Inicio

En 1964, el Congreso sobre Igualdad Racial (CORE), el Comité Coordinador Estudiantil No Violento (SNCC) y la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP) organizaron su campaña Freedom Summer. Su principal objetivo era intentar poner fin a la privación política de derechos de los afroamericanos en el sur profundo.

La campaña también estableció 30 Freedom Schools en ciudades de Mississippi. Los voluntarios enseñaron en las escuelas y el plan de estudios ahora incluía historia negra y la filosofía del movimiento de derechos civiles. Durante el verano de 1964, más de 3000 estudiantes asistieron a estas escuelas y el experimento proporcionó un modelo para futuros programas educativos como Head Start.

El primer programa Head Start se llevó a cabo durante el verano de 1965. Con una duración de ocho semanas, tuvo tanto éxito que se convirtió en un programa nacional durante todo el año en 1966. La comunidad local tuvo que cubrir el 10 por ciento de los costos y el gobierno federal pagó el resto. El objetivo principal del programa es ayudar a los niños en edad preescolar desfavorecidos a alcanzar su máximo potencial.

Desde que participé activamente en CORE aquí en Nueva York, me he vuelto cada vez más consciente de los problemas que existen en los estados del sur. Tengo un fuerte deseo de contribuir de alguna manera pequeña, mediante la utilización de esas habilidades que poseo, a la reparación de los muchos agravios que ocurren a diario. Deseo convertirme en un participante activo en lugar de un espectador pasivo.

Como maestra, he estado trabajando en el sur de Jamaica, Queens, donde no solo he tenido experiencia en el trato con adolescentes, sino que me he preocupado cada vez más por las condiciones en las que deben vivir estos niños.

Como mi esposo y yo estamos de acuerdo en cuanto a nuestra filosofía y participación en la lucha por los derechos civiles, deseo trabajar cerca de él, bajo la dirección de CORE, en la capacidad que pueda ser más útil. Mi esperanza es que algún día les pase a los niños que podamos tener un mundo que contenga más respeto por la dignidad y el valor de todos los hombres que el que nos fue querido.

Estaba solo en el aula con el Sr. Ostrowski, mi profesor de inglés. Era un hombre blanco alto, bastante rojizo y tenía un bigote espeso. Había obtenido algunas de mis mejores notas bajo su mando, y siempre me había hecho sentir que le agradaba. Sé que probablemente tuvo buenas intenciones en lo que sucedió para aconsejarme ese día. Dudo que haya querido hacer daño. Estaba en su naturaleza de hombre blanco estadounidense.

Me dijo: "Malcolm, deberías estar pensando en una carrera. ¿Lo has estado pensando?" La verdad es que no lo había hecho. Nunca había comprendido por qué le dije: "Bueno, sí, señor, he estado pensando que me gustaría ser abogado".

El Sr. Ostrowski pareció sorprendido, lo recuerdo, y se reclinó en su silla y juntó las manos detrás de la cabeza. Él sonrió a medias y dijo: "Malcolm, una de las primeras necesidades de la vida es que seamos realistas. No me malinterpretes ahora. Todos estamos aquí como tú, lo sabes. Pero tienes que ser realista. acerca de ser un ******. Un abogado: ese no es un objetivo realista para un ******. Tienes que pensar en algo que puedes ser. Eres bueno con tus manos, haciendo cosas. Todo el mundo admira tu trabajo de carpintería. ¿Por qué no piensas en carpintería? La gente como tú, como persona, obtendría todo tipo de trabajo ".


Urie Bronfenbrenner, padre del programa Head Start y preeminente & # 039 ecologista humano & # 039, muere a los 88 años

Urie Bronfenbrenner, cofundador del programa nacional Head Start y ampliamente considerado como uno de los principales académicos del mundo en psicología del desarrollo, crianza de niños y ecología humana, el dominio interdisciplinario que creó, murió en su casa en Ithaca, Nueva York, septiembre. 25 debido a complicaciones de la diabetes. Tenía 88 años.

A su muerte, Bronfenbrenner era profesor emérito de Desarrollo Humano y Psicología Jacob Gould Schurman en la Universidad de Cornell, donde pasó la mayor parte de su carrera profesional. Un servicio conmemorativo organizado por su familia está planeado para el sábado 8 de octubre a las 3 p.m. en el auditorio Anabel Taylor Hall. Más adelante se anunciará un servicio para la comunidad de Cornell.

Las ideas de Bronfenbrenner y su capacidad para traducirlas en modelos de investigación operativa y políticas sociales efectivas impulsaron la creación en 1965 de Head Start, el programa federal de desarrollo infantil para niños de bajos ingresos y sus familias. En 1979, Bronfenbrenner desarrolló aún más su pensamiento hasta convertirlo en la teoría pionera sobre la ecología del desarrollo humano. Ese modelo teórico transformó la forma en que muchos científicos sociales y del comportamiento abordaron el estudio de los seres humanos y sus entornos. Condujo a nuevas direcciones en la investigación básica y a aplicaciones en el diseño de programas y políticas que afectan el bienestar de los niños y las familias tanto en los Estados Unidos como en el extranjero.

Su investigación también impulsó los objetivos del Instituto de Cursos de Vida de Cornell, que pasó a llamarse Instituto de Cursos de Vida de Bronfenbrenner en 1993 y actualmente está dirigido por Daniel Lichter.

