Podcasts de historia

Nakajima Ki-63

Nakajima Ki-63

Nakajima Ki-63

El Nakajima Ki-63 fue la designación dada a una versión del Nakajima Ki-62 que habría sido propulsada por el motor radial Mitsubishi Ha-102 de 1.050 CV. Ambos aviones fueron diseñados en 1941 por un equipo liderado por T. Koyama, y ​​fueron vistos como diseños de respaldo en caso de que el Kawasaki Ki-61 fallara. En el caso, se consideró que el Ki-61 era un éxito, por lo que se abandonaron ambos diseños de Nakajima. El trabajo no fue en vano, ya que gran parte del conocimiento adquirido se utilizó en el excelente Nakajima Ki-84. Hayate. Los propios Kawasaki eventualmente se verían obligados a usar motores radiales para impulsar su propio caza, produciendo el Ki-100.


Diseño y desarrollo [editar | editar fuente]

El Ki-4 fue producido inicialmente por Nakajima en respuesta a una especificación de 1931 para un avión de reconocimiento de alto rendimiento que también podría usarse en la función de apoyo terrestre ligero. Después de evaluar aviones de Europa y Estados Unidos, la Fuerza Aérea del Ejército Imperial Japonés seleccionó un nuevo diseño de la Compañía Nacional de Aeronaves Nakajima. El prototipo fue prueba de flujo en mayo de 1934. & # 911 & # 93

El Nakajima Ki-4 era un diseño biplano con alas escalonadas y tren de aterrizaje dividido fijo. Estaba propulsado por un motor radial Nakajima Ha-8 de nueve cilindros refrigerado por aire de 477 & # 160kW (640 & # 160hp). La velocidad máxima fue de 300 y 160 km / h (190 y 160 mph) y el peso máximo de despegue fue de 2500 y 160 kg (5510 y 160 libras). Estaba armado con hasta cuatro ametralladoras de 7.7 & # 160 mm (.303 & # 160in), dos fijas para disparar hacia adelante, sincronizadas con la hélice, y una o dos más montadas dorsalmente en un soporte flexible. La carga máxima de la bomba fue de 50 y 160 kg (110 y 160 libras).

Se produjeron un total de 516 unidades, 333 por Nakajima entre marzo de 1934 y febrero de 1939, 57 con licencia de Tachikawa Aircraft Company Ltd y otras 126 de Manshū en Manchukuo (Manchuria). & # 912 & # 93


Contenido

El diseño del Ki-84 comenzó a principios de 1942 para cumplir con un requisito del Servicio Aéreo del Ejército Imperial Japonés para un reemplazo del Ki-43 anterior de Nakajima. Oscar luchador, y luego acaba de entrar en servicio. La especificación reconoció la necesidad de combinar la maniobrabilidad del Ki-43 con el rendimiento para igualar a los mejores cazas occidentales y potencia de fuego pesada. & # 914 & # 93 El Ki-84 voló por primera vez en marzo de 1943. & # 915 & # 93 Aunque el diseño en sí era sólido, la escasez de combustible y materiales de construcción, la mala calidad de producción y la falta de pilotos capacitados impidieron que el caza alcanzara su potencial.

El Ki-84 abordó las quejas más comunes sobre el popular y altamente maniobrable Ki-43: potencia de fuego insuficiente, armadura defensiva deficiente y falta de poder de escalada. El Ki-84 era un monoplano de ala baja en voladizo de construcción totalmente metálica, a excepción de las superficies de control cubiertas de tela. Tenía tren de aterrizaje retráctil de rueda de cola. & # 916 & # 93 El armamento comprendía dos ametralladoras sincronizadas de 12,7 & # 160 mm (.50 & # 160 in) montadas en el fuselaje y dos cañones de 20 & # 160 mm montados en el ala, una mejora considerable con respecto a los dos cañones de 12,7 & # 160 mm (.50 & # 160in) ) ametralladoras utilizadas en el Hayabusa. Se ofrece armadura defensiva Hayate pilotos mejor protección que los tanques de ala sin sellar y el fuselaje de aleación ligera del Ki-43. Además, el Ki-84 usó un dosel de vidrio blindado de 65 & # 160 mm (2,56 & # 160 in), 13 & # 160 mm (.51 & # 160in) de armadura de cabeza y espalda, y múltiples mamparos en el fuselaje, que protegían tanto al metanol -Tanque de agua (utilizado para aumentar la efectividad del sobrealimentador) y el tanque de combustible ubicado en el centro.

Fue el propulsor radial Nakajima Ha-45 lo que dio a la Hayate su alta velocidad y destreza en el combate. Derivado del Homare motor común a muchos aviones japoneses, el Hayate usó una versión de inyección directa del motor, usando inyección de agua para ayudar al sobrealimentador a darle al Ki-84 una potencia nominal de 1491 y 160 kW (2000 y 160 CV) en el despegue. Teóricamente, esta combinación le dio una tasa de ascenso y una velocidad máxima competitiva en términos generales con los mejores luchadores aliados. Inicial Hayate Las pruebas en Tachikawa a principios del verano de 1943 vieron al piloto de pruebas, el teniente Funabashi, alcanzar una velocidad máxima de 624 & # 160 km / h (387 & # 160 mph) en el segundo prototipo. Después de la guerra, un ejemplar capturado de producción tardía se probó en los EE. UU. Con combustible de alto octanaje y alcanzó una velocidad de 687 & # 160 km / h (426 & # 160 mph). El complicado motor de inyección directa requirió mucho cuidado en la construcción y el mantenimiento y, a medida que los aliados avanzaban hacia la patria japonesa, se hizo cada vez más difícil soportar el desempeño diseñado del tipo. Los problemas de confiabilidad agravantes fueron el bloqueo de los submarinos aliados que impidió la entrega de componentes cruciales, como el tren de aterrizaje. Muchas otras unidades de tren de aterrizaje se vieron comprometidas por el tratamiento térmico de mala calidad del acero japonés de finales de la guerra. Muchos Hayates en consecuencia sufrió colapsos de los puntales en el aterrizaje. Más daños fueron causados ​​por pilotos tardíos de guerra inadecuadamente entrenados.


Historia operativa

El avión fue desplegado en 1942, conocido como el "Suisen 2" ("Hydro fighter tipo 2"), y solo se utilizó en acciones defensivas en las operaciones de las Islas Aleutianas y Salomón. Dichos hidroaviones eran efectivos para acosar a los barcos PT estadounidenses por la noche y eran muy difíciles de detectar, incluso con un radar primitivo. [ cita necesaria ] Cercanas faltas mataron a oficiales y tripulaciones de barcos como el PT 105. [ cita necesaria ] También podían lanzar bengalas para iluminar los PT que eran vulnerables a los disparos de los destructores y dependían de la cobertura de la oscuridad. Dado que los barcos dejaban una estela fosforescente que era visible desde el aire, dejaban sus motores en reposo para minimizar esto. Fue principalmente por esta razón que el PT 109 de John F. Kennedy fue sorprendido con la guardia baja en reposo y embistido por el destructor Amagiri, incapaz de maniobrar fuera del camino a tiempo. [ cita necesaria ]

El hidroavión también sirvió como interceptor para proteger los depósitos de combustible en las bases de Balikpapan y Avon (Indias Orientales Holandesas) y reforzó la base de Shumushu (North Kuriles) en el mismo período. Tales combatientes sirvieron a bordo de portaaviones. Kamikawa Maru en las áreas de Solomons y Kuriles y a bordo de los asaltantes japoneses Hokoku Maru y Aikoku Maru en las incursiones del Océano Índico. En la Campaña de las Aleutianas, este caza se enfrentó con los cazas RCAF Curtiss P-40, Lockheed P-38 Lightning y los bombarderos Boeing B-17 Flying Fortress. [ cita necesaria ] El avión se utilizó para interceptores, cazabombarderos y apoyo de reconocimiento corto para aterrizajes anfibios, entre otros usos.

Más adelante en el conflicto, el Grupo Aéreo Otsu utilizó el A6M2-N como interceptor junto con el avión Kawanishi N1K1 Kyofu ("Rex") con base en el lago Biwa en el área de Honshū.

El último A6M2-N en servicio militar fue un solo ejemplo recuperado por las fuerzas francesas en Indochina después del final de la Segunda Guerra Mundial. Se estrelló poco después de ser revisado. [1]

Los grandes pontones flotantes y de alas del A6M2-N degradaron su rendimiento en aproximadamente un 20%, lo suficiente como para que el A6M2-N no fuera normalmente un rival ni siquiera para la primera generación de cazas aliados.


63 nombres ingeniosos para gatos que a ti y a # 8217ll te encantan

Los gatos son prácticamente los animales más inteligentes de la Tierra, por lo que es justo que los humanos humildes trabajemos para encontrar nombres que coincidan con su inteligencia, ¿verdad? Quiero decir, pasan mucho tiempo siendo todos descarados e inteligentes para entretenernos y mdash, depende totalmente de nosotros usar un poco de capacidad intelectual cuando los estamos nombrando. No está de más que un nombre de gato que es totalmente acertado te hará reír cada vez que lo digas. Es uno de los placeres simples de la vida, de verdad.

Nuestra lista de posibles nombres de gatos está extraída del cine, la historia, la mitología y la cultura pop. ¿Alguno de ellos te inspirará?

19 gatos de las películas

Por supuesto que está familiarizado con Aslan de las cronicas de Narnia y Shere Kahn de El libro de la selva, pero ¿cuántos de estos importantes gatos de cine habías olvidado?

  • Angus, Angus, tangas y besos perfectos
  • Bebé, Criar al bebé
  • Iglesia, Sematario de mascotas
  • corriente continua , ¡Ese maldito gato!
  • Figaro, Pinocho
  • Fritz, Fritz el gato
  • Precio de la libra esterlina general, True Grit
  • Irena, Gente Gato
  • Jake, El gato del espacio exterior
  • Gafe, Conocer a los padres
  • Jonesy, Extraterrestre
  • Gatito en abundancia, Gatos y perros
  • Lucifer, Cenicienta
  • Lune, El gato regresa
  • Minerva (también conocida como profesora McGonagall), Harry Potter
  • Sr. Bigglesworth, Austin Powers
  • Selina Kyle (también conocida como Catwoman), Batman Regresa
  • Campana de nieve, Stuart Little
  • Tonto, Harry y Tonto

13 gatos famosos a lo largo de la historia

Estos felinos son famosos por derecho propio. Desde All Ball hasta Tardar Sauce, hemos reunido algunos de los más memorables.

  • Todo Ball, Koko el gorila y gato # 8217s
  • Blackie, el gato más rico de la historia (15 millones de libras esterlinas)
  • CC (también conocido como Copy Cat), el primer gato clonado
  • Chase No Face, el gato de la terapia
  • Cr & egraveme Puff, el gato más viejo del mundo y # 8217 (38 años)
  • Dewey, el gato de la biblioteca
  • Juguete Tinker, el gato más pequeño del mundo y n. ° 8217 (2,75 y n. ° 8243 de altura)
  • Himmy, el gato más gordo del mundo y n. ° 8217 (46,8 libras)
  • Morris, el amante de las golosinas para gatos (comida para gatos 9Lives)
  • Ahumado, el gato del mundo & # 8217s Ronroneo más fuerte
  • Stubbs, el alcalde electo de Talkeetna, Alaska
  • Atigrado, el primer gato de la Casa Blanca (era de Lincoln)
  • Salsa Tartara, el gato gruñón

11 gatos con dueños famosos

La canción de Queen & # 8220Delilah & # 8221 fue inspirada por Freddie Mercury & # 8217s cat, y basada en Edgar Allan Poe El gato Negro en su propia mascota felina, Catarina. Echa un vistazo a estos otros gatos no tan famosos con dueños conocidos.

