toward the Americans. Had Rapalje’s servant spoken clear English or encountered British soldiers rather than the German-speaking Hessians first, had Grayson found Washington, or had the wind not shifted a second time, history could have turned out far differently. Despite the wind shift, however, the Americans had lost precious time. Dawn was coming and with it the British Army.

At the embarkation point, chaos ensued. The troops now understood the necessity of returning to New York if they wanted to survive, and they rushed to get into the boats when their turns came. The sight of the men fighting for a place on the boats enraged Washington. Displaying his enormous strength, the commander in chief picked up the biggest rock he could find, stood near one of the vessels, and threatened to “sink it to hell” unless the men who had pushed others aside got out of the boat. The show of force immediately restored order.

The Marblehead soldier-mariners worked through the night and accomplished an ostensibly impossible task, transporting most of the Continental Army—thousands of men—across the East River in just nine hours. However, even this was not enough. When the first rays of dawn crept over the entrenchments, Americans were still manning fortifications. For those who remained in the trenches, the approach of daylight brought the chance of a renewed attack from the British—and certain death.

But then a thick fog miraculously appeared and cloaked the rest of the escape.

One of the soldiers who made the crossing in the early morning recalled that the water, which had been so turbulent the night before, was smooth as the fog rose with the dawn. los Deus Ex machina fog at exactly the right time and place proved crucial to saving the United States.

Among the last to cross the river was the commander in chief himself. Washington’s leadership proved as vital to the operation as the fog, the shift in the wind, the skill of the Marbleheader soldier-mariners, and all the other variables that combined to save the American army that day. Disregarding the concern of his officers for his own personal safety, the general stayed behind until the first rays of dawn at 6:00 a.m. to oversee the retreat and encourage the men. British troops did not discover the evacuation until nearly everyone was safely away.

Many Americans of the time saw the hand of God in the perfect timing and execution of the retreat. “Had it not been for the providential shifting of the wind, not more than half the army could possibly have crossed, and the remainder… must inevitably have fallen into the enemy’s hand. Had it not been also for that heavenly messenger, the fog, to cover the first desertion of the lines, …they must have sustained considerable losses.”

They could have added to that list of remarkable circumstances that made the famous crossing possible the indispensable men of Marblehead . A contemporary later observed, “This event, one of the most remarkable in the war, did much toward establishing the fame of Washington and confidence in his ability as a military leader. It would, however, have been impossible but for the skill and activity of Glover and his Marblehead Regiment.”


MAHDIA CRUSADE (1390)

A Franco-Genoese crusade, sometimes known as the “Barbary Crusade,” that attacked the port of Mahdia (mod. al- Mahdiya, Tunisia) in North Africa, but was abandoned after a siege of some nine weeks. The crusade originated as a Christian response to the piratical activities of the Barbary corsairs of the North African coast. For many years Muslim piracy had constituted a major disruption to Western shipping, particularly the commerce of the Italian maritime republics. In late 1389 Genoa sent an embassy to meet King Charles VI of France at Toulouse, which proposed a joint expedition to capture Mahdia, regarded as the major port of the Hafsid realm of Tunisia. The Genoese were already interested in this region in 1388 they had sent a fleet under the admiral Raphael Adorno to take part in a joint expedition with the Pisans and Sicilians, which had captured the island of Jerba in 1388. The Sicilians acquired the lordship of the island after paying for Genoa’s expenses. The republic thus had an interest not only in eliminating Mahdia as a pirate base, but also in acquiring a port that would serve as an entrepôt for its own trade goods and give it access to African products, above all gold from the sub-Saharan regions. Genoa was also keen to intensify relations with the French Crown in order to secure an ally against its powerful northern neighbor, the duchy of Milan.

At the Toulouse meeting, the Genoese ambassadors proposed to provide naval transport and provisions for a crusade army, to be led by a French prince of the royal blood. They also offered to contribute and pay for a force of crossbowmen and men-at-arms for the duration of the proposed campaign. The Genoese plans were received enthusiastically by some at the French court, notably by Louis II, duke of Bourbon, the king’s uncle, who asked for command of the crusade. Although initially hesitant about the proposal, King Charles and his advisers eventually agreed to allow a French force to join the expedition, and gave the command to Louis. However, each French participant had to have express royal permission to join it and also had to defray his own expenses. Genoa agreed to provide twenty-eight galleys and eighteen transport ships and their crews. It is possible that other ships were hired by some of the crusaders themselves. The fleet was commanded by the Genoese Giovanni Centurione, who had taken part in the conquest of Jerba, while Louis of Bourbon was to act as overall military commander. The mustering point for the army was originally fixed for late June 1390 at Genoa, but the difficulties of provisioning meant that this was changed to 1 July at Marseilles.