Pasó muchos de sus últimos años advirtiendo que el proceso que hace humanos a los seres humanos se está derrumbando a medida que las tendencias disruptivas en la sociedad estadounidense producen cada vez más caos en las vidas de los niños estadounidenses. "El ritmo frenético de la vida moderna representa una amenaza para nuestros niños superada sólo por la pobreza y el desempleo", dijo. "Estamos privando a millones de niños, y por lo tanto a nuestro país, de su derecho de nacimiento ... virtudes, como la honestidad, la responsabilidad, la integridad y la compasión".

La gravedad de la crisis, advirtió, amenaza la competencia y el carácter de la próxima generación de adultos, aquellos destinados a ser los primeros líderes del siglo XXI. "Las señales de este colapso están a nuestro alrededor en las crecientes tasas de alienación, apatía, rebelión, delincuencia y violencia entre la juventud estadounidense", dijo. Sin embargo, Bronfenbrenner agregó: "Todavía es posible evitar ese destino. Ahora sabemos lo que se necesita para permitir que las familias hagan la magia que solo ellas pueden realizar. La pregunta es, ¿estamos dispuestos a hacer los sacrificios y la inversión necesarios para permitirles hacerlo? "

Bronfenbrenner también era conocido por sus estudios transculturales sobre las familias y sus sistemas de apoyo y sobre el desarrollo humano y la situación de los niños. Fue autor, coautor o editor de más de 300 artículos y capítulos y 14 libros, entre los que destacan "Two Worlds of Childhood: US and USSR", "The State of Americans", "The Ecology of Human Development" y " Haciendo humanos a los seres humanos ". Sus escritos fueron ampliamente traducidos, y sus estudiantes y colegas se cuentan entre los psicólogos del desarrollo más influyentes a nivel internacional de la actualidad.

Los investigadores dicen que antes de Bronfenbrenner, los psicólogos infantiles estudiaban al niño, los sociólogos examinaban la familia, los antropólogos la sociedad, los economistas el marco económico de la época y los politólogos la estructura. Como resultado del concepto innovador de Bronfenbrenner de la ecología del desarrollo humano, estos entornos, desde la familia hasta las estructuras económicas y políticas, fueron vistos como parte del curso de la vida, abarcando tanto la infancia como la edad adulta.

El enfoque "bioecológico" de Bronfenbrenner del desarrollo humano rompió barreras entre las ciencias sociales y forjó puentes entre las disciplinas que han permitido que surjan hallazgos sobre qué elementos clave en la estructura social más amplia y en todas las sociedades son vitales para desarrollar el potencial de la naturaleza humana. La teoría ha ayudado a desentrañar lo que se necesita para comprender qué hace humanos a los seres humanos.

Stephen Ceci, profesor de desarrollo humano en la Facultad de Ecología Humana de Cornell, que trabajó en estrecha colaboración con Bronfenbrenner durante casi 25 años, dijo: "Cuando llegué por primera vez a Cornell como profesor junior, estaba bastante lleno de mí mismo. Recuerdo haber pensado que iba a enseñarle a este viejo imbécil algunos trucos nuevos y algo de ciencia nueva. No me di cuenta de que una vez que comenzara a trabajar con Urie las tornas se volverían en mi contra. Rápidamente comprendí que estaba tratando con un verdadero maestro, alguien incomparable . Dudo haberle enseñado mucho a Urie, pero puedo dar fe del hecho de que él me enseñó mucho, incluso a pensar de maneras nuevas y emocionantes. Algunos de mis mejores trabajos fueron hechos por su instigación. Mi teoría bioecológica fue un resultado directo de su enorme influencia en mi pensamiento ".

Urie Bronfenbrenner juega con los niños que asisten al Early Childhood Center de Cornell.

Continuó: "Este año recibí el premio James McKeen Catell de la American Psychological Society, el mismo premio que Urie recibió muchos años antes. En la ceremonia de premiación en Los Ángeles, comenté que el premio era el resultado directo de la buena suerte Lo tuve al principio de mi carrera cuando comencé a colaborar con Urie. No es exagerado decir que fue el mentor intelectual y personal más importante de mi vida. Todos lo extrañaremos profundamente ".

Melvin L. Kohn, profesor de sociología en la Universidad Johns Hopkins que estudió con Bronfenbrenner hace unos 40 años, observó que "Urie era la persona por excelencia para estimular a los psicólogos a mirar hacia arriba y darse cuenta de que las relaciones interpersonales, incluso el nivel más pequeño del niño y la relación padre-hijo, no existía en un vacío social, sino que estaba incrustada en las estructuras sociales más amplias de la comunidad, la sociedad, la economía y la política, al tiempo que animaba a los sociólogos a mirar hacia abajo para ver lo que hacía la gente ".

Desde el comienzo de su trabajo académico, Bronfenbrenner persiguió tres temas que se refuerzan mutuamente: el desarrollo de la teoría y los diseños de investigación correspondientes en las fronteras de la ciencia del desarrollo, exponiendo las implicaciones y aplicaciones de la teoría del desarrollo y la investigación para la política y la práctica y la comunicación, a través de artículos, conferencias. y debates: los resultados de la investigación del desarrollo para estudiantes de pregrado, el público en general y los responsables de la toma de decisiones, tanto en el sector público como en el privado.

Sus contribuciones ampliamente publicadas le valieron honores y premios tanto en casa como en el extranjero. Obtuvo numerosos doctorados honoris causa, varios de ellos de las principales universidades europeas. Su premio estadounidense más reciente (1996), que ahora se otorga anualmente en su nombre, es por "Contribución de por vida a la psicología del desarrollo al servicio de la ciencia y la sociedad" de la Asociación Americana de Psicología, conocido como "Premio Bronfenbrenner".