  • Catarina, Edgar Allan Poe
  • Choupette, Karl Lagerfeld
  • Dalila, Freddie Mercury
  • Jellylorum, T. S. Eliot
  • gatito ronroneador, Katy Perry
  • Meredith, Taylor Swift
  • Misty Malarky Ying Yang, Primera hija Amy Carter
  • Mourka, George Balanchine
  • Mouschi, Ana Frank
  • Tom Gatito, El presidente John F. Kennedy
  • Willie, El presidente George W. Bush

11 gatos de la mitología

Puedes optar por León, el quinto signo astrológico del zodíaco, o sé realmente creativo con uno de estos nombres legendarios inspirados en los gatos.

  • Bakeneko, un gato sobrenatural de leyenda japonesa
  • Bastet, Diosa egipcia con cuerpo de mujer y # 8217s y cabeza de gato & # 8217s
  • Conejo, un híbrido ficticio de gato y conejo que se encuentra a menudo en el anime y el manga japoneses
  • Dawon, un tigre sagrado de la mitología hindú
  • Hombre Gato, la versión felina del hombre lobo según los cuentos populares sudamericanos
  • Gato de Kilkenny, gato de pelea de leyenda irlandesa
  • Mantícora, una criatura legendaria persa con una cabeza humana en el cuerpo de un león
  • Nekomata, gatos que cambian de forma de las historias de Japón y el período Kamakura # 8217
  • Leopardo, un felino manchado de bestiarios medievales
  • Shisa, un híbrido león-perro de la mitología de Okinawa
  • Wampus, criatura mitad mujer / mitad puma de la mitología Cherokee

9 personajes famosos llamados Cat (o Kat o Kitty)

Algunas personas famosas se llaman Cat. Usa el nombre y apellido de tu celebridad favorita para darle a tu gato un título inspirado. O simplemente puedes llamar a tu gatito & # 8220Ariana Grande & # 8221 en honor a su alter ego televisivo.


Japonés Nakajima Ki-63 Haitaka (Heinkel He 100)

En 1938, Kawasaki obtuvo el derecho a construir y desarrollar su propia versión del Daimler Benz DB 601A, uno de los mejores motores de avión en línea de la época. En abril de 1940, un equipo de Kawasaki visitó Daimler-Benz en Stuttgart y regresó a Japón con los planos del DB 601 y varios motores terminados. Luego comenzó el trabajo en la propia versión del motor de Kawasaki. El resultado fue el Ha-40, con una potencia de despegue mejorada de 1.175 CV y ​​una ligera reducción de peso. El primer Ha-40 se completó en julio de 1941 y pasó sus pruebas en tierra en noviembre, entrando en producción como el Motor Army Type 2 de 1,100 hp.

Mientras se trabajaba en el nuevo motor en el Cuartel General Aéreo del Ejército Imperial Japonés, se observaba el progreso de la guerra aérea sobre Europa, donde el Spitfire, Hurricane y Bf 109 dominaban la lucha. Los tres aviones eran aviones de alto rendimiento con motores en línea, algo de blindaje y armamento pesado, muy diferentes a los cazas ligeros, sin blindaje, de propulsión radial y más lentos pero maniobrables del servicio japonés. En febrero de 1940, el ejército japonés inició el diseño de tres aviones: el caza ligero Kawasaki Ki-61, el caza ligero Nakajima Ki-62 y el interceptor pesado Kawasaki Ki-60, cada uno de ellos propulsado por el Ha-40. Además, Nakajima propuso una variante construida bajo licencia del Heinkel He 100, que fueron contratados para producir para la Armada Imperial Japonesa como el A9He1. La propuesta de Nakajima fue designada Ki-63 y estaba pensada como respaldo para el Ki-60. Si bien estos aviones de la Armada eran propulsados ​​por el Aichi Atsuta & # 8212 también una copia del DB 601 & # 8212, la variante propuesta del Ejército utilizaría el Kawasaki He-40. Se dio prioridad al interceptor Kawasaki Ki-60, que voló por primera vez en abril de 1941, mientras que el trabajo de diseño en el Ki-61 no comenzó hasta diciembre de 1940.

El primer prototipo del Kawasaki Ki-60 realizó su primer vuelo en marzo de 1941, pero desde el inicio de las pruebas de vuelo se hizo evidente que el diseño presentaba graves defectos en varias áreas clave. La carrera de despegue fue inaceptablemente larga, mientras que en vuelo la aeronave mostró cierta inestabilidad lateral, controles excesivamente pesados ​​y mala respuesta de control. Las características de giro se describieron como "peligrosas" y la velocidad de pérdida fue extremadamente alta. Su velocidad máxima también fue decepcionante, muy por debajo de las expectativas. El fracaso del Ki-60 también generó dudas sobre el Ki-61 de Kawasaki, especialmente dado su estado de desarrollo menos maduro. Incluso las mejores estimaciones dejaron en claro que no sería más rápido que el He 100 que Nakajima ya se estaba preparando para producir. Como resultado, Nakajima obtuvo un contrato de IJAAS para producir el Ki-63, mientras que el desarrollo del Ki-60, Ki-61 y Ki-62 se detuvo.

La variante del Ejército del He 100 era solo ligeramente diferente al A9He1 y fue designado Nakajima Ki-63 & # 8220Haitaka & # 8221 (Sparrowhawk). En combate, las variantes de producción inicial eran visualmente indistinguibles de los aviones de la Armada, por lo que los aliados también lo llamaban "Herman". Sorprendentemente, el Ki-63 del Ejército entró en combate antes que el A9He1 de la Armada cuando un modelo de prueba Ki-63 temprano del campo de entrenamiento en Mito se topó con los Tokyo Raiders de Doolittle el 18 de abril de 1942. El teniente del ejército Umekawa se volvió para perseguir a uno de los B- norteamericanos. 25 bombarderos Mitchell sobrevolando Japón al nivel de las copas de los árboles, pero tuvieron que romperse rápidamente debido al bajo nivel de combustible y al comportamiento errático de sus ametralladoras. Uno de los asaltantes estadounidenses, el capitán Charles R. Greening de Hoquiam, Washington, vio al flaco luchador sobre Japón e informó de su presencia a la USAAF después de su regreso a la seguridad. Este avistamiento se interpretó correctamente como una indicación de que Japón estaba importando o produciendo modelos nacionales de cazas alemanes que preparaban a los pilotos aliados para la aparición del He 100 en el Pacífico.

Este perfil en particular muestra un Ki-63-Ia de producción temprana en la Escuela de Vuelo del Ejército IJAAS Akeno en la primavera de 1943. Las iniciales del piloto están en kanji sobre el emblema de la escuela Akeno en el timón. Los aviones de combate Tipo 3 asignados a Akeno permanecieron sin pintar, excepto por el panel antideslumbrante en la parte delantera de la cabina, la hélice y la rueda giratoria de color marrón rojizo, el borde de ataque del ala amarilla y la tela dopada de las superficies de control.


Nakajima Kikka

los Nakajima Kikka (中 島 橘 花, & # 8220 Flor de naranja & # 8221) fue el primer avión a reacción de Japón. Se desarrolló a finales de la Segunda Guerra Mundial y el prototipo principal solo había volado tan pronto como antes de la cima de la batalla. También se conocía como Kōkoku Nigō Heiki (皇 国 二号 兵器, & # 8220 Arma Imperial No. 2 & # 8221) .

Dos motores a reacción Ne-20 fueron llevados a los Estados Unidos y enviados para su evaluación a la Chrysler Corporation en 1946. Esto fue revelado únicamente en 2005 por W. I. Chapman, quien estaba al mando de la empresa en ese momento. Se montó un motor en funcionamiento con los elementos de los 2 Ne-20 y se examinó durante 11 horas y 46 minutos. Se publicó un informe el 7 de abril de 1947, titulado & # 8220Japanese NE-20 turbo jet engine. Construcción y eficiencia & # 8221. El documento ahora se exhibe en el Museo Nacional de Ciencias de Tokio.

Después de la batalla, los fuselajes 3, 4 y 5 (y presumiblemente diferentes fuselajes parciales) se habían entregado a los EE. UU. Para su examen. Hoy en día, dos ejemplos sobreviven dentro del Museo Nacional del Aire y el Espacio: el primero es un Kikka que fue llevado a la Base Aérea Naval del Río Patuxent, Maryland, para su evaluación. Este avión puede estar muy incompleto y se cree que ha sido parcheado colectivamente a partir de bastantes fuselajes semiacabados. Se ve dentro de la imagen en blanco y negro en metal desnudo con dos motores Ne-20 montados debajo de las alas. No obstante, actualmente se encuentra almacenado en las instalaciones de conservación, restauración y almacenamiento Paul E. Garber en Silver Hill, MD. El segundo Kikka se exhibe en el NASM Udvar-Hazy Center dentro del Mary Baker Engen Restoration Hangar. La correspondencia en 2001 con el especialista en propulsión japonés Kazuhiko Ishizawa teorizó que Nakajima construyó el fuselaje Kikka del Museo para pruebas de carga, no para controles de vuelo. Esto podría aclarar por qué las góndolas del motor en el fuselaje Kikka del Museo son demasiado pequeñas para rodear los motores Ne-20. [9]

En este nivel, el segundo prototipo estaba casi terminado y aproximadamente 23 fuselajes adicionales habían estado debajo del edificio. [8] Uno de ellos era un autocar de dos asientos. Otras variaciones de seguimiento propuestas habían incluido un avión de reconocimiento y un caza armado con dos cañones Tipo 5 de 30 mm con 50 rondas por arma. [ cita necesaria ] Se esperaba que estos fueran impulsados ​​por desarrollos superiores adicionales del Ne-20, a menudo llamado Ne-20-Kai 5,59 kN (570 kgf) o Ne-130 8.826 kN (900 kgf) o Ne-230 8,679 kN (885 kgf) o Ne-330 13.043 kN (1330 kgf), que se había deliberado para tener aproximadamente un 15% a 140% más de empuje que el Ne-20.

El primer prototipo comenzó las verificaciones en el piso de la planta de fabricación de Nakajima el 30 de junio de 1945. El mes siguiente fue desmantelado y entregado al aeródromo naval de Kisarazu, donde fue reensamblado y listo para las pruebas de vuelo. El primer vuelo ocurrió el 7 de agosto de 1945 (el día después de que Hiroshima fuera bombardeada por una bomba atómica), con el teniente comandante Susumu Takaoka en los controles. El avión se desarrolló correctamente durante una prueba de vuelo de 20 minutos, y la única preocupación fue el tamaño de la carrera de despegue. Para el segundo vistazo al vuelo, 4 días después (4 días antes de la declaración de abandono de Japón y # 8217), se instalaron modelos de despegue asistido por cohete (RATO) en el avión.El piloto había estado inquieto por el ángulo en el que se habían colocado los tubos de los cohetes, sin embargo, sin tiempo para enderezarlos, decidieron reducir fácilmente el empuje de los cohetes de 800 kg a solo 400 kg. Cuatro segundos después del despegue, se activó la RATO, lo que al instante hizo que el avión volviera a ponerse de cola, dejando al piloto sin una gestión eficiente de la cola. Después de que se agotó el tiempo de encendido de nueve segundos de la RATO, la fosa nasal bajó y la rueda de la fosa nasal entró en contacto con la pista, lo que provocó una desaceleración repentina; sin embargo, ambos motores habían estado funcionando normalmente. En este nivel el piloto optó por abortar el despegue, sin embargo luchar para frenar el avión y realizar un bucle de piso solo lo ponía en riesgo de operarlo en diferentes instalaciones. Finalmente, el avión pasó por una zanja de drenaje que atrapó el tren de aterrizaje del triciclo, el avión continuó derrapando hacia adelante y se detuvo al necesitar el borde del agua. [7] Antes de que pudiera ser reparado, Japón se había rendido y la batalla había terminado.