Louis of Bourbon, a veteran of the Hundred Years’ War, had a great reputation as a knight, and the proposed expedition, coming as it did during a period of truce with England, appealed to the chivalric sensibilities of the French nobility and found recruits from all over France. Among those who signed up were Philip of Artois, constable of France, John de Vienne, admiral of France, and notable knights such as Enguerrand VII, lord of Coucy, and Geoffrey de Charny the Younger, whose father had been a famous crusader and author of a treatise on chivalry. Recognition for the expedition as a crusade was secured, not only from the Avignonese pope recognized in France, Clement VII, but also from his rival at Rome, Boniface VIII. This universal recognition helped secure some participation from England, Gascony, and Spain, including John Beaufort, earl of Derby.

The main sources for the course of the crusade are French works: the Chronique du bon duc Loys de Bourbon, written in 1429 by Jean Cabaret d’Orville, the Chroniques of Jean Froissart, and the chronicle by the anonymous writer known as the Religieux de Saint-Denis.

The total number of crusaders is difficult to compute, as the sources give only partial or conflicting figures. The Genoese provided 1,000 crossbowmen and double the number of men-at-arms in addition to the ships’ crews. King Charles VI had tried to limit the number of French crusaders, but the response had been so enthusiastic that we should probably assume that French numbers exceeded the Genoese. Some 200 crusaders, mostly French, are known by name.

The fleet sailed from Marseilles via Genoa and Corsica to Sardinia, where it took on provisions, and then on to an island off the African coast then known as Conigliera (probably Kuriat on the Gulf of Hammamet). During a nine-day layover there caused by bad weather, the plan of campaign was worked out. As Mahdia was too strong to be taken by an immediate assault, it would be necessary to besiege the town. The Muslims of Mahdia were by now aware of the coming of the expedition but were not expecting it to be so strong, and decided not to contest the landing. On 22 July the crusaders disembarked unopposed and started the siege they cut Mahdia off from the rest of the mainland, with the land forces watching the town’s three land gates while the fleet maintained a blockade of the harbor. On the third day of the siege the defenders made a sortie, which was beaten back by the crusaders, suffering considerable losses. Thereafter the crusaders took greater precautions to guard and defend their camp. Numerous, largely inconclusive skirmishes occurred over the next few weeks, which offered the Christian knights ample opportunities to satisfy their desire for combat and honor. It was only after about seven weeks that the crusaders began to make serious attempts to assault the walls with siege machines assembled on land and mounted on galleys. Yet by this time they were suffering the effects of the North African summer climate, increasing illness, and the shortage of water and food supplies, much of which had gone bad, while relief forces were being gathered by the sultans of Tunis, Bougie (Bejaïa), and Tlemcen. The Genoese began to argue for raising the siege and gradually won over the bulk of opinion in the crusader camp.

Negotiations were opened after contacts were made through Christian merchants within Mahdia. Although Louis of Bourbon was disinclined to abandon the siege, the Genoese had by now clearly given up hope of taking Mahdia and were unwilling to waste further resources on the project. After four days of talks, the crusaders agreed to withdraw in exchange the Hafsid sultan Ahmad II agreed to pay the Genoese a cash indemnity of 10,000 ducats, plus an annual tribute to the value of the sultan’s revenues from Mahdia for the next fifteen years.

At the end of September 1390, the crusaders withdrew in good order, with military dispositions taken by Louis of Bourbon preventing a Muslim attack as their embarkation was carried out. Some of the crusaders wished only to return home, but others were keen to secure some more tangible success. The Genoese persuaded the French to mount an attack on Sardinia, then a possession of the Crown of Aragon, by convincing them that the port of Cagliari had assisted the North African corsairs. The fleet occupied Cagliari and the island of Ogliastra, installing Genoese garrisons in both places. The fleet then set sail for Naples, but storms forced the ships to assemble off Sicily. They then sailed on to Terracina on the Italian mainland, which also surrendered and was placed under Genoese control. The French crusaders, however, drew the line at an attack on the Pisan port of Piombino, although the mere presence of such a large seaborne army forced the Pisans into an accommodation with Genoa. The fleet then returned via Genoa (where Louis of Bourbon and other leaders refused to leave their ships) to Marseilles.