"Como padre del programa Head Start y defensor de los niños y las familias durante toda su vida, Urie Bronfenbrenner se ganó el reconocimiento de académicos y líderes electos por sus conocimientos y su compromiso", dijo el presidente de Cornell, Hunter R. Rawlings. "Quizás más que cualquier otro individuo, Urie Bronfenbrenner cambió el enfoque de Estados Unidos sobre la crianza de los niños y creó un nuevo campo académico interdisciplinario, que definió como la ecología del desarrollo humano. Su asociación con Cornell abarcó casi 60 años, y su legado continúa a través de Cornell's Bronfenbrenner Life Course Center ya través de generaciones de estudiantes para quienes fue un maestro, mentor y amigo inspirador ".

Francille Firebaugh, profesora y decana emérita de la Facultad de Ecología Humana de Cornell, comentó: "La clase introductoria de Urie, Desarrollo del comportamiento humano, fue legendaria, y su capacidad para hacer que las ideas complejas sean fácilmente accesibles y estimulantes fue evidente en su enseñanza y en sus escritos. Amaba a Cornell y era el miembro de la facultad por el que la mayoría de los alumnos preguntaban en mis años como decano ".

Nacido en Moscú en 1917, Bronfenbrenner llegó a los Estados Unidos a la edad de 6 años. Después de graduarse de la escuela secundaria en Haverstraw, Nueva York, recibió una licenciatura de Cornell en 1938, completando una doble especialización en psicología y música. Luego se graduó en psicología del desarrollo, completando una maestría en la Universidad de Harvard seguida de un doctorado. de la Universidad de Michigan en 1942. El día después de recibir su doctorado fue admitido en el Ejército, donde se desempeñó como psicólogo en una variedad de asignaciones en el Cuerpo Aéreo y la Oficina de Servicios Estratégicos. Después de completar el entrenamiento de oficiales, sirvió en el Cuerpo Médico del Ejército de los EE. UU. Después de la desmovilización y un período de dos años como profesor asistente de psicología en la Universidad de Michigan, se unió a la facultad de Cornell en 1948, donde permaneció por el resto de su vida profesional.

Además de su esposa, Liese, le sobreviven seis hijos, incluida Kate, directora de investigación sobre educación laboral en Cornell, y 13 nietos y una bisnieta.

En lugar de flores, la familia ha solicitado que se hagan donaciones al Bronfenbrenner Life Course Center oa la Biblioteca Albert R. Mann, ambos en Cornell.


Servicios Head Start

Los programas Head Start promueven la preparación escolar de bebés, niños pequeños y niños en edad preescolar de familias de bajos ingresos. Los servicios se brindan en una variedad de entornos, incluidos centros, cuidado infantil familiar y el propio hogar de los niños. Los programas Head Start también involucran a los padres u otros miembros clave de la familia en relaciones positivas, con un enfoque en el bienestar de la familia. Los padres participan en roles de liderazgo, incluida la participación en las operaciones del programa.

Los programas Head Start apoyan el crecimiento de los niños en un entorno de aprendizaje positivo a través de una variedad de servicios, que incluyen:

  • Desarrollo y aprendizaje temprano: La preparación de los niños para la escuela y más allá se fomenta a través de experiencias de aprendizaje individualizadas. A través de las relaciones con los adultos, el juego y la instrucción planificada y espontánea, los niños crecen en muchos aspectos del desarrollo. Estos incluyen habilidades sociales, bienestar emocional, habilidades de lenguaje y alfabetización, matemáticas y conceptos científicos. Las experiencias de aprendizaje temprano también incluyen la herencia cultural y lingüística de cada niño y familia de manera relevante. Los padres, incluidos los abuelos, los padres adoptivos y otros cuidadores principales, son reconocidos como los primeros y más influyentes maestros de los niños. Su conocimiento de sus hijos es fundamental para el enfoque individualizado de cada niño. Además, los programas Head Start trabajan con las familias, los distritos escolares y otras entidades para facilitar una transición sin problemas al jardín de infantes para cada niño.
  • Salud: La salud y el desarrollo físico son cruciales para las oportunidades de aprendizaje temprano que requieren que los niños exploren y experimenten plenamente su entorno. Los programas Head Start brindan experiencias de aprendizaje seguras y saludables en el interior y al aire libre. Todos los niños reciben exámenes de salud y comidas nutritivas, y los programas conectan a las familias con servicios médicos, dentales y de salud mental para garantizar que los niños reciban el cuidado y la atención que necesitan. Los niños reciben apoyo para desarrollar la capacidad de recuperación para hacer frente a los posibles efectos adversos del trauma. Las familias también reciben consultas de salud mental centradas en las necesidades de cada niño.
  • Bienestar familiar: A los padres y las familias se les ofrecen servicios de programas para apoyar el bienestar familiar y lograr los objetivos familiares, como la estabilidad de la vivienda, la educación continua y la seguridad financiera. Los programas apoyan y fortalecen las relaciones entre padres e hijos e involucran a las familias en el aprendizaje y desarrollo de sus hijos.

Los programas Head Start están disponibles sin costo para niños desde el nacimiento hasta los 5 años de familias de bajos ingresos. Los programas pueden proporcionar transporte a los centros para que los niños inscritos puedan participar con regularidad. Las familias y los niños sin hogar y los niños en el sistema de cuidado de crianza también son elegibles. Además, los servicios de Head Start están disponibles para niños con discapacidades y otras necesidades especiales.