los Kikka es comúnmente reconocido porque el Nakajima J9N1, o algunas veces J9Y, que de acuerdo con un investigador del Museo Nacional del Aire y el Espacio es inexacto. [5] El nombre oficial dado al avión era 橘 花 & # 8220Kitsuka, & # 8221 pronunciado Kikka en kanji usado históricamente por los japoneses. Al igual que otros aviones japoneses que se suponía que se utilizarían en misiones suicidas, obtuvo únicamente una reputación. El avión naval imperial japonés había sido designado como el avión naval estadounidense de la época. Una letra principal, que denota la posición / tipo de plano, separada por una cantidad que denota el lugar dentro de la colección del plano de la posición idéntica en la que reside el avión, adoptada por una segunda letra que indica la agencia de diseño y fabricación, y por último, una segunda cantidad que denota el subtipo de avión. Los primeros tres caracteres permanecen fijos por medio de todas las subvariantes en las que se puede construir un avión. [6]

Comparado con el Me 262, el Kikka El fuselaje era notablemente más pequeño y de diseño extra típico, con alas rectas (sin el ligero barrido del Me 262) y superficies de cola. [2] El atributo triangular de la parte transversal del fuselaje del diseño alemán era mucho menos pronunciado, como resultado de los tanques de gas más pequeños. El equipo de aterrizaje esencial del Kikka fue tomado del A6M Zero y la rueda de la nariz de la cola de un bombardero Yokosuka P1Y. [4]

El desarrollo del motor fue problemático, principalmente basado en poco más que imágenes y un solo dibujo recortado del BMW 003, una unidad aceptable, el Ishikawajima Ne-20, finalmente se incorporó en 1945. A mediados de 1945, el Kikka empresa estaba progresando una vez más y en esta etapa, debido al deterioro de la situación de la batalla, es posible que la Marina pensara en utilizar el Kikka como un kamikaze arma, aunque esta perspectiva era cuestionable debido al valor excesivo y la complejidad relacionados con la fabricación de motores turborreactores modernos. Otras iniciativas extra económicas diseñadas especialmente para kamikaze asaltos, como el más fácil Nakajima Tōka (diseñado para absorber el inventario japonés de motores obsoletos), el Kawanishi Baika impulsado por chorro de pulso y el notorio Yokosuka Ohka, habían estado en marcha o ya se fabricaban en masa. [3]

los Kikka fue diseñado en un tipo preliminar para hacer uso del Tsu-11, un motor a reacción rudimentario de tipo motorjet que era básicamente un ventilador de conductos con un postquemador. Los diseños posteriores se habían deliberado en el turborreactor de flujo centrífugo Ne-10 (TR-10) y el Ne-12, que agregó un compresor axial de cuatro etapas a la entrada del Ne-10. Las pruebas de esta planta motriz revelaron rápidamente que no podía producir en cualquier lugar cercano a la capacidad requerida para propulsar el avión, y la empresa se estancó brevemente. Luego se decidió proporcionar un nuevo turborreactor de circulación axial basado principalmente en el BMW 003 alemán. [2]

Después de que el agregado del ejército japonés en Alemania fue testigo de los juicios del Messerschmitt Me 262 en 1942, [1] la Armada Imperial Japonesa emitió una solicitud a Nakajima para desarrollar un avión idéntico para usar como bombardero de asalto rápido. Entre las especificaciones para el diseño se encontraban las necesidades de que debería poder construirse en gran parte con mano de obra no calificada, y que las alas deberían ser plegables. Esta última función era permitir que el avión se escondiera en cuevas y túneles alrededor de Japón porque la marina comenzó a organizar la protección de las islas casa. Los diseñadores de Nakajima, Kazuo Ohno y Kenichi Matsumura, trazaron un avión que tenía un parecido robusto, aunque superficial, con el Me 262. [2]


El Tribunal de Tokio, el juez Pal y la distorsión revisionista de la historia 東京 裁判 、 パ ー ル 判 事 、 お よ び 修正主義 的 歴 史 歪曲

Desde mediados de la década de 1990, las fuerzas neonacionalistas de Japón y rsquos han logrado avances importantes: en educación, cultura y política, como se manifestó notablemente en la activación de la Sociedad Japonesa para la Reforma de los Libros de Texto de Historia y la popularidad del libro de historietas más vendido. Sensōron (En guerra) del dibujante Kobayashi Yoshinori.

Los revisionistas históricos japoneses han contrastado su enfoque con lo que ellos denominan la "visión lsquoTokyo Trial de la historia" y la "visión lsquomasoquista de la historia". Estos revisionistas consideran como & lsquomasoquista & rsquo cualquier caracterización de los avances militares japoneses & rsquos en Asia durante el período anterior a la Segunda Guerra Mundial como una & lsquoinvasión & rsquo. Y afirman que un & lsquospell & rsquo persistente del Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente (& lsquoTokyo Tribunal & rsquo) subyace a esta & lsquomasoquista de la historia & rsquo. Argumentando que el Tribunal de Tokio creó y difundió una percepción falsa de la Guerra del Gran Asia Oriental como "la guerra en la que los aliados liberales derrotaron a un Japón fascista", los revisionistas sostienen que denunciar y rechazar al Tribunal es la clave para deshacerse de esta visión `` quomasoquista de la historia ''. .

En su discurso sobre la negación del Tribunal, los revisionistas invocan con frecuencia el llamado "Juicio lsquoPal". Radhabinod Pal, juez indio que participa en el Tribunal de Tokio, emitió una opinión disidente titulada Juicio disidente del juez Pal, que afirmó que todos los acusados ​​japoneses de clase A en el juicio eran inocentes de delitos. Dado que el departamento de idiomas del Tribunal y rsquos omitió la categoría & lsquodissentient & rsquo, la Opinión se hizo ampliamente conocida en Japón como el & lsquoPal Judgment & rsquo.

Sin embargo, el dictamen se presenta a menudo sin un examen exhaustivo de su contenido. En cambio, solo se destaca la conclusión descontextualizada y mdash de que los sospechosos japoneses no eran culpables. En 2007 publiqué Pāru Hanji: Tōkyō Saiban hihan a zettai heiwa-shugi (Justice Pal: Críticas al juicio de Tokio y pacifismo absoluto) para llamar la atención sobre las interpretaciones erróneas del & lsquoPal Judgment & rsquo. Si bien el libro fue bien recibido, también se convirtió en un objetivo de revisionistas históricos, como Kobayashi Yoshinori, y fue objeto de severos ataques.

Basado en este libro, este artículo analiza la teoría de Justice Pal & rsquos en su Opinión disidente y examina la filosofía detrás de ella. También presento una descripción general de cómo la Opinión de Justice Pal & rsquos fue malinterpretada por primera vez por los revisionistas históricos japoneses, con el fin de explicar cómo se ha formado el discurso revisionista actual sobre la Opinión.

Pal de Justicia

II. Teoría de la Justicia Opinión Disidente Pal & rsquos

Basado en el principio de irretroactividad de la ley, el juez Pal, en primer lugar, explicó su crítica al Tribunal & rsquos ex post facto en su Opinión Disidente. Afirmó que los supuestos "crímenes de guerra convencionales" de los acusados ​​japoneses entraban en la jurisdicción del Tribunal porque ya estaban clasificados como crímenes en el derecho internacional preexistente. Sin embargo, el juez Pal se opuso al enjuiciamiento por "crímenes contra la paz" y "crímenes contra la humanidad", tal como se definen en la Carta del Tribunal y rsquos, 2 porque estos crímenes no tenían fundamentos previos en el derecho internacional. Si los acusados ​​fueran declarados culpables de crímenes que no existían en el derecho internacional cuando los presuntos actos fueron ejecutados realmente, dijo Pal, entonces & lsquothe Tribunal no será un & ldquojudicial tribunal & rdquo sino una mera herramienta para la manifestación del poder & rsquo. 3 Destacó la distinción entre justicia y política, y criticó severamente el sometimiento del Juicio a los fines políticos de los líderes estatales.

El juez Pal se opuso a la introducción de una ley ex post facto en el Tribunal porque creía que al pronunciarse sobre el derecho ex post facto, la sociedad internacional no estaría obligada por un entendimiento común contra la guerra. En cambio, suscribiría el entendimiento de que los vencedores de las guerras tienen derecho a juzgar a los derrotados sin tener en cuenta las normas del derecho internacional. Por lo tanto, argumentó que si el Tribunal de Tokio invocaba una ley ex post facto, eventualmente fomentaría la expansión de las guerras de agresión y una ruptura de los cimientos del orden internacional, en lugar de conducir a la erradicación de la guerra. Destacó la importancia de los procesos legales genuinos y el establecimiento del estado de derecho de la siguiente manera:

Tal juicio [¿un tribunal con poderes ex post facto?] Puede crear con justicia la sensación de que la creación de un tribunal como el actual es mucho más un asunto político que legal, un objetivo esencialmente político habiendo sido así encubierto por una apariencia jurídica. . La venganza formalizada solo puede traer una satisfacción efímera, con todas las probabilidades de un arrepentimiento final, excepto la reivindicación de la ley a través de proceso legal genuino por sí solo puede contribuir sustancialmente al restablecimiento del orden y la decencia en las relaciones internacionales. 4

Cuestionó la legitimidad de la Carta de Tokio, que se promulgó el 19 de enero de 1946 y estableció el Tribunal. Además de los "crímenes de guerra convencionales", la Carta defendió los nuevos crímenes que no tenían un fundamento en el derecho internacional preexistente: "crímenes contra la paz" y "crímenes contra la humanidad". Justice Pal denunció esta carta como una transgresión de las reglas fundamentales del derecho internacional. Dijo que una carta por la que se establece un tribunal internacional, independientemente de quién lo establezca o lo dote, "no define el crimen, sino que solo especifica los actos cuyos autores están bajo la jurisdicción del Tribunal". 5 Explicó que la Carta de Tokio debería decidir simplemente qué asuntos se someterán a juicio ante el Tribunal. Si estos actos constituyeron o no un crimen debe dejarse abierto a la determinación del Tribunal con referencia a las leyes apropiadas. Desde este punto de vista, condenó enérgicamente la Carta de Tokio por apartarse ampliamente de la norma fundamental de jurisdicción.

Los jueces (Pal a la izquierda)

Según el juez Pal, los vencedores tenían derecho a establecer un tribunal especial y, por lo tanto, el establecimiento de una carta en sí no era problemático; sin embargo, los vencedores no tenían derecho a legislar la creación de nuevos crímenes en el derecho internacional.

También dijo que los jueces del Tribunal eran & lsquocompetentes para investigar la cuestión de si alguna disposición de la Carta es o no ultra vires& rsquo 6 en el reflejo del derecho internacional, porque la propia Carta del Tribunal deriva su autoridad del derecho internacional.

Como juez del Tribunal, el juez Pal concluyó que las disposiciones relativas a "crímenes contra la paz" y "crímenes contra la humanidad" eran leyes ex post facto y violaban la prohibición de la irretroactividad del derecho internacional. Además, Pal examinó el proceso histórico sobre la "conspiración general" que la fiscalía definió como una premisa de los supuestos "crímenes contra la paz" y criticó los argumentos de los fiscales. Tenía la intención de demostrar que los llamados "crímenes contra la paz" eran inválidos tanto desde el punto de vista jurisprudencial como histórico.

El juez Pal, sin embargo, no negó la legitimidad de todo el Tribunal. Afirmó el valor de examinar los supuestos actos de "crímenes de guerra convencionales" que llegarían a la corte. "Una guerra", dijo, "ya sea legal o ilegal, ya sea agresiva o defensiva, sigue siendo una guerra que debe ser regulada por las reglas aceptadas de la guerra". Ningún pacto, ninguna convención ha derogado de ninguna manera jus-in-bello. & rsquo 7

El punto de vista del juez Pal & rsquos sobre el Tribunal de Tokio se reflejó en la forma en que estructuró su Opinión Disidente. & lsquoPal & rsquos Judgement & rsquo consta de siete capítulos: Parte I, Cuestión preliminar de derecho Parte II, Qué es & lsquo Guerra agresiva & rsquo Parte III, Reglas de prueba y procedimiento Parte IV, Conspiración general Parte V, Alcance del Tribunal y rsquos Jurisdicción Parte VI, Crímenes de guerra Stricto Sensu y Parte VII, Recomendación. Un punto importante a tener en cuenta aquí es que colocó & lsquoScope of Tribunal & rsquos Jurisdiction & rsquo después del capítulo sobre la supuesta & lsquooverall conspiración & rsquo. En la Parte IV, que ocupa el mayor volumen del Dictamen, explicó que la 'conspiración general', que fue presentada como premisa de 'delitos contra la paz' ​​por la fiscalía, no fue tipificada como delito en el derecho internacional. Por lo tanto, la acusación en sí misma era inválida antes de la sentencia sobre la cuestión de inocencia o culpabilidad.