The French crusaders were welcomed back as heroes. Despite the lack of success of the expedition, they were regarded as having acquitted themselves valiantly and with honor. The expedition revived French enthusiasm for crusading and undoubtedly contributed to the huge response to the Nikopolis Crusade in 1396. Indeed, many of the veterans of Mahdia are known to have fought at Nikopolis. The limited objective of the Mahdia Crusade was by no means unrealistic. The port had been taken by the Christians twice before in 1087 and 1148 Spanish conquests in Morocco and the recent capture of Jerba had demonstrated that it was possible to hold well-chosen bases in North Africa. In comparison with the fiasco of Nikopolis, the French forces seem to have been relatively well-disciplined, and the successful landing and disembarkation of the army are tributes to Louis of Bourbon’s generalship. Yet whether the Franco- Genoese forces would have been sufficient to hold the mainland port of Mahdia if they been successful is debatable the majority of the French crusaders would have desired to return home, and would have needed to be replaced by a permanent and substantial garrison. In the event, the crusaders of 1390 wasted valuable time and provisions in many weeks of desultory combat while their enemies regrouped the assaults with siege engines came too late to be effective, and it is questionable whether there was sufficient siege machinery for the task. Genoa was able to make good use of the expedition for its own political and commercial ends, but the gains of the expedition did nothing to advance the aims of the crusade movement.

Atiya, Aziz S., The Crusade in the Later Middle Ages (London: Methuen, 1938).

Delaville Le Roulx, Joseph, La France en Orient au XIVe siècle. Expéditions du maréchal Boucicaut, 2 vols. (Paris: Thorin, 1886).

Hazard, Harry W., “Moslem North Africa, 1049–1394,” in A History of the Crusades, ed. Kenneth M. Setton et al., 2d ed., 6 vols. (Madison: University of Wisconsin Press, 1969–1989), 3:457–485.

Mirot, Léon, “Une expédition française en Tunisie au XIVe siècle: Le siège de Mahdia (1390),” Revue des etudes historiques 97 (1931), 357–406.

Compartir este:

Como esto:


Featured:African American History in the United States of America: An Anthology, compiled/edited by Tony Rose Ageless Beauty by Alfred Fornay and Yvonne Rose Is Modeling for You? by Yvonne Rose and Tony Rose Prince in the Studio (1975&ndash1995), Vol. Uno by Jake Brown Tom Joyner Presents How to Prepare for College by Thomas LaVeist et al. Before the Legend: The Rise of New Kids on the Block and. a Guy Named Maurice Starr by Tony Rose The Confessions of Rick James by Rick James Black Eyed Peas by Jake Brown. Drawings: daily for gift baskets. Discounts: 50%. Booth: 4952.

Featured:Heading Home with Your Newborn, 2nd Ed. by Laura A. Jana, M.D., and Jennifer Shu, M.D. CyberSafe, Savvy, and Sound by Gwen Schurgin O'Keeffe, M.D. Caring for Your Baby and Young Child, 5th Ed., edited by Steven P. Shelov, M.D., and Tanya Remer Altmann, M.D. Raising Twins by Shelly Vaziri Flais, M.D. Mental Health, Naturally by Kathi J. Kemper, M.D. Giveaways: galleys: Heading Home with Your Newborn, 2nd Ed. y CyberSafe, Savvy, and Sound. Booth: 3144.


U.S.S. RANGER

USS guardabosque was a Forrestal-class aircraft carrier commissioned on Aug. 10, 1957. Named for the term used for a military scout, the ship reported for service in the Pacific Fleet. Her first few voyages were for WESTPAC operations in the western Pacific. In the mid-1960’s, the ship began voyages around Southeast Asia as tensions there began to escalate. With active combat breaking out, she was often seen off the coast of Vietnam proving air support. Throughout the late 1960’s and into the 1970’s, the ship was often engaged in combat operations.

In the late 1970’s, the ship entered the Indian Ocean on a couple of occasions when tensions began to escalate in the Middle East. The 1980’s saw guardabosque continuing its WESTPAC voyages. In 1985 and 1986, the ship became the star of the Top Gun movie. With Operation Desert Storm, guardabosque was in the front lines with hundreds of sorties sent from the Persian Gulf.

In 1992, the ship entered Persian Gulf waters again to aid with air support of the no-fly zone over Iraq. She was also sent off the coast of Africa to aid with relieving Somalian famine victims. guardabosque was decommissioned on July 10, 1993.


Ver el vídeo: CAMION INTERNATIONAL LT - AMERICAN TRUCK SIMULATOR DLC- GRATUITO --SCS!!!!! (Enero 2022).