“Head Start” incluye varios tipos de programas diferentes que reflejan las necesidades de poblaciones específicas dentro de la comunidad. Éstos incluyen:

Los programas Head Start brindan servicios a través de 1,600 agencias en comunidades locales. La mayoría de los programas Head Start están a cargo de organizaciones sin fines de lucro, escuelas y agencias de acción comunitaria. Brindan servicios a más de un millón de niños cada año, en todos los estados y territorios de EE. UU.

    Head Start para 3s y amplificador

Los programas Head Start promueven la preparación escolar de los niños de 3 a 5 años. La mayoría de estos programas se basan en centros. En otros programas, los niños y las familias pueden recibir servicios de educadores y personal de servicios familiares que regularmente realizan visitas domiciliarias.

Los bebés, los niños pequeños y las mujeres embarazadas reciben servicios a través de los programas Early Head Start. Los programas Early Head Start están disponibles para la familia hasta que el niño cumple 3 años y está listo para la transición a Head Start u otro programa de prekínder. Early Head Start también brinda servicios para las madres embarazadas y sus familias, incluido el apoyo y el seguimiento prenatal. Muchos programas de Early Head Start se brindan en el propio hogar del niño a través de visitas domiciliarias semanales que apoyan el desarrollo del niño y las propias metas de la familia. Otros programas de Early Head Start se encuentran en centros que brindan programación de día completo o parcial para niños. Las asociaciones de cuidado infantil y Early Head Start son programas que se dedican a ofrecer servicios de Early Head Start a las familias elegibles dentro del sistema de cuidado infantil.

Los programas Head Start se lanzaron en 34 comunidades AIAN en el verano de 1965. Hoy en día, casi 41,000 niños con herencia AIAN reciben servicios tanto en programas AIAN como no tribales. Los programas Head Start y Early Head Start honran la rica herencia cultural de nuestros niños, familias y comunidades de AIAN. Según las necesidades de las comunidades locales, los programas ofrecen prácticas lingüísticas y culturales tradicionales para brindar servicios de alta calidad a los niños pequeños y sus familias.

Los programas para migrantes y temporeros brindan servicios específicos a los niños cuyas familias se dedican al trabajo agrícola. Los programas de MSHS trabajan con familias de trabajadores agrícolas migrantes, que migran a una serie de ubicaciones geográficas anualmente, y con familias de trabajadores agrícolas estacionales que están asentadas permanentemente en sus comunidades pero que continúan haciendo trabajo agrícola. Los programas de MSHS han prestado servicios a niños desde el nacimiento hasta los 5 años desde su inicio en 1967 y actualmente están financiados para atender a más de 30,000 niños.


Hay 272,900 empleos de Head Start y Early Head Start en los EE. UU.

NÚMEROS NACIONALES DE HEAD START

Financiamiento federal del año fiscal 2018 en los Estados Unidos

se financiaron espacios para atender a niños indígenas estadounidenses / nativos de Alaska

se financiaron espacios para atender a niños migrantes / de temporada

“Mi esposo perdió su trabajo y nos desalojaron de nuestra casa. Es increíblemente estresante estar sin hogar con un bebé, pero gracias a Early Head Start pudimos mantener el estrés alejado de nuestro hijo. Trabajamos para volver a ponernos de pie; mi esposo aceptó un trabajo como lavaplatos y yo trabajé como secretaria, lo cual podíamos hacer sabiendo que nuestro hijo estaba recibiendo una atención excelente. A nuestro hijo le está yendo muy bien en todas las áreas y está aprendiendo habilidades sociales y emocionales ".


Los orígenes de Early Head Start

Los orígenes de Early Head Start

Dra. Deborah Bergeron: ¡Hola, Head Start! Feliz febrero. Es hora, una vez más, de un vlog mensual para ti. Y como dije en enero, vamos a pasar mucho tiempo en 2020 celebrando Early Head Start. Early Head Start cumple un cuarto de siglo este año. Veinticinco años de Early Head Start. Por eso, queremos asegurarnos de prestar especial atención a Early Head Start y su singularidad, y también relacionarlo con lo que Head Start ya hace.

Pero antes de comenzar, en la tradición, tenemos nuestra nota de amor y nos estamos enfocando en los programas de Early Head Start con nuestras notas de amor este año. Entonces, la nota de amor de este mes va a la Agencia de Acción Comunitaria LEADS, ABC Nursery en Ohio. Este es un programa que atiende a mujeres encarceladas y es solo uno de los ocho programas en el país donde los niños realmente se quedan con sus madres que están encarceladas, es decir, sabemos que el tiempo con el bebé es muy importante.

Entonces, el hecho de que no separen a los bebés de las madres es realmente importante. Y ABC es clave para ayudar a facilitar todo eso. Y no solo están haciendo la programación típica de Early Head Start, sino que están trabajando con esas mamás para que cuando sean liberadas y regresen a la comunidad, tengan algún apoyo de transición tanto para su hijo como para ellas mismas, para que sea una transición más fluida para todos. Entonces, pensé que este era un gran ejemplo de lo que Early Head Start puede hacer tanto para influir en el desarrollo de un bebé como para ayudar a la mamá, lo que, por supuesto, influye en el desarrollo del bebé.

Ahora, quizás se pregunte por qué no estoy solo. OK, aquí está la cosa. Creo que mi conocimiento de Early Head Start es lo que yo llamaría limitado y, ya sabes, quiero asegurarme de que realmente estemos rindiendo homenaje, así que traje a mi amiga, Amanda, conmigo este mes, que sabe todo lo que hay allí. es saber sobre Early Head Start. OK, casi.

Amanda Bryans: Y tuviste cuatro bebés, así que probablemente seas un poco más experta de lo que estás pensando.