Los únicos supuestos actos de los acusados ​​japoneses que consideró susceptibles de ser juzgados por el Tribunal desde un punto de vista judicial genuino fueron los "crímenes de guerra convencionales", porque estos crímenes estaban definidos en el derecho internacional preexistente en el momento en que se llevaron a cabo los presuntos actos. Si el acusado era culpable o no, estaría abierto al Tribunal, por lo que no encontró ningún conflicto al escuchar los presuntos actos en el Tribunal. Esta fue la razón por la que Pal aclaró el alcance de la jurisdicción del Tribunal y rsquos antes de la sección sobre "crímenes de guerra convencionales" y definió que el alcance de la jurisdicción se remonta a la guerra chino-japonesa de 1894-95.

En la Parte VI, "Crímenes de Guerra Stricto Sensu", examinó el establecimiento de la criminalidad en lo que llamó "las" quoatrocidades "conducidas por el Ejército Imperial Japonés. Con respecto a la Masacre de Nanjing, aunque partió de la premisa de que la propaganda de guerra procedente de fuentes hostiles se mezcló con la evidencia presentada al Tribunal y, por lo tanto, puede no haber sido seguro aceptar toda la historia, concluyó que el hecho de que las atrocidades fueran ejecutadas por el Ejército Imperial era inquebrantable. Dijo lo siguiente:

Teniendo en cuenta todo lo que pueda decirse contra las pruebas aducidas en este caso a este respecto y haciendo todo lo posible por la propaganda y la exageración, la evidencia sigue siendo abrumadora de que los miembros de las fuerzas armadas japonesas cometieron atrocidades contra la población civil de Japón. algunos de los territorios ocupados por ellos como también contra los prisioneros de guerra. 8

Sea lo que sea, como ya he observado, incluso teniendo en cuenta todo lo que pueda decirse contra la evidencia, no hay duda de que la conducta de los soldados japoneses en Nanking [Nanjing] fue atroz y que tales atrocidades fueron intensas durante casi tres años. semanas y continuó siendo grave durante un total de seis semanas, como testificó el Dr. Bates. 9

El juez Pal luego continuó investigando si los hechos que respaldan la acusación de que los acusados ​​de Clase A ordenaron, autorizaron y permitieron a otros cometer esos actos, y esas personas realmente los cometieron y si los hechos respaldaron la conclusión de que los acusados ​​de Clase A ignoraron deliberada e imprudentemente su deber legal de tomar las medidas adecuadas para prevenir la comisión de tales actos delictivos.

Sobre el primer punto, si bien caracterizó las presuntas atrocidades como "malvadas y diabólicas", concluyó que no se había encontrado ninguna prueba de ninguna supuesta orden, autorización o permiso. Consideró que las atrocidades, incluida la Masacre de Nanjing, fueron determinadas y ejecutadas por los soldados del Ejército en el terreno, y que para cuando escribió su libro, las personas responsables de los actos ya habían sido ejecutadas como guerra de Clase B y Clase C. criminales.

Cabe recordar que, en la mayoría de los casos, las distintas naciones vencedoras ya han dictado & lsquostern justicia & rsquo a las personas acusadas de haber cometido estos actos atroces junto con sus superiores inmediatos. La fiscalía nos ha proporcionado largas listas de esos condenados. 10

Pero aquellos que pudieron haber cometido estas terribles brutalidades no están ahora ante nosotros. Aquellos de ellos que pudieron ser capturados vivos han sido obligados a responder por sus fechorías principalmente con sus vidas. 11

Sobre la cuestión de los actos viles, por los cuales los acusados ​​serían declarados culpables si se probara que las atrocidades cometidas por Japón se volvieron intensas y se llevaron a cabo en una escala mayor debido a la & rsquo & lsquointención & rsquo o & lsquonegligence & rsquo de los acusados, dijo el juez Pal, & lsquothese commanders [el Los acusados ​​japoneses] estaban legalmente obligados a mantener la disciplina en el ejército ya impedir que los soldados bajo su mando perpetraran estas atrocidades y rsquo. Continuó de la siguiente manera:

Es cierto que un oficial al mando no es responsable de los actos de quienes están a su mando simplemente porque es su oficial superior, pero, debido a su gran control sobre ellos, debería ser responsable de los actos de ellos que razonablemente podría haber evitado. . Tenía el deber de tomar las medidas apropiadas que estuvieran en su poder para controlar las tropas bajo su mando. 12

Sin embargo, el juez Pal concluyó que las pruebas presentadas al Tribunal no eran suficientes para probar que los sospechosos de Clase A acusados ​​eran penalmente responsables de los actos de estas tropas.

Es un hecho que el juez Pal condenó enérgicamente las atrocidades cometidas por el ejército imperial japonés, incluida la masacre de Nanjing, según lo determinaron los hechos. Sin embargo, concluyó que la responsabilidad penal de los sospechosos japoneses de Clase A por las atrocidades no podía probarse debido a la falta de pruebas.

A continuación, Justice Pal se ocupó de Japón y rsquos y lsquomaltreatment de prisioneros de guerra y rsquo. Al examinar los presuntos delitos, dedicó muchas páginas a los casos de la Marcha de la Muerte de Bataan en Filipinas y la construcción del ferrocarril Birmania & ndashThai. Denunció enérgicamente los actos cometidos por el Ejército en ambos casos.

Con respecto a la Marcha de la Muerte de Bataan, dijo que fue "en general una brutalidad atroz" y "no creo que el hecho haya sido en absoluto justificable".13 Con respecto al tratamiento de los prisioneros de guerra empleados para la construcción del ferrocarril Birmania & ndashThai, que se relaciona directamente con las operaciones de guerra japonesas, dijo que el acusado Tōjō Hideki, primer ministro de Japón y rsquos desde octubre de 1941 hasta julio de 1944, era & lsquofully responsable & rsquo. 14 También afirmó que su trato a los prisioneros era & lsquoinhuman & rsquo. 15

Sin embargo, continuó diciendo que la Marcha fue "un caso aislado de crueldad" 16 y que el empleo de prisioneros de guerra para la construcción del ferrocarril fue un "acto de Estado", 17 y finalmente llegó a la conclusión de que las pruebas no le satisfacían que el supuesto Los actos se llevaron a cabo bajo el & lsquoorder, autorización o permiso & rsquo del acusado. 18 En otras palabras, concluyó que el imputado no podía ser declarado responsable penalmente por falta de pruebas.

Un punto que debe tenerse en cuenta es la diferencia en sus argumentos a favor de "crímenes contra la paz" y "crímenes de guerra convencionales". Con respecto a los "crímenes contra la paz", presentó su opinión de que los cargos se basaban en una ley ex post facto. Además, no se encontró la "conspiración general" que la fiscalía intentó establecer como premisa para "crímenes contra la paz". Por lo tanto, la acusación por "crímenes contra la paz" en sí misma no se estableció fundamentalmente. Por otro lado, en el asunto de los presuntos delitos de "crímenes de guerra convencionales", en el que el juez Pal aprobó los fundamentos en el derecho internacional y aprobó que fueran escuchados por el Tribunal, Pal investigó los presuntos crímenes de conformidad con el derecho internacional y finalmente concluyó que la prueba presentada al Tribunal no fue suficiente para establecer la responsabilidad penal de los imputados por los hechos imputados.

III. Opinión del juez Pal & rsquos sobre la historia y su opinión sobre la legislación

En la Parte IV de su Opinión Disidente, el juez Pal examinó la supuesta "conspiración general". La fiscalía afirmó que los acusados ​​habían conspirado y que los crímenes acusados ​​eran parte del plan general de Japón para ocupar Manchuria, toda China y, finalmente, el mundo entero. Mientras criticaba los actos de Japón y rsquos supuestamente ejecutados bajo la conspiración general y rsquo y mdash, incluido el incidente del asesinato de Zhang Zuolin (Chang Tso-lin) y el incidente de Manchuria en Japón, los pasos de rsquos hacia la guerra entre China y Japón, y mdash, Pal señaló que Japón era un imitador del imperialismo occidental. Japón y los países aliados eran moralmente responsables de sus acciones.

Primero, se ocupó del incidente del asesinato de Zhang Zuolin por parte del ejército japonés de Kwantung, el 4 de junio de 1928. El incidente fue planeado por el oficial del ejército de Kwantung, coronel Kawamoto Daisaku, y el líder del ejército fengtiano, el señor de la guerra Zhang, fue asesinado. Kawamoto había planeado conquistar Manchuria aprovechando la confusión que habría ocurrido después del Incidente. Sin embargo, esto falló porque los jefes de estado mayor del ejército de Kwantung no fueron informados de su plan. Además, el ejército de Fengtian no respondió a esta provocación. En el Tribunal de Tokio, la fiscalía alegó que el Incidente fue el primer acto de la conspiración general y rsquo de los acusados ​​en el que planificaron y prepararon de forma consistente y cuidadosa actos o guerras de agresión como el Incidente de Manchuria, la Guerra de China y Japón, hasta e incluyendo el Gran Guerra de Asia Oriental. 19

Justice Pal no estuvo de acuerdo con su afirmación. Dijo que el asesinato de & lsquoChang Tso-lin & rsquos fue planeado y ejecutado por cierto grupo de oficiales del ejército de Kwantung. No hay absolutamente nada que relacione este plan o complot con la supuesta conspiración. ”20 Continuó,“ sin duda, la ejecución de cualquier asesinato y la ejecución del mismo son reprobables por sí mismos. Pero ahora no estamos juzgando a ninguno de los acusados ​​por ese vil acto de asesinato. Vamos a ver qué conexión tiene esta historia con cualquier tema relevante que se nos presente. & Rsquo 21

Habiendo descrito el incidente del asesinato de Zhang Zuolin como un "acto de asesinato terrible", dijo que Kawamoto y otros que participaron en él eran "incomprensibles". 22 Sin embargo, desde un punto de vista legal, hizo hincapié en la necesidad de pruebas para demostrar que el "acto lsquodastardly" de los oficiales del ejército era parte de la "conspiración general" de los líderes japoneses acusados ​​en Tokio. Después de examinar la evidencia, llegó a la conclusión de que, si bien era cierto que muchos oficiales del Ejército de Kwantung tenían la intención de "ocupar Manchuria" en ese momento, el incidente fue planeado y ejecutado por un grupo limitado de personas y la evidencia presentada en el Tribunal fracasó. para establecer que hubo una "conspiración generalizada" detrás del incidente. Dijo que los supuestos "crímenes contra la paz" no podían establecerse simplemente conectando casos irrelevantes con "toda la historia". 23

Lo que debe confirmarse aquí es que, aunque argumentó que el Incidente no fue parte de una "conspiración", criticó duramente el Incidente en sí.

A continuación, se refirió al incidente de Manchuria. Primero discutió el Incidente de Mukden (o el Incidente de Liutiaogou), que ocurrió al comienzo del Incidente de Manchuria, y argumentó que era difícil determinar a partir de la evidencia que el Incidente de Mukden era una conspiración entre los acusados ​​japoneses en el Tribunal de Tokio. Él dijo:

Incluso aceptando la evidencia de TANAKA y OKADA de que el Incidente de Mukden del 18 de septiembre de 1931 fue planeado por algunos oficiales jóvenes del Ejército de Kwantung, no encuentro ninguna evidencia sustancial para conectar a ninguno de los acusados ​​con ese grupo o camarilla. En mi opinión, la posición sigue siendo la que encontró la Comisión Lytton. El incidente pudo haber sido el resultado de un diseño por parte de algunos oficiales desconocidos del ejército, sin embargo, aquellos que actuaron sobre la base del incidente podrían haber actuado bastante. De buena fe. 24

La esencia de su lógica aquí es la misma que con el Incidente del Asesinato de Zhang Zuolin: aunque el Incidente de Mukden podría haber sido un complot de oficiales particulares del Ejército de Kwantung, no se estableció la conexión entre ellos y los líderes acusados. Como consecuencia, fue difícil ver el incidente como parte de una supuesta "conspiración general".

Una vez más, esto no significa que el juez Pal no haya sido crítico con respecto al incidente o al ejército de Kwantung: "Los acontecimientos militares en Manchuria después del 18 de septiembre de 1931 fueron ciertamente reprobables". A pesar de la opinión unánime del Gabinete de que la operación debe cesar de inmediato, la expansión continuó. & Rsquo 25

Determinó que el incidente de Manchuria era "incomprensible" y vio las acciones del ejército al ignorar la orden del gabinete japonés e iniciar el incidente como un problema. Aun así, insistió en que las circunstancias no demostraban una conspiración entre los acusados: "Nadie aplaudiría tal política". Quizás nadie justificaría tal política. Sin embargo, esto no tiene por qué llevarnos a una teoría de la conspiración y rsquo. 26

En este capítulo, analizó con más detalle los actos políticos y militares de las potencias occidentales en la comunidad internacional en ese momento. Si bien presentó la opinión de que el ejército de Kwantung y los países occidentales eran compañeros en el crimen, condenó a las potencias occidentales por lanzar acusaciones contra Japón mientras ignoraban su propia responsabilidad por cometer actos similares a los del ejército japonés.

En primer lugar, criticó el establecimiento de Manchukuo por parte de Japón y Rusia, calificándolo de "farsa política elaborada", 27 impuesta al pueblo chino por la ocupación militar de Manchuria por parte de Japón y Rusia:

[E] l poder para representar la farsa de & lsquoManchukuo & rsquo en el escenario de Manchuria, así como el poder para tomar el control de Manchuria había sido adquirido por los japoneses manu militari. Como se ha observado en la revista de Asuntos Internacionales, la conquista y ocupación militar de Manchuria por el ejército japonés fue el verdadero fundamento de la posición japonesa en Manchuria en 1932 y el mundo entero era consciente de que así era. Aparentemente, los japoneses estaban preparados para desafiar la opinión del mundo y los rsquos y arriesgarse a las consecuencias de la desaprobación del mundo para mantener sus ganancias mal habidas. 28

Entonces, preguntó, ¿por qué Japón no proclamó simplemente la anexión de Manchuria en lugar de persistir en una farsa? El juez Pal vio la respuesta en el proceso de modernización de Japón en sí mismo, que fue una imitación continua de Occidente: "Se considera probable que se pueda atribuir en parte a una ansiedad por imitar el comportamiento occidental", pero la ansiedad se había convertido en un problema. idea fija en las mentes japonesas desde el comienzo de la era y rsquo Meiji. 29

El juez Pal luego examinó críticamente el imperialismo occidental, que, afirmó, Japón había imitado. Citando el Encuesta de Asuntos Internacionales 1932, volvió el blanco de las críticas hacia las políticas coloniales de las potencias occidentales:

¿No fue el imperialismo occidental el que acuñó la palabra "lsquoprotectorate" como eufemismo de "lsquoannexation"? ¿Y no había sido útil esta ficción constitucional a sus inventores occidentales? ¿No era éste el método por el cual el Gobierno de la República Francesa se había puesto en la piel del Sultán de Marruecos y por el cual la Corona Británica había transferido la posesión de vastas extensiones de tierra en África Oriental de manos de africanos nativos a manos de europeos adventistas? 30

Para Justice Pal, Japón & rsquos & lsquofarce & rsquo no era más que el resultado de imitar las modas occidentales del imperialismo. Desde este punto de vista, cuestionó por qué solo el establecimiento japonés y rsquos de Manchukuo podría ser evaluado como & lsquoaggression & rsquo. ¿Eran los países occidentales también moralmente culpables de practicar el colonialismo? Si los actos de agresión de los países occidentales no fueron acusados ​​como crímenes, ¿por qué fue el establecimiento de Manchukuo por Japón?

Justice Pal citó además el Encuesta de Asuntos Internacionales 1932:

Aunque los japoneses no aprovecharon al máximo estos precedentes occidentales al exponer su caso para realizar la farsa de & lsquoManchukuo & rsquo, se puede conjeturar legítimamente que tanto los precedentes occidentales como los japoneses habían sugerido y recomendado esta línea de política a las mentes japonesas. . 31

Al decir, & lsquo [i] t puede no ser una política justificable, que justifica la expansión de una nación & rsquos en otro territorio & rsquos & rsquo, 32 enfatizó que tanto Japón como los países occidentales eran moralmente responsables de la colonización de otras naciones. El juez Pal explicó que Japón estaba en ese momento poseído por una "desilusión" y creía que el país se enfrentaría a la muerte y la destrucción si no lograba adquirir Manchuria. 33 Pal consideró esto como la razón por la que Japón y rsquos intentan establecer intereses que consideraba necesarios para su propia existencia. Justice Pal dijo que llevar a cabo una operación militar impulsada por & lsquodelusion & rsquo no era exclusiva de Japón, ya que los países occidentales la habían practicado repetidamente a gran escala durante muchos años. Al decir, & lsquo [a] l casi todas las grandes potencias adquirieron intereses similares dentro de los territorios del hemisferio oriental y, al parecer, todas esas potencias consideraron que ese interés era muy vital & rsquo, Pal argumentó que Japón tenía el & lsquoright & rsquo para argumentar que el Incidente de Manchuria fue necesario en aras de la & lsquoselfdefensa & rsquo. 34 Japón, que reclamaba la "autodefensa" nacional con respecto a su expansión territorial en China, estaba en sintonía con la sociedad internacional en ese momento, dijo Pal, y por lo tanto, las acciones de Japón se derivaron de la "imitación" de una práctica malvada del imperialismo occidental. Partiendo de esta premisa, concluyó: "La acción de Japón en Manchuria no, es cierto, ser aplaudido por el mundo. Al mismo tiempo, sería difícil condenar lo mismo quedelincuente. & rsquo 35

Lo importante a tener en cuenta aquí es que el juez Pal no llegó a la conclusión de que las acciones de Japón y rsquos fueran justificables. Como se mencionó anteriormente, criticó el Incidente de Manchuria como & lsquoreprehensible & rsquo, y el establecimiento de Manchukuo como una & lsquoelaborada farsa política & rsquo basada en & lsquodelusion & rsquo. Pero, en el Tribunal, el juez Pal se esforzó por mostrar su desaprobación de la intención de la acusación y rsquos de tratar las acciones de Japón y rsquos como si se llevaran a cabo bajo una supuesta `` conspiración general '', presentando la complejidad de las razones por las que Japón se impulsó hacia la ocupación de Manchuria.

Desde su punto de vista histórico, Justice Pal vio la causa fundamental de los actos de agresión de Japón y Rusia como arraigados en el colonialismo de los países occidentales. Cuestionó si las visitas de la Marina de los EE. UU. Y el comodoro Matthew Perry en la década de 1850 y la conclusión de tratados desiguales con potencias occidentales como los EE. UU., Rusia, Gran Bretaña, Francia y Holanda a finales de la Era Edo fueron una causa fundamental para el imperialismo japonés y rsquos. y argumentó que los pasos de Japón hacia el imperialismo no eran "culpables".

Luego sigue la lucha de Japón y Rusia para lograr la revisión de estos tratados. Esta lucha continuó hasta el año 1894. Durante este período, Japón hizo todo lo posible por dominar las grandes contribuciones del pensamiento y la ciencia occidentales. Quizás Japón también se dio cuenta de que en el mundo en el que se había visto obligada a aparecer, Derecha y justicia se midieron en términos de acorazados y cuerpos de ejército.

El esfuerzo japonés por revisar estos tratados ciertamente no fue reprochable. 36

Argumentó que Japón se esforzó por lograr una rápida modernización y empleó métodos occidentales para asegurar la revisión de tratados desiguales con las potencias occidentales. Japón también desarrolló su poder militar durante el proceso al "imitar" a las potencias occidentales "al imperialismo. Si bien el juez Pal consideró problemática la forma en que Japón procedió con su modernización, también cuestionó si las potencias occidentales podrían realmente condenar a Japón y rsquos imitándolos si el propósito al hacerlo era revisar los tratados desiguales impuestos por las potencias occidentales: & lsquo permitirse ignorar los posibles efectos sobre Japón de esta larga lucha por la revisión de tales tratados y rsquo. 37

Esta observación puede verse en el argumento de Justice Pal & rsquos sobre las guerras chino & ndashJapanese y Russo & ndashJapanese. Los vio como parte de una lucha de poder entre las principales potencias en lugar de "agresiones" unilaterales por parte de Japón. Para Pal, era hipócrita que los países occidentales criticaran como criminales las acciones japonesas, que eran simplemente una "imitación" propia. Después de la guerra entre Rusia y Japón, Japón pareció seguir de cerca los precedentes establecidos por Europa en sus tratos con China, 38 dijo Pal en referencia a los pasos de Japón y rsquos hacia la expansión de los territorios coloniales después de las guerras entre China y Japón y Rusia y Japón. Dijo que si el colonialismo japonés y rsquos se consideraba problemático, todo el colonialismo de las potencias occidentales debería ser considerado de manera similar. Sin embargo, señaló, las potencias occidentales no criticaron las acciones de Japón y rsquos como "agresión" mientras los actos estaban en curso. Dijo, & lsquoGran Bretaña renovó y fortaleció la Alianza Anglo & ndashJapanese en ese momento y las potencias contemporáneas no condenaron la acción de Japón & rsquos como agresiva & rsquo. 39

Durante la Primera Guerra Mundial, & lsquoJapan, como fiel aliado, brindó una valiosa ayuda en una hora de necesidad seria y muy crítica para las Potencias Aliadas & rsquo. 40 Las potencias aliadas fueron ayudadas por el apoyo de Japón. Su pregunta era cómo estos países occidentales podían culpar a las medidas tomadas por Japón.

Pal presentó la siguiente vista de la historia:

Japón era un país sin recursos materiales propios. Comenzó su carrera cuando & lsquoWestern Society había llegado a abarcar todas las tierras habitables y mares navegables en la faz del planeta y toda la generación viva de la humanidad & rsquo.

Los japoneses emularon a las potencias occidentales a este respecto, pero desafortunadamente comenzaron en un momento en que ninguno de los dos activos esenciales, & lsquoa free-hand & rsquo por su capacidad y un campo mundial, ya no estaba disponible para ellos. La responsabilidad de lo que Japón estaba pensando y haciendo durante el período bajo nuestra consideración recae realmente en aquellos antiguos estadistas de Japón que la habían lanzado a la corriente de la occidentalización y, lo habían hecho, en un momento en que la corriente se dirigía hacia una meta. lo cual era un misterio incluso para la gente del oeste. 41

Mirando hacia atrás en el camino de la modernización japonesa, Justice Pal lanzó fuertes críticas y una visión cáustica sobre los países occidentales. Al presentar este tipo de ironía, pretendía criticar el colonialismo occidental y afirmar que los países occidentales y Japón estaban confabulados.

Con respecto al inicio de la guerra entre Japón y Estados Unidos, el juez Pal culpó a Estados Unidos de la dirección de la política diplomática más que a los japoneses. En su opinión, la diplomacia estadounidense, representada especialmente en el Hull Note, 42 acabó por arrinconar a Japón. Dijo: "La evidencia [presentada al Tribunal] me convence de que Japón hizo todo lo posible para evitar cualquier enfrentamiento con Estados Unidos, pero fue impulsado por las circunstancias que gradualmente se convirtieron en los pasos fatales que tomó ella". 43

En su opinión disidente, el juez Pal citó repetidamente Asuntos Internacionales por el Real Instituto Británico de Asuntos Internacionales, el historiador británico Arnold J. Toynbee y el profesor de Derecho Internacional en la Universidad de Londres Georg Schwarzenberger. Desafió las acusaciones unilaterales de la fiscalía contra Japón y destacó que incluso algunos en el mundo occidental habían acusado a las superpotencias occidentales.