Deborah: Está bien, tuve cuatro bebés. Eso es cierto.

Deborah: Pero programáticamente. Bien, quiero asegurarme de cubrir todas las bases. Entonces, le pregunté a Amanda si se uniría a mí, le haré algunas preguntas y tendremos un diálogo este mes, un poco diferente, para que realmente podamos resaltar particularmente la parte de desarrollo inicial de Early Head Start. Entonces, antes de comenzar, o al comenzar, queremos hablar sobre la investigación. Ya sabes, Early Head Start existe desde los años 90. ¿Y puede compartir con nosotros la investigación detrás de eso y por qué daríamos ese paso para expandir Head Start a las madres embarazadas y más allá?

Amanda: Esa es una gran pregunta, y creo que todos en nuestra comunidad pueden sentirse realmente orgullosos de cuánto funciona el programa para incorporar lo que nos dice la investigación y usar eso para impulsar la mejora constante de los servicios. Y a principios de los 90, era solo la punta del iceberg que emergía sobre cuánto ocurre el desarrollo humano y el desarrollo del cerebro.

durante las primeras semanas, meses y años de vida. Y cuando comenzamos a ver realmente esa investigación, hubo un panel asesor y un informe y dijeron: "Hola, Head Start, lo que está haciendo para los niños de 3 y 4 años es genial, pero es tarde. Nosotros Necesitamos comenzar antes con los bebés más pequeños, incluso antes del nacimiento, y sus familias para obtener el mayor impacto posible que podamos tener en el desarrollo de sus vidas ".

Entonces, cada vez más, solíamos pensar que los bebés no sentían dolor. La gente no tenía idea de todas las cosas que les estaban sucediendo y que es una increíble explosión de neuronas y conexiones y exposición al lenguaje y todas las cosas que están sucediendo. Y comprender el papel de la relación que tiene el bebé con las personas a su alrededor que lo cuidan y cuán influyente es una parte fundamental de los cimientos de Early Head Start y simplemente sigue creciendo.

Deborah: ¿Sabes qué tiene eso de interesante? Hoy estaba leyendo un artículo sobre prekínder y escuelas públicas y todo ese artículo y, de hecho, en el artículo decía que es genial que las escuelas públicas estén comenzando a acoger a los niños de 4 años, que en realidad no están comenzando lo suficientemente temprano. . Debe comenzar al nacer, así que creo que podemos haber comenzado algo que podría ser. Quiero decir, ¿no sería una locura? Si de verdad estás empezando a pensar en la escuela pública desde el nacimiento hasta el 12º grado.

Amanda: Es asombroso y hay cosas que creo que en Head Start hemos aprendido a través de nuestro trabajo con Early Head Start que mejorarán lo que hacemos con los niños en edad preescolar.

Deborah: Sí, eso es muy emocionante.

Amanda: Entonces, nos preocupamos mucho por presionar demasiado, pero por otro lado está este conocimiento, comprensión sobre la importancia de la continuidad, la conexión, las relaciones entre los niños y los padres y los niños y los maestros, eso es realmente, creo, nos ayudó. hacerlo aún mejor en Head Start, así como hacer más si estamos en Early Head Start.

Deborah: Entonces, ¿eso es parte de Baby Faces? Las cosas que acababa de compartir, como esa base de conocimientos que hemos estado construyendo. ¿Es esa una gran parte del estudio Baby Faces?

Amanda: Algunas de las Baby Faces han reflejado eso y algunas de las primeras investigaciones que hicimos, desde que se implementó Early Head Start, tuvimos un estudio de impacto. Nos dijo cosas sobre, ya sabes, la importancia de esa conexión a largo plazo entre niños y adultos, y otras cosas que no esperábamos, como si un programa ofrece más de una opción, tiene mejores resultados. Y creemos que eso podría deberse a que puede alinear mejor la opción que necesitan los padres, que es algo que siempre pensamos intuitivamente, pero en realidad encontramos evidencia de eso.

Deborah: ¿Y no es cierto eso de todo eso? Quiero decir, si le hubieras preguntado a una madre hace 100 años, ¿importa desde el nacimiento hasta los 3? Probablemente hubieran dicho que sí, porque intuitivamente, lo sabías un poco. Pero cuando la investigación lo respalda, simplemente, simplemente cambia. Es un cambio de juego. Entonces, ¿crees? ¿Qué partes de Early Head Start son realmente de vanguardia ahora?

Amanda: Creo que sigue siendo algo de vanguardia en todos los ámbitos. Una de las cosas más importantes que hemos hecho es reconocer que los bebés necesitan una enseñanza planificada e intencional. No son tarjetas didácticas. En una de mis primeras charlas, estaba hablando de

plan de estudios en Early Head Start, y una de las personas en la audiencia se puso de pie y se rió mucho diciendo: "¿Qué vas a hacer? ¿Poner tarjetas didácticas sobre las cunas?" No, eso no es lo que parece, pero significa que estamos hablando con los bebés cuando realizamos la rutina diaria. Estamos asociando palabras, intercambiamos miradas, practicamos tomar turnos en la conversación, apoyamos su desarrollo físico asegurándonos de que no pasen todo el día en un — en un portabebés, o en un tipo de asiento para el automóvil, o un asiento hinchable. Todas esas interacciones y apoyos que brindamos son intencionales y planificadas, y reflejan el desarrollo de cada niño para que pueda seguir subiendo la apuesta.