Con respecto a la nota de Hull en su opinión disidente, el juez Pal citó Memorias de un superfluo Hombre por Albert Jay Nock, publicado en 1943, como sigue:

Incluso los historiadores contemporáneos podrían pensar que & lsquoEn cuanto a la guerra actual, el Principado de Mónaco, el Gran Ducado de Luxemburgo, se habría levantado en armas contra los Estados Unidos al recibir una nota que el Departamento de Estado envió al gobierno japonés en vísperas. de Pearl Harbor. y rsquo 44

Si bien condenó la medida de EE. UU., Justice Pal también criticó la problemática diplomacia de Japón y rsquos:

Allí señalé por qué no podía aceptar el cargo de acusación de conducta traicionera de los estadistas japoneses involucrados. Sin duda, se estaban preparando para la guerra mientras se llevaban a cabo las negociaciones diplomáticas. Pero ambas partes estaban haciendo esos preparativos.Si la parte japonesa "tenía poca confianza en que las negociaciones Kurusu-Nomura lograran sus propósitos", no creo que la parte estadounidense tuviera mayor confianza en el logro diplomático. 45

Japón se preparó para la guerra contra Estados Unidos mientras continuaban las conversaciones diplomáticas entre los dos países. Justice Pal afirmó que este & lsquotreacherous design & rsquo por parte de Japón era un asunto serio. Sin embargo, señaló que también se vio un diseño similar y "traicionera" en el lado estadounidense y, por lo tanto, tanto Japón como EE. UU. Fueron igualmente responsables de la guerra. En cuanto a las acusaciones de la fiscalía y rsquos de conspiración, argumentó que no existía plan ni conspiración detrás del inicio de la guerra. Consideró que la decisión de Japón de hacer la guerra contra los EE. UU. No se tomó de antemano como parte de la supuesta "conspiración general", sino que se tomó solo durante las negociaciones diplomáticas de Japón con los EE. UU., Después de lo cual simplemente ejecutó la decisión.

Al resumir la Parte IV de su Opinión Disidente, el juez Pal dijo: “Los estadistas, diplomáticos y políticos de Japón quizás estaban equivocados, y quizás se engañaron a sí mismos. Pero no fueron conspiradores. Ellos no conspiraron. & Rsquo 46

Justice Pal describió las acciones de Japón y rsquos después del Incidente del Asesinato de Zhang Zuolin como injustificables. También aplicó esta evaluación al colonialismo occidental. Sin embargo, sobre el asunto de una supuesta "conspiración general", argumentó que cada acto "aislado" de Japón había sido deliberadamente enmarcado por la fiscalía para afirmar una "conspiración total", como si Japón hubiera gestionado los actos como parte de una política de agresión. 47

Además, el juez Pal enfatizó que Japón no debe ser visto de la misma manera que la Alemania nazi. Según su punto de vista, Tōjō y su grupo & lsquomight han hecho muchas cosas malas pero, en lo que respecta al público de Japón, ciertamente por su comportamiento hacia ellos no lograron reducirlos a la posición de herramientas aterrorizadas sin ningún tipo de libre pensamiento o libre expresión. La población de Japón no fue esclavizada como en la Alemania de Hitler & rsquos. & Rsquo 48 Afirmó que Japón no tenía un dictador como Hitler. 49 Las guerras en la era moderna fueron & lsquonot el resultado de ningún diseño de ningún individuo en particular o grupo de individuos & rsquo, 50 dijo Pal. Explicó que el "mal de la guerra" fue transformado por una combinación de factores. 51

Como se mencionó anteriormente, Justice Pal criticó a los estadistas, diplomáticos y políticos japoneses con términos críticos como & lsquomisconception & rsquo y & lsquowrong & rsquo. 52 Sin embargo, argumentó que mientras la supuesta "conspiración general" no se estableciera a partir de la evidencia ante el Tribunal, los supuestos actos en la acusación no podrían ser considerados criminales. Su argumento nunca fue & lsquoJapón fue inocente & rsquo o & lsquoafirmando la Gran Guerra de Asia Oriental & rsquo. Además, lo que debe notarse aquí es que si absolvió a los sospechosos y rsquo de responsabilidad penal, no descartó la responsabilidad moral de Japón. Criticó fuertemente los crímenes de guerra de Japón y rsquos y analizó el proceso histórico de Japón y rsquos después del Incidente de Manchuria tan críticamente como lo hizo con la colonización de los países occidentales. Por lo tanto, es obvio que la lógica de los neonacionalistas para inferir & lsquoJapón & rsquos inocence & rsquo o & lsquoan afirmación de la Gran Guerra de Asia Oriental & rsquo de Justice Pal & rsquos Dissenting Opinion es una lectura errónea obvia, así como un salto injustificado en la lógica.

IV. Justice Pal & rsquos Pensamientos

En su opinión disidente, el juez Pal expresó repetidamente la importancia y la esperanza de que se establezca un sistema de cooperación internacional & lsquoa & rsquo. 53

No dudo que la necesidad del mundo sea la formación de una comunidad internacional bajo el reinado de la ley, o correctamente, la formación de una comunidad mundial bajo el reinado de la ley, en la que la nacionalidad o la raza no deberían tener cabida. 54

Para la práctica estricta del derecho internacional, es necesario el establecimiento de una sociedad internacional bajo un estado de derecho. Justice Pal abogó firmemente por el surgimiento de lo que denominó el & lsquoSuper State & rsquo, que creía que erradicaría las guerras y superaría la discriminación racial. 55

Evidentemente, no cree que la idea de la mancomunidad mundial se haga realidad en el futuro inmediato. Más bien pensó que el sistema social internacional debería transformarse hacia el ideal de una mancomunidad mundial. Consideró el primer paso hacia la mancomunidad mundial como el establecimiento de una agencia internacional con la soberanía nacional como premisa. Dijo que, debido a que una agencia internacional de ese tipo aún no estaba plenamente establecida, la práctica del derecho internacional se enfrentaba a graves dificultades. En otras palabras, sin un Súper Estado, no podría existir un poder ejecutivo concreto, y si el derecho internacional se ejecutaría o no estaría determinado por los asuntos internacionales y las relaciones de poder de la época. Esta fue la razón por la que destacó la importancia de la pronta introducción y establecimiento de un organismo internacional para la observancia y ejecución del derecho internacional. Y creía que un sentido cada vez mayor de humanidad para desarrollar la agencia internacional en la comunidad mundial ideal estabilizaría el orden de la sociedad internacional.

Justice Pal era un creyente en el humanismo basado en la filosofía de & lsquodharma & rsquo de la antigua India. Abogaba por el gandhismo y soñaba con el día en que los seres humanos establecieran ideales basados ​​en última instancia en el pacifismo.

En su visita a Japón en 1952, Pal pidió hacer discursos en diferentes lugares para introducir la idea de la neutralidad desarmada en el mundo. Enérgicamente opuesto a la remilitarización de Japón y rsquos como la defendía entonces Estados Unidos, defendió apasionadamente las enseñanzas de Gandhi. Pal mostró su resentimiento y decepción hacia un Japón cuya dependencia de los EE. UU. Se estaba profundizando, y criticó duramente a Japón por seguir acríticamente la voluntad de los EE. UU.

Al visitar el Monumento a la Bomba Atómica en Hiroshima, expresó claramente su amargura hacia Japón. Al ver la inscripción memorial & rsquos, & lsquoDeja que todas las almas aquí descansen en paz. Porque no repetiremos el mal, y rsquo Pal dijo:

Obviamente, el tema de & lsquowe & rsquo es japonés. No veo con claridad lo que significa "el mal" aquí. Las almas que se desean descansar aquí son las víctimas y rsquo de la bomba atómica. Para mí está claro que la bomba no fue lanzada por japoneses y las manos de los bombarderos siguen manchadas de sangre. & hellip Si no repetir los errores significa no poseer armas en el futuro, creo que es una decisión muy ejemplar. Si Japón desea volver a poseer el poder militar, eso sería una profanación contra las almas de las víctimas que tenemos aquí en Hiroshima. 56

El cenotafio

Su enojo hacia la mentalidad de los japoneses en la era de la posguerra se expresó en su comentario. Condenó la remilitarización de Japón y rsquos correspondiente a la voluntad de Estados Unidos, a la luz de la responsabilidad de Estados Unidos por el bombardeo atómico de Japón.

Apropiación indebida de la opinión disidente de los jueces por parte de revisionistas históricos

Como se explicó anteriormente, los revisionistas históricos japoneses de la posguerra han ignorado el núcleo del argumento de Justice Pal & rsquos y sus pensamientos esbozados anteriormente, y en su lugar invocaron repetidamente su Opinión para apoyar sus posiciones. Han distorsionado partes de la Opinión Disidente de Justice Pal & rsquos para sus propios fines, específicamente para insistir en la & lsquoJapón & rsquos inocence & rsquo y apoyar & lsquot el argumento afirmativo sobre la Guerra del Gran Este de Asia & rsquo, así como su & lsquocriticismo del Tribunal de Tokio & rsquo y su & lsquocriticism de la historia & lsquocriticism de la historia & lsquocriticism. Los argumentos seriales, por ejemplo, de Tanaka Masaaki, quien aboga por una lectura de los argumentos de Justice Pal & rsquos como uno que prueba que & lsquoJapan no es culpable & rsquo, fueron especialmente influyentes y se convirtieron en la base de nuevas interpretaciones erróneas de Pal que continúan hasta el presente.

Escritor y activista social, Tanaka nació en 1911 y desarrolló sus actividades bajo la influencia de ultranacionalistas como Shimonaka Yasaburo y Nakatani Takeyo en el período de preguerra. En 1933, Tanaka se unió a la recién establecida Asociación del Gran Este de Asia que tenía al general Matsui Iwane (que luego fue ejecutado como un criminal de guerra de Clase A responsable de la Masacre de Nanjing) como presidente. Tanaka participó en la edición de la organización y el documento de rsquos, Gran asiáticoismo oriental. Tanaka también se desempeñó como secretario de Matsui & rsquos y estuvo activo como Matsui & rsquos & lsquoright arm & rsquo hasta que Matsui fue nombrado Comandante de las Fuerzas Expedicionarias Japonesas y enviado a China en 1937.

En abril de 1952, poco después del levantamiento de la censura de los medios por parte de las autoridades de ocupación estadounidenses, Tanaka publicó Sobre Japón y la inocencia de rsquos: la verdad a prueba, en el que ofreció su interpretación de la Opinión Disidente del Juez Pal & rsquos. 57 En su libro, Tanaka citó los argumentos de Pal & rsquos de una manera generalmente precisa y luego agregó su comentario. Por ejemplo, sobre la Masacre de Nanjing, citó fielmente la Opinión de Pal & rsquos y su conclusión, "es un hecho evidente que el ejército japonés cometió la atrocidad y rsquo". 58

Sin embargo, el título del libro de Tanaka & rsquos distorsiona fundamentalmente el argumento de Justice Pal & rsquos. Primero, dado que Pal & rsquos Opinion criticó solo & lsquothe responsabilidad criminal del acusado de Clase A & rsquo, el objeto en el título del libro debería ser & lsquoOn Class A Innocence & rsquo. Es importante señalar que Justice Pal encontró responsabilidad penal en los casos de criminales de guerra de Clase B y Clase C. No descartó todas las acciones criminales de Japón y rsquos.

En segundo lugar, debería aclararse el término "inocencia". El punto central es que el juez Pal consideró que los acusados ​​del Tribunal de Tokio japonés eran & lsquoinnocent & rsquo sólo en términos de derecho internacional. Como se citó anteriormente, Justice Pal dijo, 'lsquoTojo y su grupo. podrían haber hecho muchas cosas malas y rsquo, 59 y los estadistas, diplomáticos y políticos de Japón quizás estaban equivocados, y tal vez se engañaron a sí mismos y rsquo. 60 Pal responsabilizó moralmente a los líderes japoneses por sus acciones incluso cuando desafió la jurisdicción del Tribunal y rsquos. Por lo tanto, no es exacto decir que Pal no encontró responsabilidad entre los líderes japoneses por los actos cometidos por el ejército japonés, o que ellos no tenían responsabilidad moral. A partir de estos puntos, como máximo, el título debería haber sido & lsquoOn Class A War Criminals & rsquo Innocence & rsquo.