Deborah: Creo que es la intención. ¿Derecha? Ser intencional en lo que hace. Sabes, me recordó a una Asociación de Cuidado Infantil de Early Head Start que visité, y en realidad también fue en una prisión de mujeres. Y la directora había estado en esa instalación durante mucho tiempo, mucho antes de la asociación de Early Head Start, y dijo: "Si hubieras estado aquí antes, no reconocerías este lugar. Eso antes, se trataba más de cuidado. Ya sabes, estás a salvo, estás alimentado ".

Amanda: Estás en una cuna. Estás en un… Sí.

Deborah: Quiero decir, fueron amados. Exactamente. Pero ahora, su día es tan intencional y hay un propósito real detrás de todo lo que hacen. Entonces, lo que estás diciendo realmente me resuena, solo en la poca experiencia que he tenido visitando esos centros. ¿Tiene una edad o etapa favorita si piensa en el desarrollo?

Amanda: Bueno, eso es muy difícil. Amo a los niños. Los amo desde el nacimiento hasta la adultez temprana, de verdad. También me gustan mucho las mujeres embarazadas. Es tan fascinante.

Deborah: ¡Mis hijos adultos son geniales!

Amanda: ¡Lo sé! No quiero que cambien, pero todos los días.

Deborah: Está bien, entonces te haré elegir. Digamos desde el nacimiento hasta los 3 años, Early Head Start. [Inaudible] Si ahora mismo pudiera darte un hijo, ¿qué te haría más feliz?

Amanda: Bueno, ¿ahora mismo? Ahora mismo en el federal. Quisiera un bebe. Un poco de dulce olor, derretirse en tus brazos, mírate a los ojos, piensa que eres la cosa más maravillosa, pequeño, diminuto bebé.

Deborah: Estoy contigo. Me encanta tener bebés en brazos.

Amanda: Amo el potencial. Acabo de ver una cita

Deborah: Incluso pueden llorar. Está bien, sí, está bien.

Amanda: Está bien. Soy un buen malabarista.

Amanda: Pero, ya sabes, acabo de recibir esta cita. Pat McMahon, nuestro líder de asistencia técnica, me mostró sobre cada bebé, el milagro que representa cada bebé que nace. Y eso me conmovió mucho. Y solo quiero que sintamos ese potencial para cada bebé, niño pequeño y preescolar que atraviesa nuestras puertas. Entonces, son un milagro total y completo.

Deborah: Entonces, en esa nota entonces. ¿Qué le diría a nuestra comunidad de Head Start si tuviera un deseo para ellos, especialmente aquellos que participan en Early Head Start o incluso pueden estar pensando en ello? Sabes, puede haber nuevas oportunidades para que las personas ingresen a Early Head Start si aún no lo están haciendo. ¿Cuál sería su deseo para esos programas y esos niños?

Amanda: Quiero que nuestros maestros y nuestro personal se vean a sí mismos como profesionales consumados. Quiero que sepan y sean respetados y considerados por el increíble trabajo que hacen. Los desafíos, la influencia que tienen. Sabes, mis propios hijos fueron a la guardería cuando eran muy pequeños y yo volví recientemente y visité a mi hijo. Y les dije a esos maestros: "Ustedes son parte de este niño, ustedes ayudaron a criarlo. Lo que es y en lo que se convertirá se debe en parte a lo que invirtieron en él". Es un honor increíble, y solo quiero que la gente se sienta orgullosa y se sienta llena de esa oportunidad. Aunque sé que es muy, muy difícil en el día a día. Pero es un trabajo profesional que haces que no solo requiere. Requiere educación, ¿verdad? Y antecedentes y experiencia, pero también requiere este tipo de características, de alegría, de conexión, de relaciones y una especie de creencia en el potencial del ser humano. Entonces, eso es lo que espero. ¿Y usted?

Deborah: Esa es una muy buena esperanza. Era . Es gracioso, cuando le hice esa pregunta, la estaba respondiendo en mi cabeza, y estaba pensando, y probablemente esté conectado, que lo que realmente deseo es que todos nuestros maestros de Early Head Start se despierten todos los días. , muy emocionado de ir a trabajar, porque tienes el mejor trabajo. Nos sentimos honrados de que hagas ese trabajo y esos niños y familias son muy afortunados de tenerte en sus vidas. Entonces, eso está muy conectado, ¿verdad?

Deborah: Entonces, antes de irnos, tenemos un si aún no lo sabías, así que te dejaré compartir este. Solo hemos estado haciendo Early Head Start oficialmente desde 1995. Y no recibe la mayor parte de nuestros fondos. Pero, ¿cuántos niños hemos tocado?

Amanda: Empezamos en 1995, muy pequeña. Hemos tenido olas desde entonces y, a partir de 2019, 3 millones de niños y familias han pasado por Early Head Start. Gracias a todos ustedes.

Deborah: Tres millones. Eso es fantástico. Entonces, vamos a cerrar con nuestro dicho tradicional. Recuerde, Head Start es el acceso al sueño americano. Ayúdame con este.


La OHS convoca sesiones de Consulta Tribal según lo requiere la Sección 640 (1) (4) de la Ley Head Start y de conformidad con la Política de Consulta Tribal del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. Las consultas brindan un foro para discutir cómo satisfacer mejor las necesidades de los niños y familias indígenas estadounidenses y nativos de Alaska. Informes de consultas tribales Visite la página de exención de responsabilidad que reflejan los comentarios y recomendaciones planteados por los líderes tribales y sus representantes, los comentarios y respuestas de OHS y las áreas identificadas en las consultas tribales que requieren seguimiento por parte de OHS.

OHS submits Reports to Congress Visit disclaimer page on various topics, including the monitoring and Designation Renewal systems, pursuant to the Head Start Act.