Aparte del título engañoso, creo que Tanaka fue generalmente acertado al presentar la esencia del argumento de Justice Pal & rsquos. Aunque se reconocen algunos problemas, en su primer libro no se presentaron ni eliminaciones arbitrarias ni distorsiones de los puntos de vista fundamentales de Pal & rsquos.

Sin embargo, el próximo libro de Tanaka & rsquos, Justice Pal & rsquos Discusión de Japón como no culpable, publicado en 1963 (y el libro más vendido del año), 61 contiene obvias lecturas erróneas, falsificaciones, frases que inducen a los lectores a malentendidos y omisiones intencionales o desviaciones obvias de los argumentos de Pal & rsquos.

Por ejemplo, aunque en su Opinión Disidente el Juez Pal dijo que la hostilidad que comenzó entre China y Japón el 7 de julio de 1937 no se puede negar el nombre & ldquowar & rdquo & rsquo, 62 y que los actos de Japón & rsquos después de la Guerra Chino & ndash-Japonesa deben ser examinados en el Tribunal, Tanaka afirmó en En su libro, la opinión del juez Pal & rsquos era que el alcance del Tribunal debería limitarse al período comprendido entre el 7 de diciembre de 1941 y la rendición de Japón & rsquos. 63

Esta es una obvia lectura errónea o falsificación que distorsiona seriamente el argumento de Justice Pal & rsquos. Además, Tanaka ignoró por completo la condena de Pal & rsquos del Incidente del Asesinato de Zhang Zuolin, el Incidente de Manchuria y el establecimiento de Manchukuo. También ignoró el hecho de que Pal había confirmado la masacre de Nanjing, así como las atrocidades de Japón y rsquos en Filipinas, y las criticó duramente. Las secciones en las que Pal criticó estas acciones estuvieron entre las más importantes en el desarrollo de su argumento. Por lo tanto, omitir estas severas críticas a las acciones de Japón y rsquos, que Pal calificó de "malvado y diabólico", 64 es una seria distorsión.

Fue en este momento que Tanaka comenzó a presentar su argumento negando la Masacre de Nanjing. Tanaka más tarde, en 1980, se convirtió en el principal polemista de los negadores de la masacre. Justice Pal & rsquos Discusión de Japón como no culpable contenía interpretaciones arbitrarias, omisiones y malas interpretaciones de la Opinión del Juez Pal & rsquos a favor de las opiniones políticas de Tanaka & rsquos, que influyeron en argumentos similares sobre la Opinión Disidente del Juez Pal & rsquos.

En 1964, un año después de la publicación de Justice Pal & rsquos Discusión sobre Japón como no culpable, el estudioso de la literatura Hayashi Fusao publicó su libro Afirmando la Guerra del Gran Asia Oriental, que fue objeto de muchas críticas. Hayashi presentó su punto de vista de la guerra de los cien años en el este de Asia en el libro. Hayashi redefinió el período desde el final de la Era Edo (1868) hasta el final de la Guerra del Gran Este de Asia (1945) como una "historia de resistencia" de Japón y los países asiáticos contra el imperialismo occidental. Hayashi usó un capítulo de su libro para presentar la opinión disidente de Justice Pal & rsquos con citas de Tanaka & rsquos Justice Pal & rsquos Discusión de Japón como no culpable. Hayashi terminó el capítulo de la siguiente manera:

Es innecesario volver a hablar de la Guerra del Gran Asia Oriental. Japón perdió maravillosamente. Los historiadores del futuro escribirían sobre la valiente lucha de Japón y los rsquos, su espíritu valiente y su destino como capítulo heroico del siglo XX. sesenta y cinco

Citando el comentario de Tanaka y rsquos en Justice Pal & rsquos Discusión de Japón como no culpable & mdash & lsquo [a] s mientras los japoneses sean adoctrinados en el sentido de culpa de que & ldquoJapón fue el país que llevó a cabo guerras agresivas vergonzosas para enfrentar al mundo & rdquo Japón nunca tendrá su verdadera gloria & rsquo 66 & mdash Hayashi se basó en la Opinión de Justice Pal & rsquos para Apoyar su tesis de la guerra como justa. Destacó especialmente la supuesta opinión de Pal & rsquos sobre el estallido de la guerra entre Japón y Estados Unidos para afirmar que la Guerra del Gran Este de Asia era legítima.

Ante una avalancha de interpretaciones revisionistas del argumento de Justice Pal & rsquos que buscaba justificar la Guerra del Gran Este de Asia, el historiador Ienaga Saburo respondió en su artículo de 1967, & lsquoThe Fifteen Years & rsquo War y Pal & rsquos Dissentient Judgment & rsquo. 67 Señalando la inexactitud del término & lsquoJapón & rsquos inocence & rsquo y criticando el uso superficial y arbitrario de la Opinión de Pal & rsquos, Ienaga escribió que la Opinión de Pal & rsquos se estaba distorsionando para fortalecer una atmósfera social que apoyaba la Guerra del Gran Este de Asia, que se había vuelto cada vez más dominante a través del impulso coordinado de poder político y fuerzas civiles.

También dijo que la Opinión se basaba en la ideología anticomunista y su argumento estaba lleno de puntos de vista extremadamente distorsionados. Richard Minear respondió e Ienaga y Minear debatieron el tema. Sin embargo, siguieron apareciendo argumentos que distorsionaban la opinión de Justice Pal & rsquos en apoyo del discurso neonacionalista, y esta tendencia se ha incrementado, especialmente desde finales de la década de 1990, cuando la desviación hacia la derecha de Japón se hizo pronunciada.

En 1997, se erigió un monumento en memoria de Justice Pal en el santuario Kyoto Gokoku. Fue establecido por el Comité para el Establecimiento de la Justicia Pal & rsquos Memorial Monument, cuyo presidente era Sejima Ryuzo (ex oficial de Estado Mayor del Ejército de Kwantung y ex Asesor Supremo de Itochu Corporation). Entre sus miembros se encontraban el gobernador de Kioto, Aranamaki Teiichi, y el alcalde de la ciudad de Kioto, Masumoto Yorikane.

El establecimiento del monumento fue seguido por una estatua similar de Pal en el Santuario de Yasukuni en 2005. Nambu Toshiaki, el sacerdote principal del santuario y rsquos, dijo en la ceremonia de inauguración: & lsquoEs mi más sincero deseo que la tendencia del masoquismo termine, y el día en que los espíritus de los muertos de la guerra pueden descansar en paz lo antes posible. & rsquo Esto siguió al homenaje a Pal que comenzó en 2002, en el Yushukan, el museo militar y de guerra japonés dentro del Santuario de Yasukuni. Las fotografías de Pal & rsquos y sus comentarios sobre su visita a Japón en 1952 se mostraron en el contexto de la crítica de la & lsquoTokyo Trial view of history & rsquo y la & lsquoTokyo Trial view of history & rsquo y la & lsquomasoquista de la historia & rsquo. Una película de 1998 titulada Puraido: Unmei no Shunkan (Orgullo: el momento del destino), dirigida por Ito Shunya, sacó a relucir las críticas al Tribunal de Tokio & lsquounjust & rsquo. Al invocar arbitrariamente las palabras del juez Pal & rsquos y su opinión disidente, el director presentó una visión en la que Tōjō Hideki mantuvo su orgullo. En la película aparecieron fantasías e interpretaciones que distorsionaron la verdad histórica, y se volvió influyente en el discurso de la derecha en la sociedad japonesa contemporánea junto con el movimiento de la Sociedad Japonesa para la Reforma de los Libros de Texto de Historia. Pal también apareció en el cómic. Sensō Ron (En guerra) de Kobayashi Yoshinori en el mismo año. En la caricatura, se citó el argumento de Pal & rsquos como justificación de la Guerra del Gran Este de Asia entre Japón & rsquos. Por ejemplo, Kobayashi dibujó un globo de la cara de Pal & rsquos, que decía: "¡Todos los acusados ​​no son culpables!" E incluía este comentario:

En la guerra / Estados Unidos / no tenía absolutamente ninguna justicia /

¡Japón / tenía justicia / de autodefensa / además de proteger a toda Asia de las potencias occidentales!

Kobayashi en su manga de 2008 Pāru Shinron (Los verdaderos argumentos de Pal). En este manga, nuevamente distorsionó el argumento de Justice Pal & rsquos y criticó mi libro. Justice Pal: Críticas al juicio de Tokio y pacifismo absoluto como preludio de afirmar falsamente que la opinión del juez Pal & rsquos era que & lsquoJapan no era culpable & rsquo.

Como se explicó, la Opinión del juez Pal & rsquos ha sido invocada en el discurso revisionista japonés para justificar la Guerra del Gran Este de Asia y desacreditar al Tribunal de Tokio. La posición de Pal & rsquos se ha empleado en un intento de otorgar legitimidad a los revisionistas históricos japoneses en formas que distorsionan el pensamiento, la escritura y la intención de Pal & rsquos.

Los revisionistas ignoran el hecho de que Justice Pal criticó las invasiones japonesas y rsquos de Asia después del incidente de Manchuria. Cierran deliberadamente los ojos ante la severa condena de Pal & rsquos a los crímenes de guerra de Japón & rsquos.Además, no mencionan el apasionado llamado de Pal & rsquos para el establecimiento de una agencia internacional, la neutralidad desarmada y su oposición a la remilitarización de Japón & rsquos, mientras distorsionan elementos seleccionados de la Opinión de Justice Pal & rsquos para fortalecer sus afirmaciones.

Es importante liberar a la opinión disidente del juez Pal & rsquos del marco falso construido por la derecha y reexaminarlo a la luz de la evidencia histórica. Este esfuerzo fortalecerá el análisis de los oponentes del revisionismo histórico y la tendencia neonacionalista generalizada en el Japón contemporáneo.

Esta es una versión revisada de un capítulo del libro, Más allá de la justicia de Víctor Revisión del juicio por crímenes de guerra en Tokio editado por Yuki Tanaka, Tim McCormack y Gerry Simpson y publicado con permiso de Martinus Nijhoff Publishers.

Nakajima Takeshi es profesora adjunta de Políticas Públicas de la Universidad de Hokkaido. El es el autor de Pāru Hanji: Tōkyō Saiban hihan a zettai heiwa-shugi (Pal de Justicia: Crítica del juicio de Tokio y pacifismo absoluto) y Bose de Nakamuraya: un revolucionario indio en Japón.

Cita recomendada: Nakajima Takeshi, 'The Tokyo Tribunal, Justice Pal and the Revisionist Distortion of History', The Asia-Pacific Journal Vol 9, Número 44 No 3, 31 de octubre de 2011.

Artículos sobre temas relacionados:

& bull Madoka Futamura, Actitudes de la sociedad japonesa hacia el juicio de Tokio: una perspectiva contemporánea

& bull Yuki Tanaka y Richard Falk, El bombardeo atómico, el Tribunal de crímenes de guerra de Tokio y el caso Shimoda: lecciones para los movimientos legales antinucleares

& bull Cary Karacas, Bombardeos y civiles olvidados: la demanda que busca indemnización para las víctimas de los ataques aéreos de Tokio

& bull Awaya Kentaro, El Tribunal de Tokio, Responsabilidad en la guerra y el pueblo japonés

& bull Terese Svoboda, tribunales marciales estadounidenses en ocupación Japón: violación, raza y censura

& bull William Underwood y Kang Jian, Japón & rsquos Tribunal superior preparado para acabar con las demandas de las víctimas de la guerra china

1 Traducido por Kasahara Hikaru. Editado por Mark Selden.

2 Carta del Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente, firmada en Tokio el 19 de enero de 1946, modificada el 26 de abril de 1946, TIAS 1589, 4 Bevans 20 (& lsquoTokyo Charter & rsquo).