Urban Renewal

The mass exodus to suburbia after World War II left many major cities in poor condition. Affordable, dependable housing was hard to find, especially for the poor.

The Housing and Urban Development Act of 1965 provided federal funds to cities for urban renewal and development. For cities to receive the funds, they had to establish minimum housing standards.

The law also provided easier access to home mortgages and a controversial rent-subsidy program for vulnerable Americans who qualified for public housing.


50 years later, recalling a founder of Head Start


Intrigued by his work, Lady Bird Johnson invited Bronfenbrenner to tea at the White House, where he shared his findings on early childhood programs he had observed abroad. In January 1965, as part of President Lyndon Johnson’s War on Poverty, Sargent Shriver empaneled 13 experts – including Bronfenbrenner – to develop a federally funded preschool program for the nation’s poorest children.

In May 1965, federal Head Start was born, announced in a Rose Garden speech by Johnson. “Five- and six-year-old children are inheritors of poverty’s curse and not its creators,” the president said. “Unless we act, these children will pass it on to the next generation, like a family birthmark.”

In its first summer, the six-week program reached 500,000 youngsters in the 50 years since, it has provided 32 million infants, toddlers and preschoolers with health, educational and family support services. On May 18, the National Head Start Association will mark the milestone by planting rose bushes at programs nationwide and celebrating with members of Congress.

Among Head Start’s architects, Bronfenbrenner stood out for his dynamic systems theory of human development – which became synonymous with the field of human ecology and inspired the renaming of Cornell’s College of Human Ecology in 1969. A champion of field-based observations in children’s homes, schools and neighborhoods, Bronfenbrenner upended the conventions of mid-20th century developmental psychology, which had taken a decontextualized, sterilized approach.

For Bronfenbrenner, it wasn’t enough to look narrowly at children. To understand the effect of a mother’s employment on a child’s development, for example, he urged investigators to consider the child’s age, the quality of daycare in the mother’s absence, her attitude toward her work, the family’s race and income level and the father’s employment status and attitude toward his partner’s work and family duties.

On the Cornell faculty from 1948 until his death in 2005, Bronfenbrenner formulated a theory of human development that reflects not only individual personalities and potential, but also the dynamic interplay among members of the family, the family’s place in their neighborhood and community, that community’s place and the pervasive influence of macrosystem factors, including social policy, the legal system and economic trends.

“He wanted us to include the real-world messiness that we were intent on excluding, because at that time we thought of it as methodological noise,” said longtime collaborator Stephen Ceci, the Helen L. Carr Professor of Developmental Psychology.

As the extended family of the 19th century gave way to increasingly fractured variants, Bronfenbrenner campaigned for policies to bolster and sustain the family as society’s most vital building block through programs like Head Start minimum income programs for impoverished families paid leave for new parents and flexible work hours for those with older children affordable, high-quality childcare gun control and universal health care.

“Urie was a grand theorist whose theories were reflected in the comprehensive nature of Head Start, in the recognition of the need to support families and enrich the educational experiences of children and take care of children’s emotional and physical well-being,” says Jeanette Valentine, Ph.D ’76, co-author of “Head Start: A Legacy of the War on Poverty.”

A proponent for the power of family ties to help children reach their full potential, Bronfenbrenner saw Head Start as a buffer against the stress experienced by impoverished parents. Day care would allow parents to spend more time with their children, forming the passionate attachments he saw as a cornerstone of lifelong success.

“Every kid,” Bronfenbrenner frequently declared, “needs at least one adult who is crazy about him.”

Adapted from a spring 2015 issue of Human Ecology magazine by freelance writer Sharon Tragaskis.


The Head Start Model

The premise of Head Start is simple: every child, regardless of circumstances at birth, has the ability to reach their full potential.

When Head Start was first launched in 1965, the idea of providing comprehensive health, nutrition, and education services to children in poverty was revolutionary, if not radical. The Head Start Model, developed over the decades has been built on evidence-based practices and is constantly adapting—using the best available science and teaching techniques to meet the needs of local communities.

The Whole Child

Head Start programs offer an ideal laboratory for the study of effective child development and learning. The Department of Health and Human Services funds extensive research every year that reinvigorates practices, ensuring that programs meet children's needs by creating a deep understanding of how they learn and what supports healthy development. Children enter Head Start with serious socioeconomic disadvantages that can hold them back for life.

The Whole Family

Head Start supports families facing difficult circumstances and seeks to mitigate obstacles to learning in the early years.

Flash forward 50 years, President Barack Obama in his 2014 State of the Union address called for more focused and dedicated work to ensure vulnerable children and families have access to high quality care and education in their earliest years. His FY2016 budget, included a commitment to expand and strengthen child care and early education programs, specifically increasing the duration of Head Start to a full school day and year. Clearly, providing early learning opportunities for at-risk children has become not only a focal point for lawmakers, but a shared national commitment.


Citations

Aikens, N., Kopack Klein, A., Tarullo, L. & W est, J. (2013). Getting Ready for Kindergarten: Children’s Progress During Head Start. FACES 2009 Report. OPRE Report 2013-21a. Washington, DC: Office of Planning, Research and Evaluation, Administration for Children and Families, U.S. Department of Health and Human Services. (link)

Anderson, K.H., Foster, J.E., & Frisvold, D.E. (2010). Investing in Health: the Long-term Impact of Head Start on Smoking. Economic Inquiry, 48(3), 587-602. (link)

Barr, A. and C. R. Gibbs. (2017) Breaking the Cycle? Intergenerational Effects of an Anti-Poverty Program in Early Childhood. (link)

Bauer, L. and D. W. Schanzenbach. (2016) The Long-Term Impact of the Head Start Program. The Hamilton Project, the Brookings Institution. (link)

Bloom, H. S. and Weiland, C., Quantifying Variation in Head Start Effects on Young Children's Cognitive and Socio-Emotional Skills Using Data from the National Head Start Impact Study (March 31, 2015). (link)

Connolly, F., and Olson, L.S. (2012). Early elementary performance and attendance in Baltimore City Schools’ pre-kindergarten and kindergarten. (link)

Deming, D. (2009). Early Childhood Intervention and Life-Cycle Skill Development: Evidence from Head Start. American Economic Journal: Applied Economics, 1:3, 111-134. (link)

Garces, E., D. Thomas, and J. Currie. (2002). Longer-Term Effects of Head Start. American Economic Review, 92(4): 999–1012. (link)

Garcia, J.L., J.J. Heckman, D.E. Leaf, and M.J. Prados (2016). The Life-cycle Benefits of an Influential Early Childhood Program. Human Capital and Economic Opportunity Global Working Group, University of Chicago. Chicago, IL. (2016-035). (link)

Gelber, A, and A. Isen. National Bureau of Economic Research. (2011, December). Children's Schooling and Parents' Behavior: Evidence from the Head Start Impact Study (Working Paper No. 17704). Cambridge, MA: (link)

Green, B.L., Ayoub, C., Bartlett, J.D., Von Ende, A., Furrer, C., Chazan-Cohen, R., Vallotton, C. & Klevens, J. (2014) The Effect of Early Head Start on Child Welfare System Involvement: A First Look at Longitudinal Child Maltreatment Outcomes, Children and Youth Services Review. (link)

Greenberg, M. & Domitrovich, C. (2011). The Harrisburg Preschool Program Evaluation: Final Report. University Park, PA: Pennsylvania State University, Prevention Research Center. (link)

Johnson, R.C. (2010). The Health Returns of Education Policies from Preschool to High School and Beyond. American Economic Review: Papers & Proceedings, 188-194. (link)

Johnson, R.C. (2011). School-quality and the long-run effects of Head Start Unpublished paper. (link)

Karoly, L. A. and A. Auger. Informing Investments in Preschool Quality and Access in Cincinnati: Evidence of Impacts and Economic Returns from National, State, and Local Preschool Programs. Santa Monica, CA: RAND Corporation, 2016. (link)

Klein, S., Fries, L., and Emmons M.M., Early care and education arrangements and young children's risk of foster placement: Findings from a National Child Welfare Sample, Children and Youth Services Review (2017) (link)

Lipscomb, S.T., Pratt, M.E., Schmitt, S.A., Pears, K.C., and Kim, H.K. (2013). School readiness is children living in non-parental care: Impacts of Head Start. Journal of Applied Developmental Psychology, 31 (1), 28-37. (link)

Lee, R., Zhai, F., Brooks-Gunn, J., Han, W.-J., & Waldfogel, J. (2013). Head Start and Children’s Nutrition, Weight, and Health Care Receipt. Early Childhood Research Quarterly, 28(4) (link)

Love, J. M., Kisker, E. E., Ross, C. M., Schochet, P. Z., Brooks-Gunn, J., Paulsell, D., Boller, K., Constantine, J., Vogel, C., Sidle Fuligni, A., Brady-Smith, C. (2002). Making a difference in the lives of infants and toddlers and their families: The impacts of early Head Start. Volumes I-III: Final technical report and appendixes and local contributions to understanding the programs and their impacts. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Families, Office of Planning, Research and Evaluation. (link)

Ludwig, J. and Miller, D. (2007). Does Head Start improve children’s life chances? Evidence from a regression discontinuity design. The Quarterly Journal of Economics, 122, 159-208. (link)

Lumeng, J., Kaciroti, N., Sutrza, J., Krusky, A.M., Miller, A. L., Peterson, K. E., Lipton, R., & Reischl, T.M. (2015). Changes in Body Mass Index Associated with Head Start Participation. Pediatrics, 135(2): 1-8. (link)

Phillips, D., W. Gormley, & S. Anderson. (2016). The Effects of Tulsa’s CAP Head Start Program on Middle-School Academic Outcomes and Progress. Developmental Psychology, 52, 1247-1261. (link)

Sabol, T.J. and Chase-Lansdale, P.L. (2014). The Influence of Low-Income Children's Participation in Head Start on Their Parents' Education and Employment. Journal of Policy Analysis and Management. doi: 10.1002/pam.21799 (link)

U.S. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Families. (2010). Head Start Impact Study: Final Report. Washington, DC. (link)

Vogel, C.A., Xue, Y., Moiduddin, E.M., Kisker, E.E., & Carlson, B.L. (2010). Early Head Start Children in Grade 5: Long-Term Follow-Up of the Early Head Start Research and Evaluation Study Sample. OPRE Report # 2011-8, Washington, DC: Office of Planning, Research and Evaluation, Administration for Children and Families, U.S. Department of Health and Human Services. (link)

Zhai, F., Brooks-Gunn, J., & Waldfogel, J. (2011). Head Start and urban children’s school readiness: A birth cohort study in 18 cities. Developmental Psychology, 47, 134–152. (link)

Zhao, H. & Modarresi, S. (2010). Evaluating Lasting Effects of Full-day Prekindergarten Program on School Readiness, Academic Performance and Special Education Services. Office of Shared Accountability of Montgomery County Public Schools. (link)