3 Estados Unidos et al v Araki Sadao et al en El juicio por crímenes de guerra importantes de Tokio: Actas del Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente, con un comentario autorizado y una guía completa (2002) Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 36 & ndash7 (& lsquoJuicio por crímenes de guerra importantes en Tokioy rsquo).

4 Ibíd. Vol. 105, Opinión disidente del juez Pal, 37 (énfasis en el original).

5 Ibid Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 45.

6 Ibid Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 67.

7 Ibid Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 15.

8 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1069.

9 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1099.

10 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1069 & ndash70.

11 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1089.

12 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1111.

13 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1171 & ndash2.

14 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1180.

16 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1172.

17 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1180.

18 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1090.

19 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 376.

20 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 428.

23 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 429 & ndash46, 460 & ndash2.

24 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 473.

25 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 513.

26 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 524.

27 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 525.

28 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 526.

29 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 527.

30 Arnold J Toynbee, Encuesta de Asuntos Internacionales 1932 (1933) 465 citado en Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 527.

31 Ibid 467 citado en Juicio por crímenes de guerra importantes en Tokio, supra n 3, Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 528.

32 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 524.

33 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 547 (34) y ndash (35).

34 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 548.

35 Ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 483 (énfasis en el original).

36 Ibid Vol. 107, Opinión disidente del juez Pal, 785 (2) y ndash (3) (énfasis en el original).

37 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 785 (3).

38 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 785 (20).

39 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 787.

40 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 785 (29).

41 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 874 & ndash5.

42 y lsquo Nota de los Estados Unidos a Japón 26 de noviembre y rsquo (1941) 5 Boletín del Departamento de Estado 461 (& lsquoHull Note & rsquo).

43 Juicio por crímenes de guerra importantes en Tokio, supra n 3, Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 978.

44 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 963.

45 Ibid Vol 108, Opinión disidente de Justice Pal, 1038 & ndash9.

46 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 983.

47 Véase, por ejemplo, ibid Vol 106, Opinión disidente del juez Pal, 446.

48 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 988.

49 Ibid Vol 107, Opinión disidente del juez Pal, 692.

50 Ibid Vol 107, Opinión disidente de Justice Pal, 736.

52 Véase, por ejemplo, ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 983, 988, 1234.

53 Ibid Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 135 (énfasis omitido).

54 Ibid Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 146.

55 Ibid Vol 105, Opinión disidente del juez Pal, 55.

56 Chūgoku Shimbun (Hiroshima, Japón), 4 de noviembre de 1952.

57 Tanaka Masaaki, Nihon muzairon: shinri no sabaki [Sobre la inocencia de Japón y rsquos: La verdad en el juicio] (1952).

59 Juicio por crímenes de guerra importantes en Tokio, supra n 3, Vol 108, Opinión Disidente del Juez Pal, 988.

60 Ibid Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 983.

61 Tanaka Masaaki, Pāru Hanji no Nippon Muzai-ron [Discusión del juez Pal & rsquos sobre Japón como no culpable] (1963).

62 Juicio por crímenes de guerra importantes en Tokio, supra n 3, Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1025.

63 Tanaka, Pāru Hanji, por encima de n 61, 165.

64 Juicio por crímenes de guerra importantes en Tokio, supra n 3, Vol 108, Opinión disidente del juez Pal, 1089.

65 Hayashi Fusao, Dai Tōa sensō kōteiron [Afirmando la Guerra del Gran Este de Asia] (2ª ed, 2006) 341.

66 Tanaka, Pāru Hanji, arriba n 61, 342.

67 Ienaga Saburo, & lsquo15-nen Sensō to Pāru Hanketsu-sho & rsquo [La guerra de quince años y rsquo y el juicio disidente de Pal & rsquos] en Ienaga Saburo, Sensō a Kyōiku o Megutte [Sobre la guerra y la educación] (1973) 23 & ndash43.


Nakajima Ki-43 Hayabusa (Oscar)

Escrito por: Martin Foray | Última edición: 10/05/2016 | Contenido y copia www.MilitaryFactory.com | El siguiente texto es exclusivo de este sitio.

En 1937, se hizo evidente para el Ejército Imperial Japonés (IJA) que se necesitaba un reemplazo más moderno para el Nakajima Ki-27. El Ki-27 (nombre en clave aliado de "Nate") comenzó un diseño de empresa privada por el propio Hideo Nakajima, después de una invitación de la IJA para suministrar un caza moderno en 1935 con piel estresada totalmente metálica. El tipo era de un diseño monoplano con una cabina cerrada y liviano, pero tenía un tren de aterrizaje fijo y un patín de cola, sin blindaje del piloto ni tanques de combustible autosellantes y requería una unidad externa para arrancar. En el momento de su creación, el Ki-27 se convirtió en el primer monoplano japonés en lograr el servicio operativo con el ejército. Mientras luchaba hasta el final de la guerra en 1945, Nates se retiró rápidamente del contacto directo contra los combatientes occidentales más modernos, ya que fueron superados por completo.

La IJA fue directamente a la Compañía de Aeronaves Nakajima una vez más y el Sr. Nakajima asumió el nuevo requisito y entregó un prototipo prometedor. Como en el Ki-27 "Nate" anterior, el nuevo diseño se mantuvo liviano para hacer un montaje más maniobrable. Como tal, facetas importantes como el blindaje del piloto y los tanques de combustible autosellantes se eliminaron una vez más de la ecuación. El armamento consistía en solo un par de 2 ametralladoras Tipo 97 de 7,7 mm disparando desde la cubierta superior del motor y sincronizadas para disparar a través de las palas giratorias de la hélice. Se entregaron 250 cartuchos de munición a una ametralladora. Las pruebas de vuelo del nuevo caza comenzaron en 1939, pero pronto demostraron que el diseño general era algo decepcionante, lo que obligó a detener todo el desarrollo adicional por el momento. No fue hasta 1941 que el diseño fue revisado y revisado para compensar las deficiencias inherentes. El área de la superficie del ala se amplió y la adición de flaps de combate ayudó en la maniobrabilidad hasta el punto que el fuselaje modificado demostró tener excelentes capacidades de giro, prometiendo contentarse con los mejores cazas aliados que pudieran desplegarse. El caza fue designado formalmente como el Ki-43 "Hayabusa" (que significa "Halcón Peregrino") y aceptado en servicio con la IJA. La producción en serie de la nueva montura se produjo en junio de 1941 y el tipo entró en servicio poco después como Ki-43-Ia.

Exteriormente, el Ki-43 era un avión muy convencional y, en cierto modo, de origen decididamente japonés. Lucía unas líneas finas y contorneadas que le daban un diseño elegante. El motor estaba bien colocado hacia adelante en el delgado fuselaje y cubierto con una capota muy redondeada. La ruleta sobresalía notablemente del compartimiento del motor y accionaba un sistema de hélice de tres palas. La cabina se encontraba justo detrás del motor y justo delante del centro del barco. El fuselaje se redujo a un punto y el empenaje era muy convencional en el uso de una sola aleta de cola vertical y planos horizontales aplicables, todos bien redondeados en los bordes. Las alas se colocaron por delante de la mitad del barco e inicialmente redondeadas en las puntas. El tren de aterrizaje era totalmente retráctil y presentaba dos patas del tren de aterrizaje principal y una rueda trasera diminuta (la rueda trasera permanecía expuesta en vuelo). Las patas principales se retrajeron hacia el interior hacia la línea central debajo de cada ala cerca de las raíces de las alas y quedaron expuestas a los elementos a lo largo de un lado (las patas principales no estaban cubiertas por los paneles de las puertas en vuelo).

Una vez en servicio, el Ki-43 demostró ser un adversario capaz a pesar de la falta de una formidable potencia de fuego. En la verdadera moda aliada, al caza se le asignó el nombre en clave de "Oscar" para seguir el ejemplo de otros nombres de aviones japoneses ("Nate", "Sally", "Zeke", etc. Su capacidad de giro aseguró que el avión se convirtiera en uno de los más temía de los cazas japoneses durante una parte de la Guerra del Pacífico. Su éxito inherente se extendió más allá de la propia máquina, ya que el Ki-43 produciría muchos de los admirados ases japoneses de su tiempo. El ki-43-Ia fue seguido en servicio del Ki-43-Ib, que curiosamente estaba armado con 1 ametralladora pesada Ho-103 de 12,7 mm y 1 ametralladora Tipo 97 de 7,7 mm. El Ki-43-Ic vino a continuación y estaba debidamente armado con 2 x 12,7 mm Ametralladoras pesadas Ho-103.

Fue solo después de que aparecieron más cazas aliados modernos que el diseño del Ki-43 se abordó una vez más. Esta vez, Nakajima consideró oportuno agregar los tan importantes tanques de combustible autosellables, así como el blindaje cerca de la cabina, dos características de diseño estándar que se encuentran en los aviones de combate aliados. Finalmente, también se agregó un motor más potente para ayudar a aumentar la letalidad de la serie Ki-43 y las alas ahora se recortaron notablemente. Todos estos cambios continuaron para producir la serie Ki-43-II muy mejorada en la línea familiar.

El Ki-43-IIa lucía provisiones para el transporte de 2 bombas de 551 libras debajo de las alas. El Ki-43-IIb tenía equipo de radio instalado en la cabina y estaba propulsado por un motor de pistón radial Nakajima Ha-115 de 14 cilindros refrigerado por aire que entregaba 1.150 caballos de fuerza. Esto proporcionó al fuselaje una velocidad máxima de 329 millas por hora (velocidad de crucero = 273 mph), un alcance de 1,095 millas y un techo de servicio de 36,750 pies. El Ki-43-KAI recibió chimeneas de escape eyector.

La última marca importante se convirtió en la serie Ki-43-III. Los prototipos recibieron el motor de la serie Nakajima Ha-115-II de 1.230 caballos de fuerza y ​​aumentaron su rango operativo mediante la adición de 2 tanques de caída de 45 galones. El Ki-43-IIIa fue la marca de producción principal y fue seguido por el Ki-43-IIIb que estaba armado con cañones de 20 mm sobre el conjunto de ametralladoras original.

Otra variante notable del Ki-43 se convirtió en el "Proyecto" del Ki-62, que no era más que un Ki-43 altamente modificado para el papel de interceptor dedicado. Esta versión tenía un motor aún más potente y podía armarse con cañones de 30 mm o 40 mm según fuera necesario.

El Ki-43 demostró su valía durante toda la Segunda Guerra Mundial. Después de que su servicio en el Teatro Pacífico activo se limitara al área alrededor de las islas japonesas, el avión se utilizó como interceptor para la defensa nacional, particularmente de la capital nacional de Tokio. . Algunos fuselajes Ki-43 también se reservaron para su uso en las letales, pero suicidas, carreras kamikaze contra barcos aliados en el Pacífico.

En total, se produjeron unos 5.919 ejemplares de aviones de combate Ki-43 Hayabusa entre 1942 y 1945, lo que la convirtió en el caza IJA más producido y solo siguió al Mitsubishi A6M "Zero" en términos de producción general. El tipo se retiró oficialmente del servicio japonés en 1945 con el final de la guerra, pero se mantuvo en el inventario chino (posguerra) hasta 1952. Otros operadores en tiempo de guerra incluyeron Manchukuo y Tailandia, con operadores adicionales de posguerra como Francia, Indonesia y Corea del Norte. Los franceses utilizaron modelos Ki-43 en la Guerra de Indochina contra elementos rebeldes del Viet Minh, aunque estos fueron ejemplos capturados pintados con los colores de la Fuerza Aérea Francesa y utilizados principalmente en el papel de ataque terrestre. Del mismo modo, los Hayabusas de Corea del Norte también fueron capturados como restos de la posguerra, al igual que los montes indonesios, estos últimos contra las fuerzas holandesas en un esfuerzo por poner fin al dominio colonial.


Ver el vídeo: Mayn Feat. Megumi Nakajima - Lion (Enero 2022).